Don Juan Tenorio, 1

Por Fernando Sánchez Resa.

Me retrotraigo a la noche sevillana de 28 de noviembre de 2018, para relatar lo que fue la ruta teatralizada de don Juan Tenorio, que -al fin- se materializó, tras dos intentos fallidos, siendo la lluvia y el mal tiempo los auténticos culpables. Se ve que ese año tuvo cierto gafe su representación, pues estaba programada para la noche del 31 de octubre, como es costumbre en toda España, pero no pudo hacerse; ni la segunda vez tampoco. Sería al tercer intento cuando se llevó a cabo, según nos aclaró Dani, nuestro guía-presentador, con el agravante que el actor principal -que encarnaba a don Juan Tenorio- había tenido una torcedura de tobillo con su esguince correspondiente, por lo que hubo de ser sustituido -a última hora y a prisa y corriendo- por otro que habría de leer su papel, ya que no le daba tiempo a memorizarlo; y menos en verso.

Continuar leyendo «Don Juan Tenorio, 1»

Artificis: 25 años “patrimoniando” Úbeda y Baeza

Por Fernando Sánchez Resa.

Hay fechas que ubetenses y baezanos, que tanto monta, nunca deberíamos olvidar. Una de ellas es el 15 de julio de 1994, que fue cuando abrió sus puertas, en su primera sede, Artificis, una empresa turística y cultural, nacida para servir a tan inigualables ciudades, como producto de la ambición personal de sus tres fundadores: Andrea Pezzini, Antonio Sánchez Ruiz y Manuela García Tamargo (que pasó, años después, a ser simplemente empleada y colaboradora); pues iniciaron esta peligrosa aventura, siempre con el ánimo de servir a estas ciudades hermanas y catapultarlas -olvidando tantos años en competición absurda y de espaldas a la verdadera realidad que les convenía-, para que se conociesen en todo el orbe español y terráqueo; y así, a la vez, ir calentando motores para que, el 3 de julio de 2003, fuesen declaradas ambas, con toda justicia, Patrimonio de la Humanidad. Así como ir creando puestos de trabajo y viviendo decentemente de su propio curro diario, siendo siempre impulsores y colaboradores de actividades culturales y lúdicas de mayor o menor calado. ¡Así es cómo se engrandece a nuestras ciudades…!

Continuar leyendo «Artificis: 25 años “patrimoniando” Úbeda y Baeza»

¡Qué hartura de políticos ‘verborreicos’…!

Por Fernando Sánchez Resa.

La verdad es que el pueblo, en general, y la gran mayoría de posibles votantes, en particular, estamos más que hartos de los políticos que nos han tocado en suerte, que lo único que saben es hablar y hablar sin escuchar al interlocutor y sin buscar el bien común del pueblo soberano al que deben servir, subiéndose el sueldo -eso sí- en cuanto lo ven oportuno (que en eso sí que están todos de acuerdo), sino que, por el contrario, van buscando su propio sillón o medro personal, prometiendo el oro y el moro e incumpliéndolo permanentemente, sin que se les caiga la cara de vergüenza al hacer la siguiente oferta, que incumplirán irremisiblemente…

Continuar leyendo «¡Qué hartura de políticos ‘verborreicos’…!»

Mi nuevo reto

Por Margarita Latorre García.

Hace casi dos años que, por motivos familiares, tuvimos que mudarnos a Sevilla. Así que después de buscar en internet, que sabe y tiene de todo, por fin encontramos, en la zona más céntrica de la capital hispalense, un pisito donde acomodarnos.

Quien me conoce sabe que los cambios me cuestan horrores y que otra cosa que me supera es orientarme en un sitio nuevo. Al principio, me conformé con saber ir a casa de mi hija y poco más; siempre que salía a otros sitios era acompañada por mi marido; así descubrí, con gran sorpresa, que la calle Sierpes, de la que tanto había oído hablar, estaba muy cerquita de donde vivimos.

Continuar leyendo «Mi nuevo reto»

Nuestra última escapada, y 2

Por Fernando Sánchez Resa.

Al día siguiente, madrugaríamos y desayunaríamos pronto para estar a primera hora, a las diez de la mañana, en las puertas del Museo del Prado, al que vimos en obras en su exterior, entrando por Goya, por delante de la cola que ya se iba formando para los visitantes que no habían sido previsores y querían comprar la entrada en ese momento. Nosotros pasamos por delante con presteza como cuando, en la vuelta ciclista a España, entran los velocistas al sprint en la meta.

Continuar leyendo «Nuestra última escapada, y 2»

Nuestra última escapada, 1

Por Fernando Sánchez Resa.

Andábamos últimamente faltos de salidas de nuestra nueva tierra sevillana -como don Quijote de su tierra manchega- y deseosos, al fin, de vivir aventuras de todo calibre que pusiesen salpichirri a nuestra existencia y nos alegraran -aún más- esta plácida y algo agitada vida de jubilados que llevamos, con “ansias inflamadas” -como diría nuestro santico de Fontiveros- de subir al cielo de La Mancha, para comprobar -en propia carne- lo que tanto nos repetían nuestros abuelos y padres, cuando eran ancianos: «Como en casa de uno no se está en ningún sitio, pues es el mejor lugar para vivir, ya que todo lo tienes a la mano, más barato y bien pronto: pitanza y bebida; descanso y sosiego; gente que te quiere sin que haya dinero de por medio para ganarte su amor; cama y servicios que no hay quien los iguale, etc.».

Continuar leyendo «Nuestra última escapada, 1»

¡La jubilación os hará libres…! ¿O no?

Por Fernando Sánchez Resa.

Es normal que, en el devenir de la vida laboral, vayamos transitando por distintos y variados estados de fortaleza y ánimo que, a mi entender, forman la famosa campana de Gaus, en la que se comienza con mucho ímpetu e ilusión hasta que se llega al umbral más alto, en el que confluyen las fuerzas físicas y mentales propias, para que se pueda alcanzar la plenitud laboral, consiguiendo muchas de las metas y objetivos propuestos, hasta que poco a poco van declinando el dinamismo y fulgor de las fuerzas físicas y mentales, pudiendo llegar a su nivel más bajo, que justamente suele coincidir con la jubilación.

Continuar leyendo «¡La jubilación os hará libres…! ¿O no?»

Vicisitudes de la vejez, 4

Por Fernando Sánchez Resa.

Con la edad que tengo, ya todo me está permitido, entiéndase en lo referente a hablar y expresar mi opinión sobre cualquier tema, sin pelos en la lengua ni subterfugios ni edulcoramientos, para que la verdad brille por sí sola, al menos “mi verdad”, pues como decía aquel filósofo: «Voy siempre buscándola, aunque por el camino vaya ayudándome de la de los demás y pretenda unificarla».

Continuar leyendo «Vicisitudes de la vejez, 4»

Dolores

Por Fernando Sánchez Resa.

Conforme se van cumpliendo años, especialmente en la larga etapa final de la vida –que, por bonita que nos la quieran pintar, siempre suele ser complicada y deprimente-, los dolores (tanto físicos como psíquicos) se nos van haciendo compañeros de viaje, imprescindibles en el discurrir cotidiano, acampando en nuestro propio cuerpo e intelecto con demasiada asiduidad manifiesta, hasta el fin de nuestros días.

Continuar leyendo «Dolores»

“Los paisajes del alma”, y 2

Por Fernando Sánchez Resa.

Antonio Espadas me enteró de que me estuvo buscando por Úbeda sin poder encontrarme, ya que llevo casi dos años en la Sevilla de mis amores familiares, con el fin de que le hiciese el comentario escrito correspondiente para el programa de mano de su exposición. He comprobado que su nieta Tíscar Espadas lo ha hecho mucho mejor que si yo lo hubiese realizado, por lo que le doy la enhorabuena, ya que sabe mostrar en él un entrañable intimismo, trufado de su incondicional amor de nieta, enamorada del buen y bien hacer de su abuelo, y que nos pone en antecedentes de lo que significa esta magnífica y colosal exposición de Antonio Espadas Salido, “Los paisajes del alma”, puesto que con ella viene a aportarnos, tanto a Úbeda como a cada uno de sus ciudadanos o visitantes, un caleidoscopio de imágenes urbanas y campestres de nuestras ciudad -y algunas poblaciones o paisajes próximos- que formarán un rosario de vivencias que brotarán en cada uno de sus visitantes, cual rosas de diferentes colores, haciendo revivir su pasado archivado en el hondón de la memoria; constituyéndose, al fin, en postales genuinas de un artista que no ha querido indagar en otras latitudes ni modos artísticos distintos, pues ha permanecido fiel a lo que su retina, su memoria y sus preciadas manos le han dictado al unísono, cual música celestial enhebrada de luces, sombras y colorido de la Úbeda de sus sueños; que son, precisamente, más que realidades tangibles y cambiantes, según sepa apreciar cada visitante y observador de su obra.

Continuar leyendo «“Los paisajes del alma”, y 2»