Anti-Progreso, 2 (la Circulación de la Sangre, parte A)

Alfredo Rodríguez Tébar

De alguna forma, la historia de cómo llegó a conocerse la circulación de la sangre en humanos es una especie de retrato o reflejo del progreso y anti-progreso de la Humanidad a los largo de los casi dos milenios que llevó dilucidarla. A toro pasado, uno se pregunta por qué duró tanto llegar a las conclusiones de William Harvey, el descubridor oficial de la circulación global porque, realmente, no es tan difícil describir esa circulación. Al final, ofreceré algunas explicaciones personales del porqué de esa tardanza y cómo llegó Harvey a sus conclusiones, no sin antes señalar que hay historiadores que ponen el descubrimiento del médico inglés a la altura del heliocentrismo de N. Copérnico, de las leyes del tránsito planetario de J. Kepler o de las leyes de la gravedad de I. Newton. Pero las cosas no fueron tan sencillas, ni el problema de la circulación quedó zanjado hasta entrado el s. XX.

Continuar leyendo «Anti-Progreso, 2 (la Circulación de la Sangre, parte A)»

Nuestro luminoso y sonoro cascabel

Cuando la gente camina por el centro de Sevilla no para de sorprenderse al encontrarse -diariamente- con un niño morenito y súper simpático que hace las delicias de todo aborigen o forastero, pues siempre se siente interpelado y saludado por él con una gracia y una alegría encomiables.
Da igual el día en que te lo encuentres (o la hora), incluso aunque sea un lunes aciago, ya que él irá en su carrito con su abuelo materno o andando con desparpajo y graciosamente, haciendo las delicias de todo viandante.
Es digno de admirar cómo los sevillanos, con su gracia especial (y, especialmente, las féminas) e incluso extranjeros (y eso que ahora, con el tema de la pandemia, no abundan tanto por esta capital del turismo mundial), se hacen eco de su simpatía y saludos continuados exclamando, más de una vez, «¡Qué bebé más rico y simpático!». «¡Está para comérselo!». «Cucha, ¡qué alegría lleva dentro…!» «¡Mare mía, qué bombón más apetecible!». Hasta la abuela materna ha oído decir a una pareja « Mira qué pepón…»

Continuar leyendo «Nuestro luminoso y sonoro cascabel»

DE LA INOCENCIA

DE LA INOCENCIA

Mariano Valcárcel González

Hay cosas que no quiero entender porque si lo hago es que me cabreo sumamente.

Ya es clásico el recurso de altos dirigentes y cargos (en especial ministros y presidentes, sin olvidar a miembros de la realeza) que en cuanto surgen problemas graves e incluso pruebas que se puede transformar en acusaciones penales contra ellos se limitan a manifestar su inocencia (eso como todos) y aportan como prueba de descargo y absolutoria el desconocimiento que tenían de esos asuntos más que poco limpios.

Así teníamos a la “lideresa” madrileña descargando un día sí y otro también el desconocimiento de hechos y hasta de personas, ¡a las que decía con toda la jeta del mundo no haber conocido o apenas si haberlas visto!… Que le ha dado resultado la estratagema se ve en que todavía, insisto, todavía, no se la ha logrado procesar en condiciones.

Continuar leyendo «DE LA INOCENCIA»

Recuerdos de la SAFA – 20: La tarde del domingo: la “hora social”

Recuerdos de la SAFA – 20: La tarde del domingo: la “hora social”

Tras el breve paseo vespertino por Úbeda y la asistencia obligatoria a la proyección de la película (que creo recordar fue “La patrulla” o “La patrulla de los cinco”, una historia de cinco combatientes falangistas que se hacen una foto el último día de la guerra civil y quedan para verse en Madrid diez años después, para contarse las peripecias de cada uno. Me quedé con la cara de uno de ellos, Arturo Fernández, que luego vi como galán ligón en multitud de películas de los 70, y posteriormente en Tele 5, repitiendo lo de “chatina” para arrobo de las féminas), me acerqué a mi paisano Juan N. que al ser mayor, no tenía que ir en fila, y que me acompañó hasta el patio del internado donde teníamos unos minutos libres hasta la hora de entrar a cenar. Le pedí que me contase algo de la “hora social” que me había comentado antes de la proyección de la película.

Continuar leyendo «Recuerdos de la SAFA – 20: La tarde del domingo: la “hora social”»

Anti-progreso, 1 (la vacuna)

 

Alfredo Rodríguez Tébar

Más bien debería titular este escrito como La Progresión del Progreso o, mejor, ¿Cómo progresa el Progreso, o no?, porque el progreso que nos ha traído hasta aquí no nos ha venido como una exponencial ascendente, ni siquiera en una subida lineal. Más bien ha sido como una línea quebrada con grandes saltos y altibajos, con largos periodos de atonía y otros de depresión, a veces de más de un milenio. El progreso, para progresar, ha tenido que vencer muchos obstáculos, de los que cito algunos.

Continuar leyendo «Anti-progreso, 1 (la vacuna)»

LENGUA BÍFIDA

LENGUA BÍFIDA

Mariano Valcárcel González

Lo del cambio de estatus de la lengua castellana, oficial en todo el Estado, a mera lengua transversal tipo lengua extranjera que intentan colocar en la reforma educativa (¡otra más!) del actual gobierno merece al menos un comentario. Además, necesario según mi parecer.

El Título Preliminar de la actual Constitución en su Artículo nº 3 indica claramente

Artículo 3. 1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.

  1. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.

Continuar leyendo «LENGUA BÍFIDA»

Las manos en la educación y en el progreso de los pueblos, 4

 

Alfredo Rodríguez Tébar

  1. i) La Educación por las manos.

No tengo la menor idea de cómo es la educación preescolar, primaria y secundaria en España. No he tenido hijos y me he dedicado a cosas abstrusas, aunque de importancia menor. No sé por lo tanto lo que se enseña y cómo se enseña y entrena a los niños para la vida. Tampoco sé si, en el sistema educativo español, se cuida que los niños adquieran destreza manual, que practiquen juegos en los que se estimule el uso de las manos y, en particular, de los dedos. La destreza manual, la motricidad fina, es muy importante para el desarrollo cerebral y del lenguaje del niño  y así lo confirman cientos de estudios publicados en las mejores revistas (https://www.researchgate.net/publication/329443319_Development_of_manual_dexterity_in_preschool_children;  https://onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.1111/jpr.12041). La adquisición de destreza manual tiene también un efecto terapéutico sobre cerebros dañados o malformados en los niños. El contar con los dedos contribuye a crear una mente numérica. Sé por familiares que los métodos Waldorf y Montessori prestan mucha atención al entrenamiento manual de los alumnos (de todo esto, vosotros sabéis mucho más que yo y apreciaría que alguien escribiera en esta web algo sobre la enseñanza y práctica de la destreza manual en la escuela).

Continuar leyendo «Las manos en la educación y en el progreso de los pueblos, 4»

El lenguaje de las manos, 3

Dentro de la descripción que vengo haciendo sobre la importancia de las manos y la manualidad en la evolución humana y en el progreso de las sociedades, toca hoy apuntar su papel en el desarrollo de la comunicación humana de por sí ‒mediante el lenguaje gestual‒ y en la aparición del lenguaje vocal, más distintivo de nuestra especie.

Los humanos tenemos unas manos o, si se quiere, una parte distal de los miembros anteriores/ superiores, con una complejidad anatómica y una capacidad de movimiento que requiere amplias zonas de la corteza cerebral para su control y modulación, como ya describimos en una entrega anterior.

Los homínidos más primitivos, así como los primates actuales no humanos, utilizaron y utilizan las manos como principal instrumento de comunicación; así se creó un lenguaje gestual de complejidad creciente, aunque sin llegar a la de los lenguajes de signos actuales usados actualmente por las personas sordas. Sin embargo, no son solamente las manos las que participan en este tipo de lenguaje; los brazos, la expresión de la cara (posición de la boca y labios, arqueamiento de  las cejas…) y, en menor medida, el resto del cuerpo eran, y son, utilizados en el lenguaje gestual que acompaña a las manos.

Este lenguaje permite a un humano establecer un cierto nivel de comunicación con, por ejemplo, un chimpancé o un bonobo, a quien se le ha enseñado un lenguaje de signos. Aún sin entrenamiento, un simio muestra ciertos signos gestuales compartidos con los humanos, v.g. una mano en supinación (la palma hacia arriba) indica que un chimpancé o un humano está pidiendo algo. No obstante, los intentos por enseñar a un chimpancé algunos elementos de lenguaje vocal con los que comunicarse han resultado infructuosos.

Continuar leyendo «El lenguaje de las manos, 3»

Noi, vámonos de guerra

NOI, VÁMONOS DE GUERRA

Mariano Valcárcel González

Cuando oí la noticia no me lo pude creer y lo consideré uno de tantos bulos como corren en la actualidad, es la moda. Pero luego oí la conversación, grabada, y me quedé con la boca abierta.

¿A qué me refiero?, pues a la pretensión de descerebrados catalanes del independentismo a ultranza, descerebrados que han ejercido y ejercen cargos allí y con eso queda todo dicho, de aceptar cierta “oferta” del Kremlin de aportar unos diez mil soldados para lograr y afianzar la deseada independencia.

Continuar leyendo «Noi, vámonos de guerra»

¡Una tarde maravillosa!

Soy Carmen, una niña sevillana, “muy simpática y vivaracha”, según oigo decir a mis familiares, amigos y conocidos, aunque parezca ineducado decirlo; pero mi corta edad todo lo permite.
Hago mi presentación al principio y no al final, como muchas veces les gusta hacer a los escritores afamados, pues soy así de espontánea y sincera. Espero no molestar a nadie. 

Continuar leyendo «¡Una tarde maravillosa!»