“Los pinares de la sierra”, 04

Por Dionisio Rodríguez Mejías.

3.- El mejor método para copiar.

Hay que decir que entonces se nos permitía fumar durante los exámenes, y mientras el profesor escribía las preguntas en la pizarra, dándonos la espalda, él sacaba uno de los paquetes “iluminados”, lo dejaba sobre la mesa sin dar al asunto mayor importancia, copiaba el esquema correspondiente, encendía el cigarrillo y se guardaba el paquete. Era un método infalible, sobre todo, si se trataba de aplicar las complicadas fórmulas de los problemas de estadística. Así, a salto de mata, consiguió aprobar la mayoría de los exámenes parciales; pero llegó el mes de mayo, el tiempo se le echó encima y, como era de esperar, lo pilló el toro. Agotado el abanico de mentiras habituales, tuvo que inventar nuevas excusas para justificar sus faltas de asistencia y explicar por qué no había preparado algunas asignaturas. Dejó para el final Teoría Económica, porque era una asignatura de empollar, y confiaba en que el profesor le permitiría examinarse con los “libres”.

Continuar leyendo «“Los pinares de la sierra”, 04»