«Scheherezade» de Rimsky-Korsakov

RIMSKY-KORSAKOV (1844-1908)[1]
SCHEHERAZADE
El mar y el barco de Simbad (Largo e Maestoso – Allegro non troppo).
El cuento del príncipe Kalender (Lento – Andante).
El joven príncipe y la princesa (Andantino quasi Allegretto)
Fiesta en Bagdad, el Mar, el Barco se hunde contra las rocas (Finale – Allegro molto)
 
En los años ochenta del siglo XIX, Rimsky-Korsakov se centró en la música orquestal integrada en su mayoría por grandes poemas sinfónicos más que por sinfonías propiamente dichas; entre ellos cabe destacar el Capricho español, Scheherezade y la Obertura de la gran Pascua rusa. Considerado junto a Maurice Ravel uno de los padres del arte de la orquestación del siglo veinte, Rimsky- Korsakov pone de manifiesto en ellas las inmensas posibilidades cromáticas de la orquesta.

 

 

 

Continuar leyendo ««Scheherezade» de Rimsky-Korsakov»

«El Mesías» de Haendel

Haendel no sólo fue un gran compositor, sino también un vivo hombre de negocios que se adaptaba a los gustos y apetencias de los públicos. Tras unos años de idas y venidas a Londres, se estableció definitivamente en la capital británica en 1717 donde triunfaron sus óperas de estilo italiano. Todo fue bien hasta que por los años 30 los públicos londinenses se cansaron de las pomposas elaboraciones dramáticas y los ridículos argumentos italianizantes. Fue entonces cuando el músico derivó definitivamente a escribir oratorios (Débora, Israel en Egipto, Saúl…), basados en textos del Antiguo Testamento con los que estaban familiarizados los británicos, y que se consideraban apropiados para el tiempo de Cuaresma. La nueva forma dramática podía ser rentable, pues se aminoraban los gastos escénicos y se daba entrada a solistas y coros locales con el consiguiente ahorro de los costosos contratos de los cantantes italianos.

Continuar leyendo ««El Mesías» de Haendel»