Las islas inventadas, 07

Por Manuel Jurado López.

 

CUENTO INFANTIL

La calle que nos lleva hasta la Luna

no es de plata ni de bisutería;

no es la gran avenida de los cuentos

por donde van los duendes y las hadas.

Es una calle negra, un ancho tallo

de sombra que acaba en una flor pálida

que devora los sueños de los niños.

 

Continuar leyendo «Las islas inventadas, 07»

Las islas inventadas, 06

Por Manuel Jurado López.

 

ABRIL

La primavera,

la muerte, una mujer encinta

mirando el horizonte

por si vuelves de nuevo,

como vuelven los náufragos,

las lágrimas o los viejos deseos.

La primavera,

una isla distante,

una mujer con flores,

un niño –junto al luto-

que no sabe leer el epitafio.

 

Continuar leyendo «Las islas inventadas, 06»

Las islas inventadas, 05

Por Manuel Jurado López.

II

No es saludable tener apretado el nudo de la corbata.

 

DECLARACIÓN

En este asunto –un tanto delicado-

habrá que ir por partes. Bien, de acuerdo:

no soy el que esperabas. Tengo arritmia

-no mido bien los versos-, luzco ojeras

profundas en el alma, dessoneto,

no plancho mis camisas y no marco

las pausas, se me ha agudizado el asma,

herencia del tiempo de la humedad

de tus labios, de tu melena limpia.

Continuar leyendo «Las islas inventadas, 05»

El eterno retorno

Para mis hijos Víctor Manuel, Raúl David y Christian.

Ir y volver,

andar la misma calle inesperada

con la calma precisa de quien sabe

que el mundo empieza en cada esquina,

percibir los olores con el profundo aliento

que emanan las especias,

los dátiles, el cuero, y los madroños,

sentarse en un café

con una sola mesa

y escribir, si se puede,

dos palabras, o tres,

de las que quedan sólo

las letras desvestidas

de tinta irreverente.

Continuar leyendo «El eterno retorno»

El jardín de las últimas rosas

Cuando en la luz se pierde

la mirada

y el aire se desviste,

y en la alberca verdosa

hunde primero el pie,

luego la espada de su cuerpo

y, al final, su cabellera,

este jardín,

un tanto descuidado,

es la memoria exacta

‑o inexacta‑ de otro jardín

bordado en un mantel

con botellas de vino rojo

y membrillos de octubre.

Continuar leyendo «El jardín de las últimas rosas»