María Sánchez Fernández presenta «Canciones infantiles»

10-11-2011.

 En este primer sábado de noviembre, a las ocho de la noche, con una más que fresca temperatura, María viene a presentarnos su último trabajo poético-musical aun teniendo una gran competidora: la XXXIV SEMANA SANJUANISTA que se inaugura también hoy, media hora más tarde, en esta misma nave arquitectónica, buque insignia de la Úbeda renacentista, y además en clave musical…

Hoy la música y la palabra van a ser los protagonistas principales para que el público asistente a la Sala Julio Corzo disfrute de una velada agradable. ¡Son tan necesarios estos momentos de amistad y sosiego, que se agradecen de veras!

A la entrada de la sala está el puesto de libros que se muestran al espectador y se vende al módico precio de 10 euros –¡qué barata sale la inteligencia plasmada en cancionero infantil!- y en el que está incluido el CD grabado por la autora con su timbrada voz característica. Es un regalo la portada, obra de Emilio Sánchez Fernández, como el mismo CD, y la contraportada donde viene condensada la biografía musical y literaria de su autora.

A las ocho y cuarto comienza el acto. María del Mar Navajas Fernández, que viene desde Almería, Inmaculada Colacios Moreno y María van a ser las musas que nos expliquen, con anécdotas y detalles, el parto de este regalo musical.

M.ª del Mar se siente en la obligación, y es un gran honor, de presentar el libro Canciones infantiles en Úbeda. Recuerda cómo María se las cantaba a su padre y él le decía que probase a hacer más… y que, junto con su amiga Inma, se tiraron una tarde entera con todas las canciones del cancionero, preparando una propuesta didáctica. Le parece estupendo que María cante las canciones, pues así se facilita el aprendizaje. Ella, como maestra que es, empieza todos los días la clase cantando con sus alumnos almerienses de cuatro y cinco años. Ha grabado este cancionero en vídeo, cantando los parvulitos las canciones e interpretándolas los mayores con flauta dulce…

Ahora visionamos ambas grabaciones en las que los escolares nos muestran sus habilidades interpretativas, mientras todos estamos muy atentos, empezando por las tres componentes de la mesa presidencial que no pierden ojo. Da por terminada su intervención dando las gracias a su tía -y a todos los asistentes-, esperando que disfruten del cancionero tanto como ella y sus niños.

Ahora toma la palabra Inmaculada Colacios Moreno que explica poéticamente las sensaciones que todos tenemos cuando cantamos, dando razones ‑también‑ de por qué lo hacemos. Transmite un discurso muy bonito, argumentando que no nos queremos separar de las historias de las canciones y de sus pasiones…, para ir hilvanando la frágil música y el tiempo de magia… La vida sin ellas perdería su sabor… Si nos hacemos mayores perdemos la infancia… Termina diciendo: «¡Gracias, María, por hacernos a niños y mayores un poco más felices…!»

María toma la palabra y repite una y otra vez el vocablo más bonito y humano: Gracias… Agradece a todos su asistencia esta noche: a sus amigos de la Coral; a Chari Ruiz, colaboradora que montaba las canciones con sus niños, pero que por entonces el proyecto quedó aparcado y no se siguió (luego pasó el tiempo y las canciones estaban ahí…); a su hermano Emilio por la maquetación y la portada, por su infinita paciencia para que este proyecto haya salido adelante; a Mercedes, cuando era pequeña; y, especialmente, da las gracias a su padre, “un niño grande” que, estando enfermo, tenía la paciencia de escucharla mientras ella lo acompañaba en su habitación… Por aquel entonces, María no hacia vida social y quedó aparcado el proyecto. Después, fue enviándoselo por correo electrónico a sus amigos y Poetas del Mundo (incluso en Suecia ha sido traducido y lo van a editar). Se alegra de que haya tenido éxito su Patito marinero, pues las onomatopeyas en sueco suenan igual que en español; y a ella le hizo mucha gracia escuchar a Cándida Pédersen, escritora y socióloga chilena, residente en Suecia y traductora de este libro, a quien agradece y comprende que no haya podido venir, desde tan lejos, a esta presentación. No quiere olvidarse de nadie, especialmente de su sobrina M.ª del Mar y de Inmaculada por sus acertadas propuestas didácticas.

En fin, da efusivas y sinceras gracias a todos los presentes, esperando que les guste. Pide perdón por haberlo grabado “a capela” ‑fue José Luis Latorre Bonachera quien lo pasó a CD pues estaba grabado en casete-, aunque será un documento cuando ella no esté… Por último, da las gracias a la editorial Amarantos.

El público aplaude largamente su sincero y entretenido discurso. Se forma una larga cola de fans y adictos que quieren tener una original dedicatoria de su autora. No ha transcurrido ni media hora desde que comenzó el acto, cuando todos nos sentimos reconfortados con este mensaje poético-musical, que viene de y va hacia nuestra infancia, de esta poetisa sublime que tiene el alma tan grande cual su exquisita sensibilidad…

 Úbeda, 5 de noviembre de 2011.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *