Recuerdos de la SAFA – 24: Los billares

Los billares no eran un sitio adecuado para los niños, según los padres, porque se mezclaban jóvenes de todas las edades y se fumaba mucho. Tabaco, por supuesto. También se decían tacos y se producían peleas cada dos por tres. De niño, presenciando con los amigotes una partida en los billares de mi pueblo junto a la fuente de la Reú, tras hacer una bola, que es como se llamaba a la carambola, un jugador le reprochó enardecidamente haber “metido taco”, y la discusión subió de tono hasta que el otro le arreó con el taco en mitad de la cabeza con todas sus fuerzas. Los pequeños salimos corriendo paseo abajo hasta llegar a la fachada del Ayuntamiento, porque sabíamos que eso no iba a quedar ahí. Nuestras vivencias nos decían que, como algunos animalillos, ante la más mínima señal de alarma había que huir, porque si se escapaba una hostia los pequeños teníamos muchas papeletas de recibirla.

Continuar leyendo «Recuerdos de la SAFA – 24: Los billares»

ES QUE ME MONDO…

Es que me mondo… Contemplar la pamplina y la inconsistencia de una buena parte de la izquierda nacional es que me admira. No habría podido concebir tal cantidad de majaderías emitidas o proyectadas por sus dirigentes y ¡oiga!, todas propuestas en serio.

Parece como que la escuela sudaca, vía chavismo o no, tan excesiva, retórica, dariniana (de Rubén Darío) y a la postre vacía tenga por acá alumnos aventajados; ¿será también porque algunos dirigentes actuales de la izquierda en España tuvieron orígenes sudamericanos? También pudiera ser rémora del maoísmo más furioso, que sin embargo y bajo los parámetros tradicionales de la cultura oriental, ponía poéticos y sonoros nombres hasta a lo más horrendo de su acción político-cultural (claro, Mao también era poeta).

Continuar leyendo «ES QUE ME MONDO…»