Camisa blanca

05-07-07.
Os dejo desde ahora el ansia
de perseguir designios fatuos.
 
Os dejo el mundo bien lleno
de poderes en vuestras manos.
 
Os dejo la riqueza, los placeres…
 

Si queréis, también os dejo el alma.
 
Haced con ello lo que os venga en gana.
 
Yo solo, desnudo y feliz, me quedo con el alba.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *