Recuerdos de la SAFA – 38: Las excursiones del finde (I)

Recuerdos de un safista – 38: La excursión del finde (I)

Algunas veces, la llegada del fin de semana traía aparejada alguna excursión a lugares cercanos. Nuestros curas, atentos a que la grey no se amochase en el duro régimen del internado, que sólo se aliviaba con algún que otro paseo dominical por el Real ubetense, hacían honor a la cancioncilla:

“¡Qué buenos son
los padres jesuitas!
¡Qué buenos son
que nos llevan de excursión!”

y nos sacaban a que nos diese el aire por algún que otro destino cercano, siempre con el menor gasto posible.

Continuar leyendo «Recuerdos de la SAFA – 38: Las excursiones del finde (I)»

¡Margarita, te nos has ido demasiado pronto y muy deprisa!


Ya nuestro afamado poeta Jorge Manrique, en su conocidísima obra “Coplas por la muerte de su padre” nos decía, sabiamente, entre otras cosas:


“Recuerde el alma dormida,

avive el seso y despierte

contemplando

cómo se pasa la vida,

cómo se viene la muerte

tan callando,…”


“Nuestras vidas son los ríos

que van a dar en la mar,

que es el morir,

allí van los señoríos

derechos a se acabar

y consumir;…”


Por eso, en estos crudos momentos, Marga, nos encontramos todos anonadados y muy tristes, especialmente tu esposo Antonio y tus hijos Fernando y Pablo, tras tu fallecimiento el pasado sábado, 21 de agosto, en Úbeda, tu ciudad de nacimiento (y a la que tanto amabas, especialmente, a su Virgen de Guadalupe), mientras que muchos nos encontrábamos en la diáspora del veraneo obligatorio…

Continuar leyendo «¡Margarita, te nos has ido demasiado pronto y muy deprisa!»

Información para los Asociados

Queridos compañeros safistas:

Hace año y medio nos reunimos por última vez, coincidiendo con el 75º aniversario de la SAFA. En aquella Asamblea todos decidimos seguir con renovados ánimos en la Asociación que unos entusiastas compañeros crearon para mantener el espíritu de amistad y solidaridad que es marca del alumno SAFA.

Continuar leyendo «Información para los Asociados»

Tatú

Hoy quiero hablar de uno de mis grandes amores cotidianos, aunque sean muchos y variados, como podrán comprobar, en estos veintidós meses de vida que llevo aquí, en Sevilla. Me llamo Saúl, ya sé decirlo graciosamente y lo he interiorizado como mi nombre de pila.
Mi enamoramiento por los intereses glósicos (y de juego) van en aumento, no solo en español, sino en francés o inglés; lo que me hace aprender cada día nuevas palabras que voy coleccionando, como las estampitas que mi madre o abuela atesoraban en su infancia; o mi hermano Abel tiene guardadas en cajas, primorosamente. Así, sé decir au-revoir (cuando me marcho) o the moon (al ver todas las noches la Luna, en el firmamento, desde las Setas o mi calle). El «¡hola!» no lo olvido nunca cuando llego a algún sitio o estoy -juntamente con mi hermano- en el alfeizar de algunas de las ventanas de mi piso, sorprendiendo gratamente a todo viandante que pasa; y que no tiene más remedio que responderme o sonreírme…

Continuar leyendo «Tatú»

Recuerdos de la SAFA – 37: La música (III). El Grupo SAFA (1966-1970)

Recuerdos de la SAFA – 37: La música (III). El Grupo SAFA (1966-1970)

(Nota: Este artículo debía haber aparecido en el marco de los dedicados a la música que hacíamos en la SAFA, tras el nº 32 “La música en la SAFA”

https://aasafaubeda.com/nueva/2021/05/29/recuerdos-de-la-safa-32-la-musica-en-la-safa-i/#more-16516

Y el nº 33 “La tuna”

https://aasafaubeda.com/nueva/2021/06/17/recuerdos-de-la-safa-33-la-musica-en-la-safa-ii-la-tuna/#more-16630

Tratando de recabar información sobre los inicios del conjunto SAFA, contacté con su vocalista, José María Ruiz Vargas, que no sólo estuvo dispuesto a aportar datos, sino a escribir él mismo un artículo sobre aquellos primeros años del conjunto. Y esa magnífica pieza de nuestra historia, que os recomiendo a todos, se publicó el 21 de junio:

https://aasafaubeda.com/nueva/2021/06/21/el-conjunto-safa-1963-1966/

Para dar tiempo a que todo el mundo lo disfrutase, he dejado transcurrir unas semanas antes de narrar la época que yo conocí,  de 1966 a 1970. Ahí va…)

Continuar leyendo «Recuerdos de la SAFA – 37: La música (III). El Grupo SAFA (1966-1970)»

Caminando… por Úbeda

CAMINANDO ..POR ÚBEDA.

¡ Plazuela de Santo Domingo !,
con las moreras,
gorjear de ruiseñores
en hora bella …
Sobre la torre,
una cigüeña enhiesta,
disparatada,
cobija su rudo nido
de acechanzas.
Y en la plazuela ,
yo viviría feliz,
en la casa solariega.
Allí , detenido el tiempo,
en las calles arabescas,
me acerco a la muralla,
donde , cercada,
fue la batalla de ÚBEDA
o de Las Navas …
Por la puerta de Granada,
y otras Puertas,
huestes de Alfonso Octavo,
Rey de Castilla,
conquistaron Úbeda,
¡ Plaza querida !
Y …esas callejas,
con casas de escudo hidalgo
compuestas, bellas;
la de la luna y el sol,
luna y lucero …
De la Puerta de Granada,
se vislumbra San Lorenzo
y su muralla.
Y el alargado balcón,
parra, geráneos,
pone la vista al valle,
inmenso y manso,
de olivares peinados
y de espartales…
¡ Quién pudiera habitar
casillas de la muralla !,
para ver salir el sol;
de noche la luna clara.
Y vivir siempre feliz ,
al ras de la alta muralla.
Y al amanecer , bajar ,
por las sendas plateadas ….

¡¡ ÚBEDA, …amurallada !!

Pedro Pablo Vico Robles

κοιμήσης θεοτόκου. La Dormición de la Paridora de Dios (extendido)

La Virgen María no murió; se durmió en presencia de san Juan, san Pedro y san Pablo, entre otros, y dormida fue recogida por unos ángeles que la elevaron al cielo.

La Asunción de la Virgen es una gran fiesta en el ámbito mediterráneo. Suponía una larga semana de descanso entre el final de la recolección del grano y la vendimia.

En la Iglesia ortodoxa, la Dormición de la Virgen fue representada muchas veces en frescos y mosaicos. Quizá el más conocido es el mosaico de Salvador en Chora, en el barrio Fehner de Estambul:

La devoción a la Virgen en el cristianismo occidental fue posterior, pero su advocación es muy fuerte. Fue declarada dogma de fe en 1950. Hoy la Asunción es celebrada en muchos lugares, sobre todo del norte de España. Su iconografía es muy diferente a la oriental, por ejemplo, esta de Murillo (la Virgen no está dormida):

Y por último, en España llamamos Flores de la Virgen al Hymenocallis festalis. Una de las flores más bellas del mundo. Florecen ahora en agosto, de ahí su nombre. Las de abajo son de las que Gloria y yo cuidamos en nuestra terraza.

Al 15 de agosto

Al 21 de agosto con un nuevo tallo floral.

Añadido: Sabéis que el emperador Diocleciano (Diocles) renunció al trono y se fue a su tierra (a Iliria, la actual Croacia) donde se había construido un enorme palacio.  Alrededor de su palacio creció una ciudad que llamaron Ex Palatum (Spalatum), la actual Split. Debido a la inestabilidad del imperio, varios legados fueron a ver a Diocleciano en su retiro para rogarle que volviera porque la situación en Roma era muy mala. Diocles declinó la invitación y les contestó: «si vierais la flores que cultivo en mi jardín, no me pediríais que volviera». Lo puedo entender, aunque tiene mérito porque Diocles no conocía el hymenocallis, una planta salvaje del Atlántico colombiano.

El Hymenocallis es una bulbosa. Pienso sacar las cebollas este octubre y llevaré alguna a nuestra reunión en Úbeda, por si alguno la quiere para plantarla.

Feliz, largo y cálido verano para todos.

[Es el título de una gran peli de 1958 ,dirigida por Martin Ritt basada en una novela de W. Faulkner y protagonizada por una de las parejas más maravillosas de la historia del cine: Joanne Woodward y Paul Newman]. La vi en un cine de verano de Úbeda en 1962.

Esperando a Godot

El profesor de Literatura, Julio Artillo, jesuita novicio, revolucionó la metodología tradicional haciéndonos profundizar en los movimientos literarios que más influyeron en el pensamiento contemporáneo. La primera obra dramática que leí, “Esperando a Godot”, de Samuel Beckett, tenía un simbolismo en el mensaje, que Julio Artillo nos hizo descubrir analizando la temática a la que nos enfrentábamos. El padre Artillo era un profesor diferente, tanto en Legua-Literatura como en Sociología. Sus clases, divertidas y participativas. Su poder de comunicación bastaba para motivarnos a leer, debatir, decir libremente lo que pensábamos. Los exámenes no eran un fin, sino un instrumento para medir el grado de aprendizaje que adquiríamos. Era benévolo en las notas si percibía en nosotros interés, atención y esfuerzo. Valoraba mucho nuestra capacidad de crítica en los dos primeros cursos de Magisterio (5º y 6º).

Continuar leyendo «Esperando a Godot»

Las mitocondrias

Aún resuena en mi memoria el rollo que le largué, en un examen escrito, a don Jesús Moraleda, que fue nuestro profesor de Ciencias Naturales en 1º de magisterio; y el suspense y vergüenza en los que me encontré inmerso, cuando al día siguiente empezó a decir -desde su estrado- que quién era ese alumno que le había escrito cuatro folios sin saber realmente definir a las mitocondrias. No obstante, me dio un 4, quiero recordar…

 

Continuar leyendo «Las mitocondrias»