Versos sembrados, 7

04-08-2008.

74
 
La feria de los niños
 
Programa Feria Alcalá, 1974.
 
Agua, cohetes,
tela de un saco de esparto,
rata y fragua
con pendientes de trapo.
 

75
 
Homo erectus
 
Tuvo aquel sueño que devolvía su espejo,
mientras su vientre frío le deshacía la idea,
de que la paz se agota cuando nos viene el día,
y se inventó una historia que le nublaba el alma,
y aunque perdió la guerra, imaginó un destino
que devolvió aquel sueño con un montón de heridas,
mientras la fe en el hombre se le cayó de golpe.
 
Tuvo después de la luz otro mirar distinto
del mirar de los hombres ya vencidos,
distinto del amor que ya no amaba,
aunque aún conservaba en aquel álbum
de figuras cansadas, de retales,
y pensó en su origen ‑un homo erectus
cuando la selva hincaba su huella de pantera.
 
Tuvo en su músculo un arco de violetas,
que le daba el vigor de las mañanas,
cada golpe de tos hacia la tierra,
encendía su fiebre, se mezclaba
con la espada del frente y los gemidos
de la vieja utopía arrinconada.
 
Tuvo su grito, su aljibe, su sonrisa
despeinando el espejo, aquella dama
«erectando» en su ombligo una quimera,
pero allí estaba él, mascando rabia,
contra todas las venas desinfladas,
y un deseo, un reloj, un buenos días
levantaban de nuevo su esperanza.
 
Tuvo palabras para decir metáforas,
para buscar amigos, para llover a cántaros,
y se reía llorando cuando se abría la noche,
y aparecía aquel hombre de la mirada oblicua,
un homo erectus, mar de saliva,
en aquella jungla del espejo cóncavo
que devolvía sus canas con el sabor de luna.
Tuvo un tiritar de lluvia, una penumbra
deshidrató su beso, un grito nuevo
le golpeó el cerebro con su larga sonrisa,
mientras afuera, en la calle vieja,
desfilaban las botas, los miedos, los silencios
como almas en vela, redimidas
por el ancho disfraz de sus cenizas.
(«De un espejo cómplice», 1992)
 
76
 
Nosotros A.H.E. (Barcelona, 1977)
 
Galardonado con el Primer Premio de Poesía, en la III Semana de Andalucía. Úbeda 77.
Se presentan el 2.° – 3.° poemas (Hoy – Mañana). El 1.° está incluido en el capít. 1: poesía – recital.
 
II. Hoy
 
¿Dónde estás región de barro?
Qué haces acostada sobre tu línea,
sin otra dimensión que la espiral inconexa girando
sobre ti misma?
 
¿Dónde llamas?
Qué piensas en tus horas desiguales,
sin tiempo concreto para despertar tu memoria de
puntos suspensivos?
 
¿Dónde caminas?
Qué dices sobre tu llamada al vacío,
sin recompensa que haga colorear tu espectro somnoliento?
 
¿Dónde duermes?
Qué piensas sobre tus futuribles esquemas,
sin horizontes que te devuelvan tu retina de trigales?
 
¿Dónde te encuentras?
Qué deseas desde tu altura arbórea,
sin raíces que levanten tus miles de dedos llenos de aire?
 
Sobre tu región deshecha.
 
Sobre nuestros cuerpos de barro.
 
Sobre tus huesos, tus ayes y ladridos
 
dibujaremos un nuevo atlas mediterráneo.
 
III. Mañana
 
Romperás de una vez tu maleficio,
adultérica virgen desterrada;
dejarás de llorar, región ajada
por el largo calvario del silencio.
 
Construirás, piedra a piedra, tu edificio
imperial y perenne. Voz templada
que arrincone el topismo. Grieta alzada
de una lucha en eterno sacrificio.
 
Vencerás con tus hombres la injusticia
del pandero y la mugre en negra orgía.
No más toros, ni olés. Tu pueblo espera
 
ondear con orgullo y avaricia
tus incógnitos dientes. La bandera
lucirá verde y blanca, Andalucía.
 donrafael@andaluciajunta.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *