El río de las perlas

Para mi hija María del Mar.

Esas lanzas hundidas en el río,

llamas o estrellas derrotadas

de tallos desiguales,

fuegos que el río devora en otras luces,

peces o niños.

Perlas.

Tierra,

cielo y río. Memoria.

Hierve el agua del té,

brilla el orégano y la menta.

Un hombre duerme o muere

junto al fuego, y una mujer

florece junto al río,

con lanzas o puñales

en sus ojos de plata

o piedra consumida.

El silencio es un barco de papel

que lleva hacia el destierro.


juralopez42@msn.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *