CASAS JUDÍAS EN ÚBEDA

CALLE GRADETA DE SANTO TOMÁS, ÚBEDA

Por estas callejas,
de piedra y de blanco,
el alma se adentra
en tiempos pasados,
de historias, de amores,
de un pueblo querido
y muy recordado,
corazón de Úbeda,
corazón amado …
Y veo en la calle
las casas judías
de bellas estrellas…
¿ Eran Sinagogas ….?
Casas sorprendentes,
pero … olvidadas.
¡ Úbeda es bella !,
crisol de culturas,
archivo de Historia ,
personajes célebres,
famosos, de España…
¡ No dejemos,de Úbeda,
a estas bellas casas !!,
Patrimonio nuestro;
del mundo, nombrada.

Pedro Pablo Vico Robles

ÚBEDA : EL OLIVAR

ÚBEDA : El OLIVAR

En este día de sones tristes,
¡ baja , nostálgico, al olivar !;
y verás las olivas que están erguidas,
a punto de llegar y varear ….

…. Los mocicos , muy temprano,
bajan contentos al olivar,
pensando ver a su morena,
y viendo sus ojos de hierbabuena,
saber , dichosos , ¡ lo que es amar…!
¡ Úbeda, arriba, …¡ qué bella está !

Morada, estás en la oliva ,
¡ aceituna del campo !.,
Y al alba , los mocitos,
con los golpes de las varas,
van cantando sus canciones
para su muchacha amada…
Y las mozas te recogen
teniendo las manos heladas….
¡ Aceituna de los Cerros…!,
de mi Úbeda soñada..!!

Pedro Pablo Vico Robles

 

¿ QUIENES SOMOS ?

 

¿ QUIENES SOMOS

 

Somos, somos,
¿quienes somos…?
Como los lirios del campo,
somos dioses que navegan
en el espacio tan amplio,
lleno de luz y cavernas.
Somos criaturas e hijos
de Aquel que todo lo ordena.
Somos monte y collado,
isla, volcán y gacela
que corre y salta en el prado,
ráuda, feliz y contenta.
Somos flores con colores
que el aire mueve y orea,
(pensamientos del Que existe
y nos dio la vida bella…)
Somos Oriente del sol,
la alborada que nos llena
de luces rosas y malvas,
anaranjadas, violetas …
Somos rubí portentoso,
esmeralda y plata bella,
topacio y aguamarina,
que trasluce entre la niebla.
Somos, somos,
¿quienes somos …?;
como los lirios del campo,
obra de Dios en la Tierra.

Pedro Pablo Vico Robles

OCASO EN EL ÁULA.

OCASO EN EL AULA.

En mi aula de la Safa,
siendo yo un escolar,
asistía a permanencias …
y, a través de la ventana,
veía el claro resplandor
del bello ocaso, lejano…
Yo veía los patios vacíos
alumbrados de destellos,
tan bellos, anaranjados…
Tras de estos patios – queridos -,
envueltos en luz tamizada,
apenas aún se veían
aquellos alegres campos
de unas grandes Escuelas
que yo las llevo en mi alma…
Mi maestro, don Francisco,
tan alegre y educado,
Iba dictando las frases
envuelto en el bello ocaso.
Y mirando a la ventana,
a lo lejos se veía,
esa ciudad lejana,
muy bella y muy antigua,
¡ Baeza ! , tan nombrada..
Y yo, ante la vista preciosa,
sentía melancolía …
al verme – niño pequeño –
con mi azulada bata
en una escuela tan grande,
ante los patios vacíos,
en mi Safa tan amada…

Pedro Pablo Vico Robles

PLAZUELA DE SANTO DOMINGO – PEDRO PABLO VICO

Pedro Pablo Vico

PLAZUELA DE SANTO DOMINGO

La plazoleta dorada
en la tarde silenciosa¡
Entre las verdes moreras,
los niños juegan  a bolas…
¡Arco de Santo Domingo¡,
¡Puerta bella de Granada¡,
golondrinas por el cielo
en esta caduca hora…
por Úbeda voy caminando,
recatada, soñadora,
entre casas solariegas
y torres que al cielo rozando …
En ella se eleva mi alma,
en este otoño dorado,
mirando las altas torres
hacia el cielo azul y rosa.