La niña más afectuosa

Esto era una vez…

Una niña a la que sus abuelos paternos querían con locura (y viceversa). Era muy obediente y cariñosa; no podía vivir sin ellos. Lo mismo le ocurría con sus amigas y maestro. Se desvivía por atenderlos a todos…

Una de las cosas que más le agradaba era sacar buenas notas para ofrecérselas a sus familiares más cercanos, como medio de pago por el cariño que le tenían…

Era una chica que allá donde iba se hacía de querer, pues su halo personal irradiaba bondad y sana alegría…

Como el tiempo no pasa indiferente, se fue haciendo una guapa moza que supo combinar estudios y relaciones sociales, consiguiendo ser una educada dama que causaba admiración a todo el mundo. Sus resaltables cualidades personales y humanas eran su mejor tarjeta de visita…

Así es como llegó a conseguir su ansiado sueño infantil: ser maestra, queriendo rememorar su infancia dorada; y casándose con el chico de su vida para traer al mundo a sus hijos, a los que supo dar su impronta destacada, con entrañable acierto: ser buenas personas, allá donde estuviesen, y que disfrutasen de la vida sanamente…

fsresa@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *