Lectura en común de Paul Bowles

 

No es protector el cielo,

el cielo es un incendio si es noviembre

y no lo cruza ni un pájaro asfixiado.

Sobre la tierra cae

el aire vertical de los membrillos,

áspero y dulce.

El mito y la ficción.

Mago del cine o casi cine.

Doce anillos concéntricos de luz,

como bodas de tórtolas errantes

que vuelan en un círculo

de polvo clandestino,

anudan los limones.

Benévolas las horas

devastadas, benévolo

el frío de la noche

que amortaja el cadáver de la tarde.

Tuyo es el huerto, y mío

todo lo que es ausencia:

hueso, raspa de pez,

tallo de orégano,

hueco y ventana.


juralopez42@msn.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *