MIS ESCRITOS FAVORITOS.
5. ANDRÉS INIESTA.

Autor

El fulgor de otros astros dentro del firmamento futbolístico no minimiza la importancia de Andrés Iniesta en el fútbol español e internacional.

Lo que Iniesta añade a la concepción del deporte rey tiene mucho que ver con la magia, las jugadas inverosímiles, la belleza de sus movimientos y su virtuosismo con el balón, que se aproximan más a la danza en la línea del mejor Zidane, pareciendo como si flotase en el aire o hiciese ejercicios de patinaje artístico. Su regate tan peculiar cuando se acaba el límite del campo es comparable a los estilistas brasileños más destacados.

Que no tenga las dotes de mando de Guardiola o de Cruyff, o incluso de Xavi Hernández, ni la capacidad goleadora de Cristiano Ronaldo, ni la fuerza y omnipresencia de Distéfano o el brillo estelar de Messi, en absoluto desmerece la dimensión de una figura única, irrepetible, mágica como es Andrés Iniesta: el mejor jugador español de todos los tiempos, en mi opinión. La visión panorámica del espacio, como si de un águila se tratase, avistando huecos donde nadie los ve al nivel del césped (si acaso Messi), su capacidad para acelerar o ralentizar el juego en función de los intereses de su equipo, su precisión matemática en el pase, su depuradísima técnica al parar el balón, orientándolo hacia un espacio más favorable, lo hacen imprevisible, imposible de interceptar o controlar, si no es en falta.

No tiene gol, dicen, pero fue decisivo en la conquista de la Copa del mundo por la Selección española en 2010 o en la Champion del F.C. Barcelona en 2009.

A pesar de su aparente fragilidad física, su resistencia y su fuerza son superiores a su endeble aspecto, que compensa con su habilidad e inteligencia. Es habitual la imagen de un “pequeñin” de 1, 69, rodeado de “gigantes” de más de 1,90. Si tuviésemos una imagen cenital, un picado en el argot cinematográfico, podríamos ver cómo el pequeño se escapa, con la pelota controlada, de un laberinto cuya salida parece cegada para todos. Y eso solo es factible para un mago como Andrés Iniesta.

Que, además, Andrés Iniesta sea una gran persona es un elemento añadido positivamente a su ejemplar currículum futbolístico.

Cartagena, otoño de 2017

ANDRÉS INIESTA.

A la gloria llegaste de puntillas,
sin hacer ruido, sin darte importancia.
Como Petronio marcaste elegancia,
y en un deporte de fuerza, aún brillas.

Con tu cabeza y tu cuerpo liviano
equilibrio y espacio desafías,
recordando a Alberti en las fantasías
de un manchego universal, cual Quijano.

Y toda España vibró con su historia:
la de un gol con el pie y con la cabeza
de un Andrés Iniesta, con entereza

para enmarcar en oro la memoria.
Y el mítico Iniesta entró en la leyenda,
con un halo heroico ofrecido en prenda.

Cartagena, nov. de 2022.
Juan Antonio Fernández Arévalo.

Autor: Juan Antonio Fernández Arévalo

Juan Antonio Fernández Arévalo: Catedrático jubilado de Historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *