Información o Insinuación

Se dan noticias y se proponen actuaciones.

Andrea Pezzini

Por Fernando Sánchez Resa.

Toda empresa humana debería ser dirigida por una persona que poseyese un florilegio de cualidades sobresalientes que pudiese conformar o crear una realidad tangible de disfrute y riqueza continuados.

En Úbeda, hemos tenido la suerte de encontrarla, para goce y beneficio de todos. Es Andrea Pezzini, un italiano especial que ha sabido y querido injertarse plenamente en la idiosincrasia de nuestra ciudad; siendo un valiente  y visionario empresario turístico, todo terreno; y que, cual políglota y trotamundos, por vocación, consiguió ayudar a que Úbeda y Baeza fuesen nombradas Patrimonio de la Humanidad.

Leer más: Andrea Pezzini

¡Se nos fue un hombre bueno!

Por Fernando Sánchez Resa.

Hace unos días hablé telefónicamente con Mari, la viuda de Antonio Pérez Molina, el que fuera conserje-limpiador y, en definitiva, hombre para todo -durante 15 años- del Colegio de la Explanada, hoy llamado CEIP “Sebastián de Córdoba”, de Úbeda (Jaén), para darle el pésame y que me contase los últimos aconteceres de su marido, ya que no pude asistir para acompañarla a ella y a sus tres hijos, en ese duro trance, por estar de abuelo imprescindible en Sevilla.

Leer más: ¡Se nos fue un hombre bueno!

¡Preocupaciones, que no falten…!

Por Fernando Sánchez Resa.

Ya me lo decía de pequeño mi abuelo Antonio: «Fernando, las preocupaciones…, que no te falten nunca». Y, por entonces, yo no lo llegaba a entender, puesto que lo que quiere uno -desde que llega a este mundo- es no tener ningún problema ni dificultad para vivir tranquilamente y sin tropiezos de ningún tipo, como los anuncios del veraneo eterno en las Bahamas o el Caribe…

Leer más: ¡Preocupaciones, que no falten…!

El pescador de hojas

Por Fernando Sánchez Resa.

Esto era una vez un parvulito muy guapo y tierno cuya imaginación desbordante le llevaba por derroteros de ilusión y ensueño que nunca tenían fin…

Hacía muy buena miga con su abuelo materno y siempre estaba emprendiendo aventuras, cual don Quijote y Sancho, o imitando las sugerentes historias de los variados dibujos animados, que veía por la tele, para llenar sus múltiples días y horas de ocio, siempre entretenido; con esa inocencia y ductilidad que solamente las proporciona los cuatro años que Abel tiene, trayéndole felicidad y alegría a raudales, a la vez que colmando sus ansias de libertad y conquista, en este verano cálido sevillano en el que la pandemia vuelve a hacer sus estragos.

Leer más: El pescador de hojas

¡Cole sin garantías: no, gracias!

Por Fernando Sánchez Resa.

Ya nos lo decían (y bien que lo comprobamos) en la mili: «Al peor soldado, hazlo sargento». En la compañía no se movía nadie con tal de no salir en la foto. Bromas y puntualizaciones aparte, lo que la pandemia nos está mostrando y enseñando cada día que pasa es proverbial: que con estos diecisiete reinos de taifas hispánicos y sin estética ni ética adecuadas no se puede vivir ni mantener en pie nuestro país y planeta; pero muchos políticos -en general- y bastantes ciudadanos -en particular-, no acaban de enterarse de qué va el asunto. No hay nueva normalidad sino antigua anormalidad -diría yo-, tanto en el comportamiento político como el social y personal, salvo honrosas excepciones; que las hay…

Leer más: ¡Cole sin garantías: no, gracias!

¡Cuidado con el resentido!

Por Fernando Sánchez Resa.

Todo el mundo sabe que todas las personas tenemos momentos puntuales de resentimiento, pero que lo mejor es dejarlos pasar y no insistir machaconamente en ellos, pues nos va nuestra propia limpieza y tranquilidad mental en el intento. 

No obstante, hay seres humanos cuya fijación mental es portentosa, pues en cuanto sale a relucir un determinado tema -al que andan siempre apegados y traumatizados, por diversas razones-, seguramente porque en su infancia o en cualquier otro momento evolutivo de su vida lo pasaron mal; y del que no se pueden despegar, aunque quisieran, porque se les ha quedado perennemente impresa esa pegatina mental. 

Leer más: ¡Cuidado con el resentido!

¡Mil gracias, José Mª, por tu desinteresada entrega!

Por Fernando Sánchez Resa.

Como los españoles -en general- y los ubetenses -en particular- somos muy dados a santificar al muerto, ignorando o denigrando al vivo, mientras anda en este mundo vivito y coleando, no quiero que esto ocurra con nuestro antiguo presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos de Magisterio de la Safa de Úbeda (AAMSU), José María Berzosa Sánchez. Es mejor realizar los homenajes y parabienes en vida ya que, una vez se haya ido al otro barrio, sobran vaselinas y vanaglorias. 

Leer más: ¡Mil gracias, José Mª, por tu desinteresada entrega!

El constructor de cabañas

Por Fernando Sánchez Resa.

Érase una vez un inocente parvulito que tenía una visión mágico-fantástica del mundo y al que le sobraba imaginación. También poseía una enorme energía física, con ansias desbordadas de divertirse, lo que le permitía fantasear la realidad y hacer uso interesado de los materiales que encontraba a su alrededor.

Por eso, uno de sus juegos preferidos era construir una cabaña, cada día (con el permiso de sus papás o abuelitos; si es que no podía conservar la antigua), tratando de que se acoplara -como anillo al dedo- a su dispersa imaginación; y, de camino, colmase toda su dicha infantil para poder transitar y esconderse en ella, mientras sus padres o abuelos hiciesen como que no lo encontraban, con gran regocijo y satisfacción por su parte.

Leer más: El constructor de cabañas

¡Muchas gracias, queridos maestros!

Por Fernando Sánchez Resa.

Este amplio colectivo -de tan grande valía y resistencia- que abarca -para mí- desde el parvulario hasta la entrada en la universidad, es justo y necesario darles las gracias y ponerlos como ejemplo, cual cuadro de honor social (al igual que se ha hecho -merecidamente- con los sanitarios, en todos los medios de comunicación), pues habiendo pasado el difícil y complicado curso 2019-20 (de infausta memoria) con la improvisada educación a distancia; y tras soportar siete reformas o leyes educativas, en las cuatro décadas anteriores, ahora están atenazados por la octava, que prepara la ministra Isabel Celaá y que rematará el fracaso -tantas veces anunciado-, por no ponerse de acuerdo los políticos de este país en una cosa tan básica como la educación de los españoles, sin infundirles connotaciones políticas espúreas y ajenas a lo que verdaderamente necesita un españolito de a pie del siglo XXI.

Leer más: ¡Muchas gracias, queridos maestros!

Información adicional