Sanidad de La Pintada, 06

Patologías de etiología vírica y bacteriana

Encefalomielitis aviar

También denominada “temblor epidémico” o “enfermedad de Nueva Inglaterra”, enfermedad causada por un virus RNA de distribución mundial, sin envoltura, de la familia Picornaviridae y del género Hepatovirus.

Las cepas se dividen en enterotrópicas y neurotrópicas según su virulencia, siendo los hospedadores más habituales los pollos, pavos, faisanes y codornices.

La transmisión puede ser tanto horizontal (vía fecal-oral) como vertical (aumento de mortalidad embrionaria o nacimiento de pollos infectados).

El periodo de incubación es de 1 a 2 semanas.
 

Fig. 82. Parálisis y postración en grupo de pintadones.

Signos clínicos: (pollitos de 1-3 semanas)

Ataxia, parálisis progresiva, postración, temblores (figs.82 y 83).

—Morbilidad hasta el 50-60%.

—Mortalidad elevada (hasta el 60%); los pintadones mueren aplastados o por inanición.

—Diagnóstico diferencial con Marek, encefalomalacia (deficiencia de vitamina E), bronquitis infecciosa y Newcastle.

Signos clínicos: (gallinas adultas depuesta)

—Disminución de la puesta (baja mortalidad).

—Aumento de la mortalidad embrionaria (disminución de huevos eclosionados).

 

Fig. 83. Parálisis asociada a síntomas entéricos (diarrea), en pintadón de pocos días.

Profilaxis

—Vacunación de las gallinas antes de la puesta (8-16 semanas de edad).

—Vacunas atenuadas o inactivadas (aves en puesta).

—En caso de brote, eliminar a todas las aves afectadas, limpiar y desinfectar con formalina al 2%.

Rinotraqueitis del pavo (TRT) y Síndrome de la cabeza hinchada en la gallina (SHS)

La rinotraqueitis del pavo y el síndrome de la cabeza hinchada en la gallina están causados por el Metapneumovirus aviar, virus RNA que pertenece a la Familia Paramyxoviridae. Esta enfermedad afecta sobre todo a pavos y gallinas, pero puede aparecer también en explotaciones de pintada o gallina de Guinea. Los más afectados son lotes de aves en crecimiento de edades comprendidas entre las 8 y 16 semanas de edad; en estas edades, la morbilidad suele ser elevada, alcanzando incluso el 100%;la mortalidad puede ser del 50%, dependiendo de cómo se maneje el lote durante el proceso.

La enfermedad afecta al tracto respiratorio superior, produciendo aerosaculitis y poliserositis; todas estas lesiones suelen complicarse con infecciones bacterianas secundarias (E. coli).

En ponedoras puede producir disminución de la puesta, ligera conjuntivitis o puede cursar de forma subclínica.

Signos clínicos

—Descarga nasal, estornudos, ruidos respiratorios, conjuntivitis.

—Depresión en el lote, quietud y agrupamiento en torno a fuentes de calor.

—Sinusitis infraorbitaria, exudación, respiración con pico abierto (figs.84 y 85).

—En ocasiones, sintomatología nerviosa.

—En casos graves, postración y muerte.

—Infecciones bacterianas secundarias.

—En ponedoras, caída de la puesta.

     

Fig. 84. Sinusitis infraorbitaria y exudación en pintada de 13 semanas.

Fig. 85. Sinusitis infraorbitaria y pérdida del ojo en pintadón.

 

Tratamiento

—Administración de antibióticos para tratar las complicaciones secundarias a la infección: cloranfenicol, neomicina, enrofloxacina, eritromicina o furazolidona.

—Mantener el ambiente de los parques limpio, ventilado y libre de amoniaco.

Profilaxis

—Sensible a la mayoría de los desinfectantes comunes.

—Las medidas estrictas de higiene son esenciales para minimizar el riesgo de contaminación.

—Limpieza de materiales, suelos, parques interiores, incubadoras, etc.

—Vacunación con vacunas vivas en aves de cebo y primovacunación con vacunas vivas en ponedoras y revacunación de las mismas con vacunas inactivadas.

***

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *