La Vía del Sureste – 02 b

Por Manuel Almagro Chinchilla.

Tíscar es un bello paraje de sierra de Quesada, perteneciente al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, dominado por un castillo, verdadero “nido de águilas”, testigo mudo del paso de los últimos nazaríes derrotados de Úbeda y Baeza hacia Granada. Está rodeado de lugares tan atractivos como la famosa Cueva del Agua, la torre del infante don Enrique, las impresionantes aldeas de Don Pedro y Belerda y los innumerables refugios rupestres existentes, que encierra la zona.

Los primeros datos históricos de la ocupación musulmana de Tíscar están fechados en el siglo VIII, cuando las primeras tribus beréberes invaden la Península, destacando ya como importante baluarte. El lugar se fue poblando y amurallado inexpugnablemente, llegando a ser considerado la llave de seguridad del reino nazarita de Granada. En el año 1319 es conquistado por el infante don Enrique, hijo de Sancho IV, y por el Arzobispo de Toledo, don Gutierre Gómez, pasando a formar parte del Adelantamiento de Cazorla. Desde la conquista, Tíscar, al igual que los demás pueblos del Adelantamiento, perteneció a la diócesis de Toledo, hasta el año 1954 en el que pasó a formar parte de la diócesis de Jaén. En ese año, la Virgen de Tíscar es coronada patrona de Quesada y del Adelantamiento de Cazorla, en una ceremonia oficiada por el Arzobispo de Toledo, don Enrique Pla y Deniel y por el obispo de Jaén, don Félix Romero Mengíbar.

 

Dada la evangelización de estos lugares por los discípulos de Santiago Apóstol, y por los datos históricos expuestos, desde la Asociación de Amigos del Camino de Santiago “Tíscar”, Vía del Sureste, apostamos por la hipótesis de la existencia de una conexión o camino desde Tíscar a Compostela, lógicamente utilizando el trayecto más corto, cuyo trazado vendrá a describir algo parecido a una línea recta, conectando con la Vía de Plata, probablemente y por razones geográficas, en un punto que estaría situado entre Aldeanueva del Camino y Baños de Montemayor, al norte de la provincia de Cáceres lindando con la de Salamanca.

 

No vamos a entrar en disquisiciones en defensa de dicha hipótesis, carente del suficiente rigor histórico por falta de documentación, probablemente desaparecida en las mil y una refriegas de ocupación y reconquista que a lo largo de toda la historia ha sufrido la zona, sin olvidar nuestra última guerra civil. Lo que perseguimos desde esta Asociación es establecer, con la práctica, una comunicación real, actual, propia y original que conduzca a Santiago de Compostela desde el Sureste de la Península. Entendemos que si la meta está en Santiago lo lógico es seguir una línea lo más recta posible. Quedaremos sorprendidos de las ciudades, pueblos y lugares que une, depositarios de un impresionante patrimonio cultural, histórico, de naturaleza, paisajístico, monumental o gastronómico.

La distancia desde Tíscar a Baños de Montemayor es de 611,7 kilómetros y consta de 26 etapas. La mayor parte del trazado transcurre por vías pecuarias, caminos y senderos, también por carreteras de asfalto, por lo que el recorrido se puede hacer también en caballería y bicicleta, e incluso hacer un seguimiento motorizado por vías alternativas de rodaje. La ruta se inicia en la provincia de Jaén y pasa por las de Ciudad Real, Badajoz y Cáceres, quedando enlazados lugares cuyos nombres hablan por sí solos: Tíscar, Quesada, Parque Natural de Cazorla-Segura, Úbeda, Baeza, Linares y sus minas, Baños de la Encina, Santuario de la Virgen de la Cabeza, Parque Natural de la Sierra de Andújar, Valle de Alcudia, Reserva del Cíjara, Monasterio de Guadalupe, Monasterio de Yuste, las comarcas de Los Ibores y La Vera, Valle del Jerte, Valle del Ambroz, hasta conectar con la calzada romana de la Vía de Plata. A partir de ésta ya se dispone de amplia información, publicada en diferentes guías, para llegar a Santiago.

almagromanuel@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *