La (infausta) Provincia de Jaén, 1

Alfredo Rodríguez Tébar

[En alguna parte he leído que el P. Villoslada Peula, un navarro, eligió la provincia de Jaén para fundar su SAFA, en razón de ser una provincia tan pobre y castigada].

Salí de mi provincia hace 56 años y solo he vuelto de forma esporádica, aunque frecuente, en cortas visitas por motivos familiares y/o personales. Soy de La Puerta de Segura, Sierra de Segura; digo esto con el objeto de mostrar a priori mi sesgo al hablar de la provincia entera. Mi comarca, un feudo de la orden de Santiago, no pertenecía al “Santo Reino”, ni a Andalucía, y fue metida en ella por la distribución provincial de Javier de Burgos en 1833. Desde los años setenta del s. XIX mi tierra se pobló con una gran inmigración procedente del sur de Albacete, tierras interiores de Alicante y norte de Murcia (Caravaca, Bullas, Moratalla…; parte de mis ancestros vino de esta última encomienda santiaguista).

Recuerdo muy bien que en los años cincuenta del s. XX, durante mi infancia, nosotros no nos considerábamos andaluces. Oía expresiones como “bajar a las Andalucías” y tenía un amigo a quién llamábamos “El Andaluz” porque había nacido, en los años cuarenta, en Jaén capital. Nosotros somos realmente neoandaluces, aunque en los últimos tiempos me ha parecido observar entre mi gente sentimientos propios del neoconverso: un fogoso andalucismo con fervorosas celebraciones del 28F, fruto sin duda de la propaganda política dictada desde Sevilla (alguna vez me gustaría escribir sobre la influencia de los poderes públicos en fabricarles una identidad a sus súbditos, como ha sucedido, v.g., en Cataluña).

En este escrito me propongo expresar algunas de las reflexiones que mi provincia me ha inducido a lo largo de los años. Espero decir algo nuevo o, por lo menos, no moverme entre los tópicos de siempre.

Continuar leyendo «La (infausta) Provincia de Jaén, 1»