Eclosión de color

Desde el 4 al 27 de abril, la sala de exposiciones “Pintor Elbo” del Hospital de Santiago ubetense está vistiéndose de largo mediante la exposición 2014/2014 “Una década de color”, de la artista ubetense Noni Trillo. Su extenso currículo profesional así lo avala: expositora incansable de sus trabajos en gran parte de la geografía nacional (Madrid, Málaga, Jaén, Granada…) y en el extranjero (Holanda, Suecia, Francia); formada como pintora en las Escuelas de Artes y Oficios de Úbeda y Baeza; presidenta y fundadora de la asociación de artistas plásticos “Atenea XXI”; socia y colaboradora de la asociación “Acuarelistas de Andalucía”; pintora permanente de las Galerías “GAUDÍ” (Madrid) y “REALARTE” (Úbeda)…

Cuando (con atención pausada) se va recorriendo esta exposición, resaltan sus distintos estilos y técnicas en cada una de sus creaciones artísticas, producto de su larga trayectoria en el oficio de pintar… Su gran amigo, Martín Gálvez (también pintor), resume la biografía de Noni en el críptico y literario texto del programa de mano que se regala a la entrada… En algunos de sus cuadros se palpa la huella de la pintura colorista e impactante de Antonio Roa (Torreperogil, Jaén).

Noni Trillo tiene ascendencia en el arte de pintar, pues con brochazos fuertes conforma un impactante impresionismo, articulando manchas de colores cálidos (principalmente), en las que no faltan los fríos y complementarios; captando, al instante, la atención del visitante que queda “empatizado” con su atrayente universo cosmogónico…

Sus múltiples huellas vivenciales sabe convertirlas en creaciones originales que muestran su trayectoria viajera y artística: alpujarreña, ubetense, serrana, naturalista… recreando universos vívidos, recuerdos amados, sensaciones transmutadas… a través del genuino color de su paleta y/o pincel. En su quehacer cotidiano, hay inspiración, oficio y celo, conformado a través del trabajo constante y diario: siempre buscando el numen, siempre trabajando sobre su caballete y en su estudio, con su mente en continua ebullición, con tal de convertir una idea, cualquier huella vital, en una palpable plasmación significativa… Y, además, enseñando (en todo momento) el noble arte de la pintura, que es como más se aprende realmente…

Gracias a sus múltiples amistades y contactos, “Atenea XXI” pervive, siendo su alma máter… Ojalá Dios la premie con salud suficiente y durante muchos años, para que no ceje en el empeño y pueda seguir estando al frente de esta asociación de artistas plásticos, que tanto engrandece a nuestra patrimonial ciudad; y para que siga trabajando siempre con su especial imprimación colorista, con el loable fin de que sus creaciones sirvan de asueto visual y de felicidad contemplativa a todo visitante de esta exposición (u otras muchas que realice); o para que cualquier persona que tenga un cuadro de Noni Trillo en su casa, cual si fuese un trocito de su corazón creativo, sienta las sensaciones dulces y emotivas de su autora…

Originales acuarelas y óleos sobre lienzo de distintos tamaños se nos muestran como pobladores de su maravilloso mundo inspirativo y visual, que viene a saludarnos en cuanto nos acercamos a mirarlo…

Campo, ciudad, flores… forman el luminoso firmamento de su obra, que desprende la ambrosía de su autora: una artista hecha desde abajo, a base de pasión, constancia, sabiduría y tesón diarios. Siempre aprendiendo de todo aquel que le pueda enseñar y/ aportar algo; y, a su vez, mostrando a su querido alumnado esa maestría, ese oficio de pintora que no termina nunca de ascender en la difícil escala de la creación artística mediante marinas, pantanos, casas solitarias, prados, olivares, Úbeda en sus cerros…, con colores fuertes y cálidos, en donde predominan los rojos, en grácil mezcla con azulados y verdosos…

Para cualquier artista, vender un cuadro es como desprenderse de un hijo al que tanto se ama, pero para el que no se tiene tiempo ni peculio para alimentarlo, pues sus hermanos (al ser tantos, y en continuo crecimiento) dificultan su mimo y cuidado; por lo que prefiere que sea otro padre putativo quien lo disfrute y mime para siempre.

Úbeda, 24 de abril de 2014.

fsresa@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *