Mi cuentacuentos preferido

Por Abel Sola Sánchez.

¡Qué gran sorpresa y alegría me llevé esta mañana! Eran casi la nueve y vi aparecer a mi abuelito Fernando, que venía con una carpeta en la mano, pidiéndole permiso al portero para acercarse a mi fila y a mi maestro, para decirles que venía a contarnos dos cuentos a mí y a todos mis “compis”. Yo no tuve más remedio que darle dos besos. También lo agarré de la mano fuertemente, no sea que se me fuese a escapar, y cuando tocó la música de entrada, Fernando, mi maestro, dio dos palmadas para avisarnos que debíamos empezar a caminar en fila india hacia nuestra clase. Yo lo hice más contento que unas pascuas.

Continuar leyendo «Mi cuentacuentos preferido»

El abuelito de la bata carmesí

15-02-2012.

Un cuento para gente de la tercera edad

Hace sólo unos meses, en uno de mis viajes a Palencia, me contaron que en un pueblecito, entre Lugo y Cacabelos, hay una moderna residencia de la tercera edad. Vive en ella un abuelito de carácter dulce y amable al que todos los empleados, uruguayos, rumanos, chilenos y marroquíes, cuidan con especial cariño y devoción. Lo primero que hace cada mañana el abuelito, al levantarse de la cama, es interesarse por los pobres, preguntar si ha bajado el número de parados y averiguar la situación de los actores y cantantes sin contrato. No sólo se preocupa por ellos, sino que escribe cartas, de puño y letra, dándoles ánimo y agradeciéndoles el bien extraordinario que aportan a la cultura, a la democracia y al progreso del país.

Continuar leyendo «El abuelito de la bata carmesí»

Historia del cuarto rey mago

01-01-2010.
El joven Rey Mago regresó a palacio después de una agotadora cacería. Estaba muy feliz, rodeado de sus fieles servidores. Aquella noche, la cena, la fiesta y el baile se prolongaron hasta altas horas de la madrugada. Antes de retirarse, el Rey reunió a sus capitanes y a su personal de confianza y les habló de esta manera:

Continuar leyendo «Historia del cuarto rey mago»

El tranvía que no tuvo cumpleaños

21-11-2009.
A la memoria de un tranvía olvidado.
Había cierto nerviosismo entre los habitantes de la comarca. Aquello iba a ser una fiesta. En Úbeda, en La Yedra, en Rus, en Canena, en la estación de Tres Olivas, en Ibros, en Baeza, en la Estación de Baeza, en Linares, todo era un bullir de gente.

Continuar leyendo «El tranvía que no tuvo cumpleaños»