Comentarios 16

17-3-06.
José Jesús Aranda González.
Mis queridos contertulios. Os voy a hablar de una película. De esta película, cuando la he referido en mí círculo de amistades, me han perdonado el que no la encontraran tan graciosa como yo les había contado (suele ocurrir). Creo que puede entenderse mejor, si os cuento las circunstancias en que yo la vi.
Era en la época en la que yo acababa de terminar mis estudios en la Safa. Mi vida discurría en Madrid, con un bolsillo muy "pelao". Vivía en una mala pensión y buscándome las habichuelas como podía. Como podéis observar, no solo Tanguy, sino muchos de los salidos de la Safa hemos tenido situaciones parecidas.

Una tarde de domingo me encontraba con mi hermana y me invitó a ir al cine. Íbamos a los Alphaville. Eran unos cines pequeños, dedicados a poner películas de Arte y Ensayo, a los que acudían los amantes del séptimo arte. Yo iba a ver una película más. Me serviría para pasar la tarde del domingo, sin mayores pretensiones que la de echar la tarde fuera. Estaba en la sala del cine, sin saber lo que iba a ver: quizás la película en ese momento era lo que menos me importaba.
Empieza la película: está subtitulada -ya que es francesa-, porque la dan en versión original. Empiezan a salir los títulos de crédito y es cuando me entero de que la película que voy a ver se titula Mon oncle (Mi tío). La película me engancha desde el primer fotograma. Me gustan los escenarios en los que discurrían los acontecimientos, sobre todo el escenario en el que vivía Mister Hulot, para mí, un derroche de fantasía.
Me veía reflejado en el personaje de Mister Hulot. Él, como yo, buscaba trabajo. Él, como yo, venía de un pueblo para incorporarse a una ciudad moderna, llena de coches y de adelantos, que nos dejaban perplejos. No pasaron muchos fotogramas, cuando me dio un auténtico ataque de risa. No sabía muy bien si me reía de Mister Hulot o me reía de mí, viendo reflejada mi vida en la de Mister Hulot.
Creo que contagié de risa a la pequeña sala de cine. Mi hermana me daba codazos para que me contuviera. No podía: era superior a lo que yo podía controlar. Se me caían unos lagrimones que me impedían ver la pantalla. Tenía que hacer verdaderos esfuerzos para no caerme del asiento. Me adelantaba al argumento: Jacques Tati -que así se llama el director- leía mis pensamientos. La película nos presenta dos mundos antagónicos. Un mundo: el de la sencillez, el de la anarquía, el de la charla fácil, el del señor en pijama que con la gorra calada hasta las orejas saca a pasear al perro, dejándose llevar. El otro mundo, más ordenado, en donde existe una jerarquía: la del Sr. Presidente, la del Sr. Director, el jefe "pelota", la vecina cursi y el perrito con mantita a cuadros.
Entre estos dos mundos tiene que sobrevivir Mister Hulot. Mister Hulot es un hombre sencillo que no se adapta a los tiempos modernos; y en el trabajo que le consigue su cuñado es un autentico desastre. Mister Hulot, en los ratos libres, se dedica a llevar a su sobrino al colegio. El tío y el sobrino congenian. El tío intenta arreglar los desaguisados del sobrino, consiguiendo solamente empeorarlos.
Jacques Tati pretende con su película hacernos reflexionar sobre el mundo que estamos dejando y el que nos están fabricando. A pesar de los años que han pasado, es una película muy actual. Los hombres seguimos tropezando siempre en la misma piedra. Tati es capaz de sacarle partido a la posición del rabo de un perro: este suele estar para arriba, cuando está contento; o entre las patas, cuando está asustado… No os cuento más.
Solo comentaros que, hace dos años, me puse a buscar la película en internet y me llevé una sorpresa al saber que, en 1957, le habían dado un Oscar por la mejor película extranjera y que está considerada por los cinéfilos como una de las cien mejores películas del siglo pasado.
La tengo en DVD a vuestra disposición. El que quiera verla que se lo diga a José María. Él controlará y, en una semana, hará la lista de socios que quieran verla. Esa lista se incluirá con la película y, a medida que cada uno la reciba y la vea -y después de tacharse-, se la enviará por correo certificado al siguiente.
Puede ser una experiencia interesante.
Un saludo. Pp Aranda.


18-3-06.
Enrique Hinojosa Serrano.
HOLAS ALCALAÍNAS
Quiero felicitar de corazón a todos los Josés y Josefas de nuestra Asociación en el día de su santo.
He anotado estos amigos:
José Fernández Rueda
José María Berzosa
José del Moral de la Vega
José María Ávila García
José María Nieto Ruiz
José Jiménez Muñoz
José Jesús Aranda González
José Luis Adam Muñoz
José Moreno Cortés
José Barba Navarro
José Eduardo Ruiz Codes
José Luis Escolano
José Luis Rodríguez Sánchez
José María Díaz Alameda
José Manuel López Boza

José Márquez
José Ignacio Rosso
Pepi, esposa de Manuel Jurado
Seguro que tenemos algún familiar más con este nombre. Por eso es un día grande.
También porque es el "día del padre". También porque celebramos en Jaén el "día del docente", que algo es algo. También porque es la fiesta de "las Fallas" (sin olvidar las de Mancha Real). También porque empezamos "primavera"… ah, también porque recuperamos a Manuel Ballesta. Y también porque estamos vivos, muy vivos.
¿Alguien necesita más motivos para estar alegres y contagiarlo?
***
La relación de felicitandos no es la alineación de la selección futbolera de la Asociación pero, bien que pudiera ser.
José M.ª Berzosa, ZOSA, el número 1 en su camiseta porque va muy bien de cabeza.
José del Moral, nacionalizado extremeño, el pulmón del equipo (no juega muy bien, pero intimida, "asusta" al contrario). Hay que tener cuidado con su seudónimo: ¡josÿfffffffff9del moral!
Pepe Arenas, líbero, procedente del equipo "Los Profetas", bien acogido y bien adaptado, es nuestro simpático Beckham televisivo.
Pepe Jiménez, mezcla de Kubala, Di Stéfano y Pelé, por eso lleva en su camiseta el número 10910 (se ve en la foto con algunos kilos de más, pero juro que es defecto de la cámara).
José María Ávila, CASI-CAÑI, portero sin discusión, porque tras haberse operado de la vista no se le va ningún balón.
José María Nieto, apodado el ACTOR, aún le quedan dos temporadas de buen juego. Luego se retira. ¡Qué buenos ratos aquellos!
José Barba, nuestro HIERRO, defensa mural. Quiere ficharlo un equipo inglés la próxima temporada. (Te recuerdo perfectamente).
José Eduardo Ruiz, CODES, con el número 66, atleta recuperado para el fútbol.
José Márquez, el NUEVE, no juega bien pero indispensable para distraer al enemigo mientras Rosso (GROSO) marca los goles.
(Del resto no conozco sus fichas, pero me los han celebrado mucho).
Entrenados sabiamente por José Fernández, nuestro joven DON JOSÉ, del que siempre hay que aprender y siempre agradecer.
Esta Selección, National Champions Pep´es, pasa de los cuartos, seguro.
***
Contesto por alusiones:
Marcelo, campeón, perdona que no me haya comunicado antes… he estado hablando con José Valverde, dice que cuentes con él para lo que quieras. Me estuvo hablando de los dos años que pasasteis juntos en Villanueva, cómo vivísteis el asesinato de Kennedy y el viaje de Amstrong a la Luna… guarda muy buenos recuerdos de ti… está jubilata también… De Antonio Jiménez Castillo no sé nada de nada, he preguntado pero creo que ni él mismo sabe dónde está… Que m’alegro de charlar contigo. Qu’estuvimos un año en la Safa de Almería y no nos vimos ni una sola vez (tiene su explicación, claro), que un abrazo gordo.
Pepe del Moral: gracias por tus e-mails y tus palabras de felicitación, pero te repito que no los hago yo, sólo los transmito. El rincón muy confortable, muy agustico… sólo me falta conseguir que digas "chimenea", que siempre dices estufa, cocina…
Antonio Pedrajas: Paisa, corazón, mándame por lo que más quieras tu dirección e-mail, que tengo a Abdón Aguilera y a otros colegas alcalaínos que te quieren saludar y mandar fotos juveniles…
Diego Rodríguez: Gracias por tus palabras, eres un sol. Ah, a ver si de una puñetera vez te dignas decirme qué ha pasado con el viaje a Marruecos, que no me van los acertijos.
Francisco Orellana: Te recuerdo como entusiasta de la "geografía" pero poco más. Te fuiste de la Safa, como Pepe del Moral, un buen día a descubrir nuevos caminos. Me alegro de saber de ti. Un abrazo con palmaditas.
Manolo Ballesta, padrino, espero que te lo hayas pasado estupendamente. Cuéntanos.
Yo no sé si irme este finde a las fallas (de Mancha Real, por supuesto), al botellón de Granada o verlas venir en el sillón con mi rosario y mi mansanilla…
Que las habas están muy crecidas.
Sueños.


Antonio Pedrajas Martín.
Queridísimo Paco Fernández:
Hoy, con algunos días de retraso, me ha entrado el gusanillo de escribir algo. Como yo miro al futuro y vivo poco de recuerdos, me vas a permitir que sopese algunas de tus ideas sobre la última misiva que me enviaste.
En tu segundo párrafo te noto algo descontento con los políticos de "partido" porque con el pretexto de las ideas solapan las verdaderas preocupaciones de la gente. Hombre, generalizas demasiado. También afirmas, categóricamente, que el que es coherente con sus ideas no suele llegar a tocar "poder". No sé si ese poder entrecomillado se refiere a "pasta". Conocí a algunos dirigentes de partido en los primeros años de la democracia que literalmente se arruinaron. El partido les costó los dineros. Pero ésos eran hombres de partido, no como algunos arribistas que han entrado en los partidos "pa forrarse". El símil va para uno, otro, o viceversa.
Por lo que respecta al último desastre mundial, sin eufemismos, será la guerra de Irak.
Yo no creo que sea fruto de las dos concepciones de la sociedad: racional y determinista la una y emocional e intuitiva la otra. ¿Qué racionalidad hay en una guerra? El determinismo, ¿no se pudo evitar? Emoción, para qué te voy a contar; e intuición, fíjate que los de la foto de las Azores, uno ya no está y los otros dos van a salir en cuanto se convoquen elecciones en sus respectivos países.
Afirmas, por otra parte, que las guerras han tenido siempre un carácter económico.
No te olvides de las guerras de religión y del carácter económico-religioso de muchas de ellas. Sin ínfulas de agorero, creo que la tercera o la cuarta guerra mundial tendrá una carácter exclusivamente religioso y la otra será la guerra por el agua.
Y en lo de los nacionalismos, fruto de la nueva lucha económica de la burguesía autoacrática, ahí ya me has "pillao". Perdona mi ignorancia en ese terreno. Como Tauro, piso siempre suelo, aunque sea resbaladizo en muchas ocasiones, y no elucubro con las ideas. Si son buenas, bienvenidas sean, y si creo que son malas, no me vendo por un potaje de lentejas. Lo que nunca podemos hacer es esconder la cabeza como el avestruz con toda esta amalgama de ideas renovadoras que estamos viendo venir. Habrá que hincarles de una vez el diente, torear ahora que viene la feria de San Isidro, cortar orejas y salir por la puerta grande. Y eso lo pide la afición, no el presidente de turno. Si se equivoca, al otro día los medios lo ponen de vuelta y media. A Juncal, cuando le preguntaban que de dónde era, respondía:
-Yo soy "der mundo".
Pues yo… también.
Un abrazo,
Antonio Pedrajas.


19-3-06.
Francisco Fernández Martínez.
Gracias, Enrique, por acordarte de mi padre. Le trasmitiré tu felicitación. Precisamente hoy nos hemos reunido toda la familia -un mogollón de gente, muchos bisnietos- para celebrar su 95 cumpleaños. En enero no pudimos celebrarlo porque operaron a Jesús, quizás te acuerdes de él. Se alegrará cuando le trasmita tu felicitación y le comente el papel que le has asignado en el equipo de los Pepes. Ciertamente, y no es pasión de hijo, es un hombre que, a pesar de sus múltiples defectos, es digno de imitar por su coherencia de vida. Gracias Enrique. De paso me sumo a tu felicitación a todos los Pepes.
Querido Antonio:
Llevas toda la razón. Nunca se puede generalizar y mucho menos categorizar. Ello siempre es fruto de la emoción (cabreo, desilusión…). Y lo normal es que uno se equivoque. En nuestra transición democrática hubo muchos políticos y sindicalistas AUTÉNTICOS. Y, por salud democrática, hay que seguir creyendo que los hay. Pero no tardaron en llegar los "arribistas" que desplazaron y suelen seguir desplazando a aquellos. Son a los que tildo como "políticos de partido". Suele ser la "institucionalización" de las ideas las que permiten, a mi entender, el ascenso de los "arribistas" (léase: personas que dicen creer en lo que dicen defender, pero que realmente se mueven por intereses espúreos).
Evidentemente que todas las guerras son irracionales, incluidas "las de religión". Dos creyentes auténticos siempre se respetarán. No se enfrentarán por sus creencias porque la autenticidad está basada en la sinceridad y la sinceridad nos hace ponernos en el lugar del otro. Son las "instituciones" las que consiguirán el enfrentamiento por las creencias, sean las que sean, cuando éstas se convierten, para el ser humano, en el refugio donde depositamos nuestra libertad de conciencia (la racionalidad). Aparece entonces el fundamentalismo, cualquiera que sea el calificativo que se le ponga. Y esto es lo peligroso. Al menos así veo yo las cosas.
Como no conozco a ese tal Juncal, pero a ti sí, como tú, quiero sentirme también ciudadano del mundo; pero en el intento, no quisiera, no me gustaría perder de vista a los ciudadanos que tengo cerca de mí.
Un fuerte abrazo.
 


20-3-06.
Enrique Hinojosa Serrano.
HOLAS ALCALAÍNAS
La verdad es que si me emocioné al escribir la cuarta carta, he de confesar que las lágrimas brotaron solas y abundantes al leer a Pablo Utrera.
Pablo, que por modestia no se incluye en el PÓQUER DE ASES, es el quinto AS, que no el último.
Para mí es modelo, no sé si el mejor, pero sí el más humano, es decir, el más sensible y cercano.
Gracias de corazón, hermano.
También aclaro que la miocardiopatía y el peligro pasaron hace tiempo y que hoy el tito Rafa se encuentra en Granada recuperado y respirando hechizos en esa vega mora.
Pero a mí, ni caso.
Nota: Este correo fue enviado con fecha del 16 de marzo, pero no llegó. Este es un reenvío.
 


21-3-06.
José María Berzosa Sánchez.
«EXPOSICIÓN DE OBJETIVOS
La Asociación de Antiguos Alumnos de SAFA ofreció una conferencia
J. D. DEL CASTILLO ▪ ÚBEDA
El pasado jueves, 16 de marzo, los alumnos de Tercero de Magisterio de la Sagrada Familia fueron los destinatarios de una conferencia impartida por el vicepresidente de la Asociación de Antiguos Alumnos de SAFA, Juan Jimeno Mañas que, acompañado por el Presidente de la misma, José María Berzosa, dieron a conocer las perspectivas que, desde sus inicios, se marcó dicha asociación.
El encargado de impartir esta conferencia, Juan Jimeno, lleva formando parte de la Junta Directiva desde la Asamblea Ordinaria de 2004 y ésta es la primera vez que afronta el reto de transmitir a los alumnos SAFA los objetivos sobre los que se sostiene la asociación, así como el de inflluenciarlos para que, cuando abandonen las aulas de este centro, se adhieran a este colectivo.
A través de la proyección de la página web de la asociación, el ponente fue explicando a los alumnos el funcionamiento de la asociación de forma general. “Es fundamentalmente una explicación sobre los objetivos y el giro que queremos darle, para que la juventud intervenga y comparta sus experiencias”, indicó Juan Jimeno, dejando claro que esta es la mejor vía para que los alumnos se interesen por la asociación».
La cita está tomada de Úbeda información, del 18 al 24 de marzo de 2006.


27-3-06.
Diego Rodríguez Vargas.
 
MENSAJE INTERNACIONAL POR EL DÍA MUNDIAL DEL TEATRO, 2006
Todos los días deben ser días mundiales del teatro, porque en estos 20 siglos, siempre ha estado encendida la llama del teatro en algún rincón de la tierra.
Al teatro, siempre se le ha decretado la muerte, sobretodo con el surgimiento del cine, la televisión y ahora los medios digitales. La tecnología invadió los escenarios y aplastó la dimensión humana, se intentó un teatro plástico, cercano a la pintura en movimiento, que desplazó la palabra. Hubo obras sin palabras, o sin luz o sin actores, sólo maniquíes y muñecos en una instalación con múltiples juegos de luces.
La tecnología intentó convertir al teatro en fuego de artificio o en espectáculo de feria.
Hoy asistimos a la vuelta del actor frente al espectador. Hoy presenciamos el retorno de la palabra sobre el escenario.
El teatro ha renunciado a la comunicación masiva y ha reconocido sus propios límites que le impone la presencia de dos seres frente a sí que se comunican sentimientos, emociones, sueños y esperanzas. El arte escénico está dejando de contar historias para debatir ideas.
El teatro conmueve, ilumina, incomoda, perturba, exalta, revela, provoca, trasgrede. Es una conversación compartida con la sociedad. El teatro es la primera de las artes que se enfrenta con la nada, las sombras y el silencio para que surjan la palabra, el movimiento, las luces y la vida.
El teatro es un hecho vivo que se consume a sí mismo mientras se produce, pero siempre renace de las cenizas. Es una comunicación mágica en la que cada persona da y recibe algo que la transforma.
El teatro refleja la angustia existencial del hombre y desentraña la condición humana. A través del teatro, no hablan sus creadores, sino la sociedad de su tiempo.
El teatro tiene enemigos visibles, la ausencia de educación artística en la niñez, que impide descubrirlo y gozarlo; la pobreza que invade al mundo, alejando a los espectadores de las butacas y la indiferencia y el desprecio de los gobiernos que deben promoverlo.
En el teatro hablaron los dioses y los hombres, pero ahora el hombre habla a otros hombres. Por eso el teatro tiene que ser más grande y mejor que la vida misma. El teatro es un acto de fe en el valor de una palabra sensata en un mundo demente. Es un acto de fe en los seres humanos que son responsables de su destino.
Hay que vivir el teatro para entender qué nos está pasando, para transmitir el dolor que está en el aire, pero también para vislumbrar un rayo de esperanza en el caos y pesadilla cotidiana.
¡Vivan los oficiantes del rito teatral! ¡Viva el teatro!


20-4-06.
José Jesús Aranda González.
UNA DE I+D
Queridos contertulios. Ya me gustaría tener la pluma de Dionisio para poder contar con su magisterio (me refiero a la pluma) mis Historias de la Safa.
En mis tiempos, los cursos de Preaprendizaje eran comunes para todos. Cuando pasábamos a Oficialía, nos dividían según el tipo de “vocación”, los delineantes que luego irían a magisterio, los mecánicos y los electricistas a maestría industrial.
El hecho que voy a contar ocurría en 2.º de Preaprendizaje. Algunos ya despuntaban en lo que iba a ser su carrera futura. En esa temprana edad se notaba los que iban a orientar su futuro a I+D, es decir, a Investigación + Desastre.
Recuerdo que, a los de mi dormitorio, nos gustaba poner en práctica aquello que aprendíamos en el aula. A falta de un socio capitalista que sufragara nuestras “investigaciones” nos las apañábamos improvisando sobre la marcha.
El día que nos explicaron la electrólisis, salimos de clase ideando la forma de llevarlo a la práctica. Fuimos al dormitorio, teníamos agua abundante, pero… nos faltaba la batería que nos diera la energía para poder observar las burbujitas que se suponía tenían que salir de sus polos positivo y negativo.
A alguien, se le ocurrió utilizar el enchufe que había encima de los lavabos. No sería una tensión continua, pero es muy probable que viéramos algún tipo de reacción.
Llenamos el lavabo de agua. Introdujimos dos cables en el enchufe y con mucho cuidado empezamos a sumergir los otros dos extremos en el agua, esperando observar las burbujitas.
Todos estábamos hechos una piña alrededor del lavabo: ¡Había una gran expectación!
Al introducir los cables, empezamos a observar las primeras burbujitas que salían de sus puntas. Todos estábamos pletóricos: la teoría y la práctica coincidían.
En ese momento, un compañero que estaba en la ducha, salió corriendo con una energía inusual, desnudo, con los brazos en alto y dando saltos como un poseso. Así nos mostraba su euforia ante tan apabullante descubrimiento.
Dejamos el experimento para unirnos a su desmedida alegría e intentar tapar sus “vergüenzas”. No es que en aquella época existieran chicas en magisterio que pudieran verlo y “escandalizarse”. Había que cuidar que nuestro alegre compañero no se enfriara.
Una vez que se tranquilizó, nos dice: “¡CACHO CABR… me habéis dado el mayor CALAMBRAZO de mi vida!”.
Estaba claro, el tipo de reacción que nos encontramos no era el que íbamos buscando.
Fue así como descubrimos que los cables no deben de meterse en el lavabo, so pena que algún compañero estuviera deprimido y quisiéramos “animarlo”. También descubrimos que las oraciones del Padre Villoslada, además de arreglar las penurias económicas de la Safa, sirvieron para hacer algún que otro “milagrito”.
P.D. Comprendo que para algunos resulte extraño que pudiera llevarse un calambrazo. El grupo de I+D de entonces, tampoco lo entendía. Ahora, creo estar en disposición de dar una explicación a quien la solicite.
Un abrazo. Pp Aranda.


05-05-06.
Audaz Docio Burgos.
José María, el sábado 29 de mayo celebramos el segundo encuentro familiar precedido de una misa en la Inspectoría Salesiana que tú conoces. Encuentro que estaba previsto para el día 22 y que tanta ilusión le hacía. Tenía previsto decirnos su último adiós, derrochar al límite su cariño, abundar en sus consejos y recalcarnos lo bonita que es la vida…
Quiero, en nombre de la familia Burgos Giraldo, daros las gracias encarecidamente por vuestras inequívocas muestras de cariño, vuestras lágrimas, vuestro afecto… Tenemos constancia de que erais correspondidos por él. Llegó a decirnos que en ocasiones os sentía más cercanos y más familiares que a sus propios sobrinos.
Hazlo extensible a todos, a vuestra activa representación y a los que tú sabes que tenía aprecio.
DESCANSE EN PAZ.


16-5-06.
Dionisio Rodríguez Mejías.
AMISTADES PELIGROSAS
Ante el aluvión de correos y llamadas recibidas, animándome a volver a la crónica política, piso la arena de nuevo hoy día de San Isidro consciente de que me arriesgo a sufrir algún que otro revolcón. ¡Va por ustedes, amigos del café!
A algunos gobernantes les sucede como a los malos deportistas; cuando pierden, que es lo predecible, culpan de la derrota al estado del terreno de juego o al árbitro “que ha ido a por nosotros desde el primer minuto”. Como los toreros flojitos, también buscan la causa de sus errores en la oposición “Me he fajao con toda el arma, pero el toro no ha ayudao”. Y uno se pregunta qué obligación tendrá el animal de colaborar con el que, además, lo está matando. Algunos gobernantes, como los deportistas malos y los toreros flojitos, creen que si se enfrentaran a rivales más cómodos cosecharían grandes tardes de gloria. Craso error. Todo el mundo sabe que, un buen jugador se acaba contagiando del mal juego del rival y que “el toro manso te mete la corná”. Pero algunos gobernantes, nunca aceptarán que son malos y flojitos por muchos errores que acumulen y aunque se lesionen jugando al parchís. Por el contrario, cuando esto sucede, se vendan la mano como si hubieran sufrido un tapón de Magic Johnson en la NBA, se quedan en casita, aplazan sus viajes y coquetean con peligrosas amistades en contra de la opinión de algunos observadores sociales que, como en mi caso, sólo buscamos “educarles deleitando”, como decía Doña Consuelo Sánchez Buchón en su tratado de Pedagogía.
En mi pueblo, todos sabíamos con qué niños no se debía jugar a fútbol, porque te robaban la pelota con total seguridad. De un puntapié la mandaban al barranco, cuatro o cinco corrían tras ella como flechas, y cuando llegaba el dueño, la pelota se había evaporado; pero ellos, aparentando seguir buscándola, le decían con expresión solemne que se había perdido. Cuando el muchacho llegaba a casa, llorando y sin pelota, la madre le reprendía diciéndole que “la culpa es tuya por tonto y por juntarte con esa clase de niños”. Días después, cuando la pelota aparecía, si al dueño se le ocurría reclamar su propiedad, un grandullón con cara de bruto le decía amenazante que “esta no es tu pelota chaval y no me llames ladrón que te arreo un guantazo que te peino”.
Valga este extenso rodeo para explicar uno de los acontecimientos que en la actualidad preocupa más a nuestros gobernantes. Como en Europa nos goleaban antes de empezar el partido, pensaron jugar en la liga sudamericana, como hicieron Michel y Butragueño, a ver si allí tenían alguna posibilidad. Grave error. Un grandullón, con cara de bruto y jersey a rayas, les ha dejado sin pelota y sin partido. Yo me imagino a las esposas, esposos y compañeros sentimentales de nuestros gobernantes y “gobernantas”, riñéndoles severamente “por tontos y por tener esa clase de amistades”; y a ellos, intentando culpar de la situación al estado del terreno, al árbitro o a la oposición “que ni ayuda ni favorece”. Luego, con buenas palabras ‑que en esto sí que son excepcionales‑ nos dirán los esfuerzos que están dispuestos a realizar para recuperar algún día la pelota; y sobre todo, que debemos estar llenos de orgullo ‑será de lo único que estaremos llenos el mes que viene, tras la declaración de Hacienda‑ por llevar la cultura, el progreso y la modernidad a los pueblos más desfavorecidos.
No obstante, creo que lo peor está por llegar. En Argentina no quitan ojo al desarrollo de los acontecimientos. Parece ser que allí no sólo nos jugamos el partido y la pelota, sino las camisetas, las botas y hasta el autocar de los desplazamientos con chófer uniformado. Ya pueden nuestros gobernantes ponerse en manos de los santeros, sanadores, hueseros, sobadores y componedores, a los que tan aficionados son por aquellas tierras, porque ciertas amistades, con total seguridad te quitan la reliquia, el santo y la limosna.
Barcelona, 15 de mayo de 2006, día de San Isidro Labrador.


17-05-06.
Francisco Fernández Martínez.
Menos mal que entre hacker y hacker podemos pasar un rato agradable en compañía de tan buena gente.
No sé si habrá una página web tan hackeada como la nuestra. Es hora de abrir las ventanas de nuestro Café para que entre arrolladora la primavera.
Dionisio, sabes tocar nuestra fibra sensible con tus aportaciones. Llevas razón. Los pasillos de la Safa deberían ennoblecerse con las fotografías de tantas y tantas personas que dejaron lo mejor de sus días en el noble intento de forjar Hombres con Criterio, Libertad de juicio, Preocupación sincera por los demás y Altura de miras. Y que supieron dejar en nosotros el ejemplo de su entrega y honradez. Es cuestión de proponerlo a los que, en el día de hoy, rigen los destinos de la Institución. Las fotografías podían ir acompañadas por una pequeña referencia biográfica resaltando sus características más notable en relación con su aportación a la Safa. Así que a recopìlar fotos.
En otro orden de cosas, y refiriéndome a tu aportación al Rincón, pienso que, ya que los países desarrollados no acaban de devolver, de una u otra manera, tanta riqueza esquilmada a los países del llamado "tercer mundo" a lo largo de tanto tiempo, quizás haya llegado la hora de que, por lo menos, no sigamos esquilmando su riqueza. O que la aportación por colaborar en su explotación no sea sangrante para ellos. Lo deseable sería que la oligarquía extranjera no sea sustituida por una nueva oligarquía interna de cada país, y que los beneficios que se obtengan con esta nueva situación se empleen en elevar el nivel social, económico y cultural de todo el pueblo, especialmente las personas y colectivos que sufren la pobreza más sangrante. Y si por ello, los epulones occidentales, nos tenemos que apretar el cinturón, pues aprenderemos a no derrochar, a no despilfarrar y a no consumir compulsivamente. Creo que no es justo que nosotros juguemos con buenos balones de "reglamento" fabricados con sus materias primas y a ellos les dejemos las pelotas confeccionadas con los trapos viejos que a nosotros ya no nos sirven.
Lo difícil es acertar en el cómo se debe hacer todo esto. El totalitarismo comunista no dio resultado. Entiendo que no por lo que tuvo de comunista (pensemos en las enseñanzas de Cristo al respecto), sino por lo de totalitario. En el totalitarismo no hay respeto al que no piensa según los cánones oficiales, no hay corresponsabilidad, consenso ni participación. Simplemente hay pura imposición. Ciertamente las empresas no son ONGs, pero no menos cierto es la necesidad de participar en los beneficios que generan con la explotación de sus riquezas o, por qué no, la cogestión de las mismas. Quizás así todos podríamos jugar con un buen balón aunque no sea de "reglamento".


25-05-06.
Diego Rodríguez Vargas.
Hace unos días, recibí una nueva alegría gracias a esta entrañable página web. Fue una llamada de teléfono de Paco Orellana, compañero y amigo del Colegio en los primeros cuatro años de bachillerato. Después ‑ya conté por qué‑ no pudo continuar por injustas y autoritarias decisiones del Prefecto de turno. El caso es que este portal nos está devolviendo amigos perdidos de antaño. Paco Orellana volvió por Málaga, donde vive su madre y una hermana, y se acordó de mí. Lo invité al partido de baloncesto del Unicaja y, aunque perdimos, mereció la pena el buen rato que echamos. Lo animé a ir por Úbeda en el próximo encuentro, le hablé de lo mayores que estamos algunos, del buen ambiente que hay… En fin, un rato que supo a poco y que volverá a repetirse. Paco no guarda rencor del daño que se le hizo. El Colegio sigue siendo para él una etapa inolvidable de su vida y está dispuesto a engancharse en nuestra asociación, único vínculo que nos queda. Lo veremos en Úbeda. Ahora, os lo presento en la foto que nos hicimos en el Palacio de los Deportes de Málaga.
Cambiando de tercio, ¡vaya trabajito el que le ha caído a nuestro presidente! Los piratas le atacan con insistencia. José M.ª: que no decaiga el ánimo. No podrán contigo. Ni con los que estamos empeñados en dar vida a esta informática y animada casa. De todas formas, gracias por tu dedicación.
 
Copyright © por AA-MAGISTERIO-Safa-Úbeda Derechos Reservados.
Publicado en: 2006-03-17 (472 Lecturas).
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *