A MI HIJO.

A mi hijo.



(Disminuido en su 
expresión y rico en amor )


Maravilloso niño,

cuánto te quise,

lucero de mis sueños,

te recuerdo… ,

estrella del firmamento,

tan radiante,

ángel de mis amores,

tan risueño.


Contigo fui tan feliz,

más que en los sueños.

Fuiste mi amor y luz

y mi embeleso.

Fuiste tú mi refugio

y mi consuelo.


¡Cuánta dulzura diste,

y cuánto anhelo!

Por ti yo daría el alma,

en regresarte,

y soñar junto a ti

que nos queremos.

Sendero Luminoso

Sendero Luminoso


Entre la plomiza y áspera ciudad …;
entre filas de altos edificios,
farolas, semáforos, asfalto,
veo la luz del astro que se aleja,
amarilla , blanca y dorada;
¡ Bella y luminosa,
alba … y despejada
Y, ¡ Oh belleza !,
¡ Un sendero , entre árboles, aparece …!
un sendero ocre y brillante,
amarronado , bonito…;
un sendero bello, entre ramas
cruzadas, que forman pasadizo
que conduce a un fondo amarillo,
albo y brillante,
donde el sol va entrando en el ocaso
y el alma conecta con suspiros,
ensueños y quimeras
transportándola , Feliz,
hacia el Olimpo ….

Pedro Pablo Vico Robles

Linda Doncellita

LINDA DONCELLITA


Linda doncellita que el cántaro llenas

del agua limpia de la fuente clara,

tú no pones el corazón en la fuente vieja

ni en el cántaro que llenas

de su limpia agua;

tu miras atenta a la tarde bella,

mientras tocas el bucle de tu pelo negro

con tu mano rosa, grácil, delicada

y aspiras el aire de aromas cargado

y sueñas en amores, preciosa muchacha.


Pedro Pablo Vico Robles

El Jardín de mi abuelo


EL JARDÍN DE MI ABUELO

Fue una tarde alegre y vieja:
exhala fragancia el bello jazmín;
la fuente se ríe con su agua clara,
las auras prenden el áureo jardín.
El sol, decadente, es oro que brilla
e irradia, suave, bello resplandor;
En la tarde alegre de luz y de encanto,
el jardín es paso al más bello amor…
El laurel hermoso expande su aroma,
que saltando el muro, al huerto ya entró;
el balcón se abre para ver la tarde,
que en mágico sueño, amor se llevó…

Pedro Pablo Vico Robles

Una tarde vieja en el viejo jardín


UNA TARDE VIEJA EN EL VIEJO JARDÍN


La tarde, me llama desde allí,
por la bellas galerías del tiempo.


Ya no es la fuente con su agua clara
y el sonar del chorro del agua al caer…;
ni el aroma que expande al aire el laurel;
tampoco el jazmín con sus flores albas.


Es un fuego que, a lo lejos arde …;
una hoguera de luz resplandeciente,
que me llama en tono fulgurante
cuado la tarde cae , bella , en mi mente….
Jardín , en el espejo del tiempo ;
…en las galerías del alma, un sueño.


Pedro Pablo Vico Robles

VILLANCICO

VILLANCICO

Niño tan bonito
nunca yo lo vi,
rubio como el oro,
dientes de marfil.
Su pelo es rizado,
sus manos son blandas,
chiquitos los pies,
boquita de miel.

Niño tan precioso,
luz y placidez,
feliz y dichoso,
míralo otra vez.

A este Niño lindo,
dulce manantial
de amor y ternura,
lo quiero besar.


BESANDO AL NIÑO


Precioso Niño mío,
hoy te he besado
y en tus ojos tan bellos,
me he reflejado.

Al ver tu cara de oro
envuelta en rosas,
mi alma quedó presa
en luz gozosa.

Precioso Niño mío,
yo te regalo,
mi amor envuelto en paño
tan delicado.

Amado Niño mío,
quiero pedirte
que se acerquen a Ti,
para rendirse …

¡Oh mi Niño divino,
déjame un rato
cantar para Ti
versos rociados…

Pedro Pablo Vico Robles

LA TARDE EN EL JARDÍN

UNA TARDE  EN ÚBEDA 

Una tarde vieja en el viejo jardín,
con el sueño de un ocaso bello …
La tarde, me llama desde allí,
por la bellas galerías del tiempo.


Ya no es la fuente con su agua clara
y el sonar del chorro del agua al caer…;
ni el aroma que expande al aire el laurel;
tampoco el jazmín con sus flores albas.


Es un fuego que, a lo lejos arde …;
una hoguera de luz resplandeciente,
que me llama en tono fulgurante
cuado la tarde cae , bella , en mi mente….
Jardín , en el espejo del tiempo ;
…en las galerías del alma, un sueño.

Pedro Pablo Vico Robles


CAMINANDO POR ÚBEDA

CAMINANDO .. .POR ÚBEDA.

¡ Plazuela de Santo Domingo !,
con las moreras,
gorjear de ruiseñores
en hora bella …
Sobre la torre,
una cigüeña enhiesta,
disparatada,
cobija su rudo nido
de acechanzas.
Y en la plazuela ,
yo viviría feliz,
en la casa solariega.
Allí , detenido el tiempo,
en las calles arabescas,
me acerco a la muralla,
donde , cercada,
fue la batalla de ÚBEDA
o de Las Navas …
Por la puerta de Granada,
y otras Puertas,
huestes de Alfonso Octavo,
Rey de Castilla,
conquistaron Úbeda,
¡ Plaza querida !
Y …esas callejas,
con casas de escudo hidalgo
compuestas, bellas;
la de la luna y el sol,
luna y lucero …
De la Puerta de Granada,
se vislumbra San Lorenzo
y su muralla.
Y el alargado balcón,
parra, geráneos,
pone la vista al valle,
inmenso y manso,
de olivares peinados
y de espartales…
¡ Quién pudiera habitar
casillas de la muralla !,
para ver salir el sol;
de noche la luna clara.
Y vivir siempre feliz ,
al ras de la alta muralla.
Y al amanecer , bajar ,
por las sendas plateadas ….

¡¡ ÚBEDA, …amurallada !!

Pedro Pablo Vico Robles

UBEDA POR SAN MIGUEL

ÚBEDA POR SAN MIGUEL

Entre la huerta y el olivo,

yo comienzo a caminar

por estos cerros altivos

con vista al olivar,

que nos parece cautivo.

¡ Gloriosa ya se enciende la alborada

en los Cerros de Úbeda la Bella !

Las torres de palacios y de iglesias,

ponen sello a la vista enamorada..

El cielo se rasga de belleza,

con nubes de graciosa celosía,

ocultando al sol que en el nuevo día

impregna a los cerros de grandeza.

Y entre los cerros altivos

emerge, tan recatada,

entre los mares de olivos,

la que fue perla de España,

¡ Úbeda, Reina y gitana…!!

Pedro Pablo Vico Robles

Caminando… por Úbeda

CAMINANDO ..POR ÚBEDA.

¡ Plazuela de Santo Domingo !,
con las moreras,
gorjear de ruiseñores
en hora bella …
Sobre la torre,
una cigüeña enhiesta,
disparatada,
cobija su rudo nido
de acechanzas.
Y en la plazuela ,
yo viviría feliz,
en la casa solariega.
Allí , detenido el tiempo,
en las calles arabescas,
me acerco a la muralla,
donde , cercada,
fue la batalla de ÚBEDA
o de Las Navas …
Por la puerta de Granada,
y otras Puertas,
huestes de Alfonso Octavo,
Rey de Castilla,
conquistaron Úbeda,
¡ Plaza querida !
Y …esas callejas,
con casas de escudo hidalgo
compuestas, bellas;
la de la luna y el sol,
luna y lucero …
De la Puerta de Granada,
se vislumbra San Lorenzo
y su muralla.
Y el alargado balcón,
parra, geráneos,
pone la vista al valle,
inmenso y manso,
de olivares peinados
y de espartales…
¡ Quién pudiera habitar
casillas de la muralla !,
para ver salir el sol;
de noche la luna clara.
Y vivir siempre feliz ,
al ras de la alta muralla.
Y al amanecer , bajar ,
por las sendas plateadas ….

¡¡ ÚBEDA, …amurallada !!

Pedro Pablo Vico Robles