Tiempos fundacionales, 6

CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO CENTRO

1) El centro de Úbeda da un paso decisivo cuando el padre Villoslada, en 1944, decide comprar 17,6 ha a diferentes propietarios en el Paseo del León. Primero, intenta convencer a los propietarios para que le vendan su parcela. Después, acude al Ayuntamiento de Úbeda para solicitarle su ayuda para comprar dicho terreno.

2) El alcalde, Bonifacio Ordóñez, ilustre abogado y gran cristiano que después, en el año 1945, entró a formar parte de la Junta de Gobierno de la Fundación como secretario durante muchos años, llevó al Pleno del Ayuntamiento, el 25 de octubre de 1944, la moción de conceder a la Institución una subvención de 235 000 pesetas para la adquisición de dichas fincas. Lo consiguió por un solo voto de diferencia, después de una agitada sesión.

3) Cuenta Pasquau una anécdota interesante, de la guerra civil, en relación con la situación de esos terrenos. Un joven obrero, llamado Poyatos, que trabajaba en la fábrica de orujo de Baltasar Lara y pertenecía a la Acción Católica, fue condenado a muerte y llevado a fusilar, precisamente al Paseo del León, en lo que hoy es la explanada de entrada a las Escuelas. Antes de morir, dijo a uno de sus ejecutantes:

«Aquí donde voy a caer, habrá dentro de unos años una iglesia y un colegio donde se educarán cristianamente los hijos de los obreros».

GENEROSAS AYUDAS OFICIALES

1) El padre Villoslada pide dinero para empezar a construir al ministro de Trabajo, José Antonio Girón, y en el Boletín Oficial del Estado del 16 de julio de 1944 sale un Decreto Ministerial, concediendo a las Escuelas tres millones de pesetas.

2) En la zona que daba a la calle Comendador Messía, se construyeron seis viviendas para el personal, que en principio fueron ocupadas por dependencias del internado: el comedor y la cocina, así como la Residencia de los Padres Jesuitas y la de las Hermanas Mercedarias. Se construyeron unas clases a continuación de las viviendas.

3) Se cercó la inmensa finca. Como el terrero era inclinado, se consiguió, con notable movimiento de tierras, una explanada junto a dichas viviendas, en donde se construyeron nueve naves de 30 x 10 m de superficie, colocadas en forma de U. Una se utilizó como capilla; dos como dormitorios; una como taller de carpintería; dos como talleres de mecánica; y una, como salón de actos. Las dos restantes se utilizaron como almacén de material y garaje. Y en los recintos que unían unos talleres con otros, en su parte final, se establecieron clases, una panadería y una zapatería, al servicio de la Escuela.

4) El INV se encargó de construir los edificios más costosos de la Escuela de Úbeda: Primaria (1948), edificio central (1949), Magisterio (1955) e iglesia (1957); excepto el Salón de Actos moderno, construido después con otros medios (1960).

LAS ENSEÑANZAS QUE SE IMPARTEN

1) En el curso 1948-49, se traslada la Escuela de Magisterio desde Villanueva del Arzobispo a Úbeda. El internado se adjunta al ya existente en la zona de talleres y las clases se imparten en el recién construido pabellón que en el curso 1949‑50 lo ocuparía la Enseñanza Primaria.

2) En el curso 1949-50, se traslada el internado al nuevo edificio central, dejando libres los talleres, que se irán, poco a poco, acondicionando para la Formación Profesional, con un taller más de Carpintería y otro de Mecánica, más el Estudio‑Taller de Bellas Artes. Era necesario equiparlos y se consiguió del INV una subvención de dos millones y medio de pesetas para ello.

3) El 24 de mayo de 1948 (BOE del 10 de julio), el Ministerio de Educación reconoce la validez oficial de los estudios de Formación Profesional del Centro. Sin embargo, no se organizó hasta el curso 1952‑53, con la llegada a Úbeda del padre Bermudo, quien confeccionó un plan de estudios para formar a Maestros de Taller. En el curso 1957‑58, se dio paso a los estudios de Oficialía y de Maestría, establecidos por ley.

4) En 1949, el padre Villoslada implantó los estudios de Comercio, para preparar a buenos administrativos para las Escuelas. Estos estudios terminaron en 1954.

***

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *