¡Felicidades, Diario Jaén!

Trece años antes de que yo naciera ya estaba en los quioscos de mi ciudad, en el resto de la provincia y en otros lugares o centros estratégicos regionales o nacionales este heraldo de la noticia, el comentario y el acontecer diario más genuino de nuestro Santo Reino.
Gracias a DIARIO JAÉN, hemos sido enterados de lo más relevante y noticiable que iba ocurriendo en cada pueblecito o ciudad de nuestra extensa provincia, con un detallismo y exhaustividad encomiables.

Continuar leyendo «¡Felicidades, Diario Jaén!»

La grúa


Soy una máquina especial que tiene un corazoncito muy sensible, ya que estoy tan baqueteada por la vida y los humanos que me siento triste y pesarosa muchas veces, aunque ustedes no me crean; por eso, cuando encuentro amor y cariño a mi vera, tengo alegres sensaciones que hasta me hacen llorar de gozo.
Viene esto a cuento por lo que les quiero relatar y que me está ocurriendo actualmente (no les miento ni un pelín), en la última obra que estoy llevando a cabo en la calle Dormitorio y en la Plaza del Cristo de Burgos de Sevilla, pues todos los días, sin falta, me visita un infante muy guapo y súper alegre, bien acompañado por su abuelo que lo quiere a rabiar. Raro es el día que no lo trae varias veces. Disfruta tanto el nene, que está a punto de cumplir año y medio, que para mí le doy tanta vida como la comida de su mami.

Continuar leyendo «La grúa»

Vicisitudes de la vejez, 22

Se ha puesto la cosa que ya ni se puede viajar, a no ser que tengas el pasaporte de la vacuna incorporado a tu cuerpo (y las ganas de hacerlo, claro). Y no lo digo por mí, que ya hace bastantes años que solamente lo hago con imaginación y memoria, sino por mis pobres hijos y nietos y sus generaciones respectivas que vaya papeleta difícil que les está tocando vivir, con la dichosa pandemia mutante (y sus adherencias geopolíticas manipulativas y manipuladoras) que le gusta jugar al descarte y al escondite con la humanidad entera y con nuestra España, en particular.

Continuar leyendo «Vicisitudes de la vejez, 22»

Cuando llegue septiembre…

Tengo la suerte de disfrutarte, Saúl, todas las mañanas por esta bella Sevilla, hoy tan huérfana de turistas (por la dichosa pandemia) que te piropeaban por doquier (aunque siguen haciéndolo alegremente autóctonos y nacionales), mientras vas caminando (agarrado del gorro por mi persona, para que tu trote ágil y desbocado no tenga fatales consecuencias), con gran admiración y regocijo de los viandantes que se cruzan en tu camino; o en tu cochecito, palpando siempre el cercano ambiente con tu sonrisa y candor especiales.

Continuar leyendo «Cuando llegue septiembre…»

¡Antonio Espadas Salido, DEP!

Enterado de tu fallecimiento, el pasado jueves (28 de enero), por un amigo sevillano que actualmente trabaja en tu amada “Casa de las Torres” de Úbeda, sentí un acusado impacto emocional, viniéndome a la memoria la película que sobre ti llevaba dentro, explosionando en mi corazón cual fogonazo de mortero.

Continuar leyendo «¡Antonio Espadas Salido, DEP!»

Mis Reyes Magos

Llegó la ansiada noche de reyes en la que andaba un tanto nervioso y preocupado, ya que precisaba contarle a mi nieto mayor (como tantas otras noches del año) un cuento para que se durmiese plácida y rápidamente, no sea que sus majestades se adelantasen y llegasen a su casa a hora temprana.
Palpaba que su corazón estaba abierto a la ilusión, a la ternura, a la confianza, al asombro y a la magia; y que en sus ojos intuía la bondad y la divinidad que todos llevamos dentro.

Continuar leyendo «Mis Reyes Magos»

Mis Navidades

Cuando contemplo, desde mi balcón, el Palacio de las Dueñas de Sevilla, en esta fresca pero agradable tarde invernal, hago recuento de las distintas y variadas navidades que me ha tocado vivir y disfrutar, y no tengo más remedio que sorprenderme de cómo ha ido cambiando esta celebración religiosa que con el devenir del tiempo se ha convertido en pagana, consumista y pantagruélica.
Comenzaré rememorando aquellas navidades de mi infancia en las que el candor de mis pocos años y la grandeza del amor que me dedicaban mis padres, abuelos, tíos y primos me parecieron sublimes. ¡Qué bonitas eran entonces! Qué ambiente de paz y amor se respiraba por todos sitios; y más cuando nos reuníamos en familia y cantábamos villancicos populares con nuestros propios instrumentos musicales caseros; y que se entreveraban con esos mantecados hechos amorosamente a mano, por mi madre o abuela principalmente, y a las que yo también ayudaba. Y en las que uno se sentía responsable porque colaboraba a que esta fiesta religiosa brillase más incluso con la asistencia a la Misa del Gallo.

Continuar leyendo «Mis Navidades»

FELIZ NAVIDAD Y MEJOR 2021

Sevilla, 24 de diciembre de 2020


Queridos safistas:


Un año más (y ¡qué año, Señor mío!) llega la Navidad y aunque cada vez nos la presentan más comercial y vacía de contenido cristiano (y eso que este año con la pandemia todo son recomendaciones y reconvenciones abiertas o soterradas) quiero felicitaros de corazón y enviaros un mensaje de PAZ Y AMOR que bien lo necesitamos todos; además de buenos deseos de salud física y mental.


Esperando que el año 2021 sea mejor que el que finiquitamos y que los políticos no nos sigan amargando la existencia aún más que la COVID que padecemos, os mando un fuerte abrazo (virtual, claro).


Acompaño un vídeo de Úbeda y alguna foto extraordinaria del artista y buen amigo Luis Juan Torres López, antiguo alumno de magisterio safista, para vuestro disfrute intelectual.


Fernando

Continuar leyendo «FELIZ NAVIDAD Y MEJOR 2021»

Nuestro luminoso y sonoro cascabel

Cuando la gente camina por el centro de Sevilla no para de sorprenderse al encontrarse -diariamente- con un niño morenito y súper simpático que hace las delicias de todo aborigen o forastero, pues siempre se siente interpelado y saludado por él con una gracia y una alegría encomiables.
Da igual el día en que te lo encuentres (o la hora), incluso aunque sea un lunes aciago, ya que él irá en su carrito con su abuelo materno o andando con desparpajo y graciosamente, haciendo las delicias de todo viandante.
Es digno de admirar cómo los sevillanos, con su gracia especial (y, especialmente, las féminas) e incluso extranjeros (y eso que ahora, con el tema de la pandemia, no abundan tanto por esta capital del turismo mundial), se hacen eco de su simpatía y saludos continuados exclamando, más de una vez, «¡Qué bebé más rico y simpático!». «¡Está para comérselo!». «Cucha, ¡qué alegría lleva dentro…!» «¡Mare mía, qué bombón más apetecible!». Hasta la abuela materna ha oído decir a una pareja « Mira qué pepón…»

Continuar leyendo «Nuestro luminoso y sonoro cascabel»

¡Una tarde maravillosa!

Soy Carmen, una niña sevillana, “muy simpática y vivaracha”, según oigo decir a mis familiares, amigos y conocidos, aunque parezca ineducado decirlo; pero mi corta edad todo lo permite.
Hago mi presentación al principio y no al final, como muchas veces les gusta hacer a los escritores afamados, pues soy así de espontánea y sincera. Espero no molestar a nadie. 

Continuar leyendo «¡Una tarde maravillosa!»