«Boulevard»

03-02-2009.
 
A qué hora del día o de la noche
caerá la palabra por su peso
igual que una granada
a punto de ser lluvia roja
o pájaro encendido.

El boulevard es rojo
y negro sthendaliano.
El aire es quieto
bajo el cielo dormido,
como un héroe extenuado
después de las heridas.
El tiempo es como un cóndor
detenido en su vuelo.
Si se partiera el cielo en dos
mitades y su cáscara
se abriera por el ojo
profundo del silencio,
las palabras ocultas
olerían a madre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *