Me llamo Manuel de Falla, 1

23-05-2012.

Adaptado para Educación Primaria -de la Guía Didáctica del mismo nombre, cuyo autor es Gonzalo Roldán Herencia, y de internet‑ por Fernando Sánchez Resa.

¡Hola amigos! Me llamo Manuel de Falla y Matheu y voy a contaros, lo más brevemente posible, la historia de mi vida.

 

1. Me llamo Manuel de Falla.
Infancia en Cádiz

Nací el 23 de noviembre de 1876 en Cádiz. La fantasía y la creación serán muy importantes en mi infancia. Soñaba con ser escritor y mis primeros contactos con la música proceden de las enseñanzas de mi madre y de profesores locales, no estando ausente el cante popular andaluz. A mis 17 años, en medio de un concierto, sentí que mi vocación definitiva era la música. La formación musical y religiosa marcó mis primeros años…

2. Disfrazado de conde Hugonote.
Mi viaje a Madrid

Mi familia y yo nos trasladamos a vivir a Madrid, la capital de España, en 1897. Allí, reinaba la zarzuela. Empiezo a estudiar el piano con José Tragó, profesor del conservatorio y condiscípulo de Albéniz, y a escribir mis primeras pequeñas composiciones. Obtengo, en 1899, el Primer Premio de piano. Guiado por Amadeo Vives, intento suerte en el mundo de la zarzuela, de las que sólo estreno una, Los amores de la Inés, con buen éxito en abril de 1902.

Mi objetivo era encontrar un lenguaje en el que poder expresarme. En esta búsqueda, conozco a Felipe Pedrell (1841-1922), compositor y teórico catalán, y sigo sus clases durante un par de años.

3. Manuel de Falla hacia 1895.
La vida breve

En 1904 comienzo a trabajar con el escritor Carlos Fernández Shaw en la ópera La vida breve, que recibe al año siguiente el premio de la Academia de Bellas Artes. En esta ópera se cuenta una historia de amor imposible entre Salud y Paco. Salud está enamorada de Paco, pero él quiere a Carmela, con quien finalmente se casa.

En 1905 logro también un premio de interpretación como pianista, pero es la composición lo que me atrae. El ambiente musical español no me ofrece posibilidades de desarrollar mis proyectos. Toco en concierto obras de Debussy y realizo, al fin, mi ansiado viaje a París en el verano de 1907.

4. Manuel de Falla, con barba, hacia 1904.
París

Es la capital de nuestra vecina Francia y, por entonces, el centro del mundo artístico. Allí consigo vivir siete felices años, teniendo la suerte de conocer a mucha gente interesante: Paul Dukas, Claude Debussy, Albéniz, Joaquín Turina, Maurice Ravel, Igor Stravinsky y la escritora María Lejárraga y su marido Gregorio Martínez Sierra… Todos seremos buenos amigos y yo aprovecharé sus enseñanzas. La etapa de París me será fundamental, y participo activamente en la construcción de ese magnífico “espacio común”, de donde salieron tan importantes obras para el arte del siglo XX.

Compongo las Cuatro piezas españolas, que en marzo de 1909 son estrenadas con gran éxito por Ricardo Viñes. En estos años, trabajo en lo que serán las futuras Noches en los jardines de España. En abril de 1913, por fin, estreno La vida breve. Ya en 1914 y con ánimo de permanecer en la capital francesa, comienzo a trabajar en las Siete canciones populares españolas; pero la guerra me obliga a retornar a España, instalándose nuevamente en Madrid.

5. En París, en 1913.
***

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *