El Rincón del Café

Donde comentas una película, una canción o un disco, un vino extraordinario, o un libro que has leído y te ha gustado...

Queridos amigos:

Por Jesús Ferrer Criado.

Es tiempo de felicitaciones y buenos augurios. De carantoñas y sonrisas forzadas. Aunque todos sabemos que nada tiene arreglo y que de aquí se sale con los pies por delante, nos animamos unos a otros conscientes del engaño mutuo, pero fingiendo conservar un hilo de esperanza como si creyéramos en los milagros, como si las mentiras piadosas sirvieran para algo. Yo, como todos, participo del carrusel e incluso tengo preparadas las felicitaciones de la próxima década por si son necesarias y ya no estoy de humor, o simplemente no estoy.

 

Leer más: Queridos amigos:

02. No más de 30 minutos para tu cuerpo

Querer al propio cuerpo.

Presta atención a tu cuerpo.

Afloja toda contracción muscular o nerviosa.

Dedica momentos de calma profunda para eliminar de tu anatomía entera toda tensión en las distintas partes del interior de tu cuerpo.

Intenta tomar conciencia de las funciones respiratoria, digestiva, de las redes de circulación de tu sangre, etc. Pero gozando, sin prisas.

Leer más: 02. No más de 30 minutos para tu cuerpo

01. Dar sentido a determinados momentos del día

El cada día es una sucesión de fragmentos de vida que hay que saber vivir llenándolos de sentido en el instante.

No te angusties por el momento que vendrá mañana, porque quizás no vendrá.

Limítate a vivir el ahora poniendo en él el gozo que te sea posible.

No pierdas la ocasión si puedes ofrecer una alegría a tu entorno, y eso con elegancia y desinterés sin esperar ninguna reciprocidad.

Leer más: 01. Dar sentido a determinados momentos del día

Los miércoles, macuto, 06

Formación jesuítica

En macutos anteriores me refería al padre Galofré y al comportamiento que me dedicó durante dos años. No quería incidir sobre este asunto, porque consideraba que era una actitud que “cultivó” solo hacía mí y no procedía sacar a relucir asuntos personales, sólo los estrictos para poder seguir adelante con el relato del momento. Tampoco consideraba relevantes las consecuencias subsiguientes, que crearon unas nuevas circunstancias para mi modo de vida. Al fin y al cabo, la vida es una evolución, un continuo cambio que, en algunos, puede ser traumático por la falta de adaptación.

Leer más: Los miércoles, macuto, 06

Los miércoles, macuto, 05

Pensamientos negativos

Los pensamientos negativos son aquellos que nos vienen a la mente cuando nos encontramos con problemas que juzgamos irresolubles.

Los pensamientos negativos nos obnubilan la mente, se apoderan de nuestra personalidad y coartan nuestra forma de actuar. No debemos admitir que tales pensamientos se instalen definitivamente en nuestro ánimo, más que nada porque son pensamientos que defienden una falsa verdad, como es la de admitir como cierto que la fatalidad no tiene remedio.

Leer más: Los miércoles, macuto, 05

¡Feliz Navidad!

Se nos llena el alma en estos días, de buenos sentimientos, de comprensión, y de amor fraternal. Miramos a la gente con ojos alegres e indulgentes, con propósito de olvido y de perdón, de borrón y cuenta nueva, y de pelillos a la mar. Las calles se inundan de música alegre y sosegada, y el hogar se viste de abetos de cuyas ramas cuelgan luces, estrellas y cintas de colores.

Leer más: ¡Feliz Navidad!

Los miércoles, macuto, 04

Felicitaciones lunares

Traigo hoy en la mochila el recuerdo de unas felicitaciones de Navidad que me llegaron desde la cara oculta de la Luna; hace, exactamente por estas fechas, la nada despreciable cantidad de tiempo de cuarenta y cinco años, casi medio siglo.

 Acababa de entrar a trabajar en la NASA. Sí, en la National Aernautics and Space Administration [esa fue una de las consecuencias que me produjo el hecho de que el padre Galofré me pegara, poco más o menos, una patada en el trasero y me mandara a mi casa, cortando drásticamente mis estudios de Magisterio]. Desarrollaba mis funciones en la Estación Espacial de Robledo de Chavela (Madrid). Un complejo con tres instalaciones: una en el propio Robledo, otra en Cebreros (Ávila) y la otra en Fresnedillas de la Oliva, también, como la primera, en la provincia de Madrid. Cada una de ellas con sus antenas específicas, ya que tenían asignadas misiones diferentes. Yo trabajaba en la de Fresnedillas, encargada del seguimiento de los vuelos tripulados. Esta última, junto a sus hermanas gemelas de Goldstone (California) y Honeysuckle Creek (Australia) separadas una de otra 120º en la esfera terrestre, aseguraban el contacto permanente con Luna y (en su caso con la nave tripulada) con el planeta.

Leer más: Los miércoles, macuto, 04

Los miércoles, macuto, 03

Referéndum en Cataluña, un NO preconcebido

Todo hace pensar que el referéndum anunciado por el gobierno catalán no se va a celebrar, no lo contempla la ley. Así lo ha manifestado el presidente del Ejecutivo central, que es la máxima autoridad de ese órgano encargado de hacer cumplir las leyes en toda España. Claro que, cuando uno ve a los responsables del proyecto separatista y oye sus declaraciones, le entra la duda. Quién sabe si, al final, éstos últimos, se llevarán el gato al agua; las leyes tienen muchos recovecos y se le pueden dar muchas vueltas. A éste respecto hay casos palpables de verdadera “ingeniería” legislativa y judicial. Vaya por delante que defiendo y respeto la libertad de cada individuo y la de la colectividad a la que pertenece a elegir su modo de vida, sin más límite que el respeto a la Ley.

Leer más: Los miércoles, macuto, 03

Los miércoles, macuto, 02

Como iba diciendo, con mi amigo Juan Maldonado [gracias, Berzosa; vagamente recordaba su nombre, pero no tenía seguridad] compartía la afinidad del delirio por la política y casi ninguna más. Al menos, no lo recuerdo participando activamente en la otra gran pasión que sentí: el deporte, donde la coincidencia era mayor con otros compañeros. Estábamos agrupados en equipos. Yo pertenecía a los Cruzados, que lideraba Juan Cabrerizo Turón y recuerdo que dábamos sopas con honda (perdón por la inmodestia, pero era cierto) a Javieres, Loyolas y hasta al mismísimo potito que se presentara. Aunque en nuestro argot de compañeros, y para ponerle cara a los contrincantes, estaban rebautizados como: los bermúdez, los ballestas, los berzosas…

Leer más: Los miércoles, macuto, 02

Información adicional