Dos fiestas “fin de curso” para el colegio «La Explanada”

03-07-2012.
Un año más, todos los colegios ponen a punto sus actividades festivas para que el colectivo educativo pueda disfrutar de la alegría que se respira ante la proximidad de las vacaciones estivales y el trabajo bien hecho.

No obstante, si alguien piensa que toda fiesta fin de curso es el escaparate desde el que observar todo lo trabajado durante el período lectivo, se equivoca, pues no es más que el punto final a muchos días de trabajo escolar silencioso que, como no pueden sacarse en pública subasta, se han transformado en jornadas lúdicas donde “todo el mundo es bueno” y la totalidad del alumnado, profesorado y familias se sienten contentos, porque han jalonado, una año más, su pequeña-gran historia personal e institucional, con notable éxito, y más ante la alegría inmensa de que las vacaciones estivales están a la vuelta de la esquina para renovar fuerzas e ilusiones…
Por eso, el pasado jueves, 21 de junio, el patio del colegio “Sebastián de Córdoba” se vistió de gala con el fin de despedir a sendas promociones: 2009-2012 de Infantil y 2006-2012 de Primaria, en un acto académico y festivo, en donde el alumnado de ambas se sintió más mayor, pues había completado dos etapas muy importantes de su vida.
Para ello, el colegio y sus maestros les brindaron un cálido acto, en donde todos los graduados, así como sus familiares y amigos, se sintieron embargados de emoción y nostalgia; a lo que contribuyó la buena organización y el tranquilo ambiente que disfrutaron todos los asistentes. Ellos, a cambio, regalaron su candor y alegría infantiles. Los más pequeños, sabiéndose mayores y candidatos a Primaria; y los de sexto, soñando ya con el viaje de estudios que realizar: Benidorm, Terra Mítica, Valencia…, agigantado en sus mentes.
Después hubo actuaciones artísticas de la mano de la academia de baile del colegio, a cargo de Mili, y diferentes cuadros musicales del Rey León, dirigidos por Josefina, que hicieron disparar mil y una veces las multitud de cámaras fotográficas que pululaban entre el público, con el afán de retener esos cruciales momentos…
El bar del colegio, regentado por los padres y madres de quinto curso de Primaria, se inundó de alegría y buen humor, en donde todos saborearon y brindaron por el éxito alcanzado.
Al día siguiente, viernes 22, a las ocho y media de la tarde, la esperada fiesta fin de curso se hizo realidad. Como todos los años ‑¡parece que no pasa el tiempo…!‑, el patio del cole estaba a reventar de público, ansioso por ver actuar a ese grupo de artistas infantiles con su gracia y salero, comandado por algunas tutoras de Infantil, con su respectivo alumnado; y por la profesora de música Aurora Jódar, en Primaria, brindaron un espectáculo muy agradable al condicionado público. La tarde, calurosa y soleada, se llenó de colorido, música y diversión, explosionando en una ambiente de fiesta y alegría impresionantes.
La señorita, doña Aurora Jódar, alma máter del acto, había dirigido primeramente unas amables palabras a todos los asistentes, para recordar que la fiesta de este año iba a estar dedicada a las canciones del momento, acompañadas de sencillas y vistosas coreografías, que el público supo valorar aplaudiendo efusivamente.
Fueron cuatro cuadros musicales los que llenaron de colorido y musicalidad el rebosante patio del colegio: “El libro de la selva” (Infantil); “Los rayos de sol” (primer ciclo de Primaria); “Ai se tu pego” (“Ay si te cojo”; segundo ciclo); y “El baile del serrucho” (tercer ciclo).
Para finalizar, el AMPA homenajeó a la maestra de apoyo a la integración, D.ª Rocío Eugenia Ruiz García, por su meritoria labor educativa; y a dos destacadas colaboradoras de esta asociación, Tere y Juani, que este año finalizan su estancia en el colegio, agradeciéndoles su dilatada colaboración…

El bar del colegio se erigió en crucial protagonista ‑mediante su servicio y variada cocina‑ de la imprescindible convivencia pacífica que todo centro educativo necesita, hasta altas horas de la madrugada…
¡Felicidades a todos por el trabajo bien hecho; y felices vacaciones…!
Úbeda, 23 de junio de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *