Tomates culturales

Sabiendo que el primer fin de semana de agosto (los días seis y siete) se iba a celebrar el IV Mercado de productos de la huerta en el mismísimo corazón de la antigua iglesia de San Lorenzo, en su nave central, donde sus descarnadas catas arqueológicas muestran abierta y permanentemente su interesante historia; y que se complementaría con desgustaciones, visitas guiadas y taller hortelano para niños cocinitas, hago el firme propósito de asistir, reafirmándome en que Úbeda ofrece muchos alicientes que invitan a veranear en ella.

Continuar leyendo «Tomates culturales»

“En Úbeda se cuenta…”

Esto era una vez…

Una ciudad maravillosa que cada año, al empezar el estío, muestra sus calles, plazas y monumentos de una manera lúdica y encantadora, donde una trupe de narradores y felices participantes vienen a constituir un afamado festival de cuentos que es conocido allende sus fronteras. Allí, toda la ciudadanía (grandes, medianos y pequeños) disfruta, durante cuatro hermosos días, de la magia de la transmisón oral de la palabra, conformándose un empático vehículo de comunicación entre todas sus generaciones: infantes, zangalitrones, adultos, mayores y ancianos, que se sienten ilusionados al sentir la presencia de duendes, ninfas y trasgos en bares, planetario, plazas emblemáticas, patios de antiguos palacios y atrayentes enclaves monumentales de esta enjoyada población, patrimonio de la humanidad…

Continuar leyendo «“En Úbeda se cuenta…”»

Las Eras del Alcázar, y 3

Nuestra guía va comentando las sociedades agrarias (2200-2000 ANE) que ocuparon este lugar, en el que va ganándole progresivamente terreno la agricultura al bosque primigenio, que se ve reducido a un 30%. Se sabe todo ello por el análisis del polen, confirmándose el aumento de las superficies cultivadas destinadas a cereales, leguminosas y olivos‑acebuches. A su vez, va emergiendo un bosque de encinar que sirve de alimento al aumento del cerdo, que constituye su principal alimento cárnico.

Continuar leyendo «Las Eras del Alcázar, y 3»

Las Eras del Alcázar, 2

Todo el panorama de Las Eras del Alcázar cambió en 2005 con la Carta Arqueológica Municipal de Úbeda. Ya, en 1996, unas “providenciales” lluvias torrenciales descarnaron parte de la muralla, en la Redonda de Miradores, y no se les ocurrió otra cosa que meter una máquina excavadora, destruyendo cantidad de restos arqueológicos, lo que constituyó la parte negativa del suceso; siendo lo positivo: que se descubriese su perfil estratigráfico, cual libro de consulta legado por nuestros antepasados; siendo el yacimiento arqueológico descubierto el mayor de Europa occidental y el más grande de la provincia.

Continuar leyendo «Las Eras del Alcázar, 2»

Evocadora foto

La foto que acompaña a este artículo me llegó, por correo electrónico, gracias a mi amiga y compañera Mª Carmen Contreras Jiménez (promoción magisterio 70-73 de Úbeda, Jaén), con el expreso deseo de que se publicase en la web http://www.aasafaubeda.com/, junto a unos sabrosos comentarios que yo reelaboro en este artículo. Al caer este regalo en mis manos, me sentí impelido a transcribir lo siguiente.

Continuar leyendo «Evocadora foto»

Sabina, y 4

Gordillo desvela que como broche de oro actuará, el 18 de septiembre, la Banda de Úbeda que ha orquestado 12 canciones de Sabina y que dirige Ramón. Y cuenta alguna anécdota más: la arreglista de la orquestación de estas doce canciones, que no conocía a Sabina y que no le gustaba, se ha quedado prendada de las posibilidades rítmicas, armónicas y melódicas que tienen sus canciones, por lo que ha quedado enamorada de ellas.

Continuar leyendo «Sabina, y 4»

Sabina, 3

Ya en España, se gana la vida cantando por los bares, pues se sabe el repertorio de todo lo que le piden de otros cantantes; cantaba de todo, pero especialmente boleros y rancheras mejicanas, puesto que era lo que más dinero daba. En 1976 hace un trabajo sobre los represaliados políticos españoles de la guerra civil y le dan un nuevo pasaporte y se fue metiendo con sus propias canciones; entonces viene a ver a sus padres y se pasa por la taberna “El Chinarrale”. Precisamente ahora estamos escuchando sus canciones, grabadas directamente en radiocasete.

Continuar leyendo «Sabina, 3»

Sabina, 2

La segunda parada es en la Corredera de San Fernando, junto a la torre octogonal y frente al bloque de pisos nº 15. Aquí es donde se mudó Adela y su marido, que después se irían a Madrid a una residencia a cargo de su hijo Joaquín. Sabina no suele decir en sus memorias que vivió en esta casa, porque no tiene grandes recuerdos de ella. Nuestro guía no se acuerda bien si es el piso derecho o el izquierdo de la segunda planta, por lo que expresa jocosamente que hoy dirá izquierdo y en la próxima visita será derecho, qué más da.

Continuar leyendo «Sabina, 2»