Jaque mate al diálogo en dos “nivolas” de Unamuno, 01

Antes de empezar este análisis, quizá sea conveniente aclarar algunos aspectos del título porque, aunque no sea nada críptico, puede parecer un tanto lúdico, cuando no provocador.

Lo lúdico en «Jaque mate» se refiere, sencillamente, a que me voy a ocupar de un par de textos dialogados que se encuentran en dos narraciones y que tienen lugar durante sendas partidas de ajedrez. Es decir, en dos situaciones paradógicas, ya que, como dice Unamuno, el ajedrez es «Un juego solitario de dos en compañía» o, lo que es casi lo mismo, «Una conversación de dos en silencio».

Continuar leyendo «Jaque mate al diálogo en dos “nivolas” de Unamuno, 01»

La greguería en sus cifras y letras, y 10

5) Notables por su recurrencia son, finalmente, aquellas greguerías que expresan la idea de consecución, causalidad, finalidad, interrogación, y que frecuentemente añaden la precisión necesaria para el correcto entendimiento del pacto asociativo:

«Era tan moral que perseguía las conjunciones copulativas».

«La H es tan transparente y tan muda que no es raro que a veces no nos demos cuenta de que no está en la palabra en que debiera estar».

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, y 10»

La greguería en sus cifras y letras, 09.

3) Relativamente abundantes son aquellas greguerías en las que la asociación entre los dos elementos comparados suele establecerse mediante nexos convencionales que indican relación de semejanza del tipo: ser como, parecer que, parecerse a, tener algo de, componer, convertirse en, estar hecho con, etc., etc.:

«La letra Ü con diéresis es como la letra malabarista del alfabeto».

«La N tiene algo de gato del alfabeto».

«Las parejas de cisnes parecen que señalan siempre una cifra, el 22, pero a veces, cuando uno de ellos está entrado en el agua y el otro está en pie, a la orilla, señalan el 24».

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 09.»

La greguería en sus cifras y letras, 08

c) Las greguerías verbales, es decir, aquellas que se generan en el interior del lenguaje mismo, como producto de un dinamismo interno:

«Cuando se llega al verdadero excepticismo es cuando por fin se sabe que escepticismo no se escribe con X».

«La L parece largar un puntapié a la letra que lleva al lado».

«Se le pone otra H a Sánchez y es Shakespeare».

«La H es tan transparente y tan muda, que no es raro que a veces no nos demos cuenta de que no está en la palabra en que debiera estar».

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 08»

La greguería en sus cifras y letras, 07

Llegamos así al segundo grupo clasificatorio:

B. Greguerías basadas en letras.

B1. En una sola letra:

«La O es el bostezo del alfabeto».

«La N tiene algo de gato del alfabeto».

B2. En la repetición de la misma letra:

«Otoño: cielo lleno de VVVV que trasvuelan».

«RRRR…, (un regimiento en marcha)».

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 07»

La greguería en sus cifras y letras, 06

 

El itinerario recorrido para la conformación de una greguería constituida con letras es el mismo que cuando se trata de las basadas en cifras. Véase, a modo de ejemplo, la siguiente greguería con la que el lector puede reconstituir el proceso señalado: «El 6 es el número que va a tener familia».

Serie

Individuo

Rasgo eludido

Conclusión

Mujer [1]

embarazada [1a]

vientre abombado [1b]

“Dar a luz”

Número [2]

6 [2a]

forma arqueada [2b]

“Tener familia”

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 06»

La greguería en sus cifras y letras, 05

Ahora bien, parece necesario señalar que convencionalismo no implica en ningún modo arbitrariedad relacional: por muy lúdica o incluso insensata que pueda parecer la asociación que se establece en este tipo de greguerías, la noción de razonamiento ‑por así decir‑ argumentativo, de legitimidad silogística ‑en el más amplio sentido de la palabra‑, está siempre presente.

Si ‑pongamos por caso‑ se afirma en una greguería que «La B es el ama de cría del alfabeto» es porque previamente ‑y no digo que como consecuencia de un proceso reflexivo, sino más bien intuitivo‑ se ha realizado la siguiente operación:

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 05»

La greguería en sus cifras y letras, 04

Por lo demás, parece claro que tanto desde el punto de vista visual como fónico, cada grafema tiene por así decir su propia personalidad. Lo que sucede es que hay cifras y también letras cuyas grafías se prestan mejor que otras para entrar en relación asociativa con otros elementos. Para ilustrar lo dicho, he aquí dos casos extremos de greguerías con letras ‑la greguerías construidas con números son, en comparación, bastante más reducidas‑:

1) Evocación unifuncional:

«La O es el bostezo del alfabeto».

«El bostezo es una O torcida».

«Los bostezos son Oes que huyen».

«Sifón: agua con Oes».

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 04»

La greguería en sus cifras y letras, 03

El aspecto cuantitativo

Sería, sin embargo, un error desechar de nuestro campo temático un buen número de greguerías en las que la repetición de un grafema parece primordial en el pacto asociativo, y menos la dimensión visual y/o fónica. Error, porque ese aspecto cuantitativo se ve trascendido al participar activamente en la configuración del pacto relacional. Así ocurre en greguerías como «El mayor desengaño de mi vida fue cuando comprobé que océano sólo se escribía con una c, cuando deberían ser más de dos, porque representan las olas del occccéano», o «La viuda de dos maridos tiene derecho a una tarjeta con W o sea viuda doble».

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 03»

La greguería en sus cifras y letras, 02

Ahorrándonos por evidente cualquier tipo de aclaración al respecto, precisamos sin embargo que, por agrupación de letras o de cifras, entendemos una simple adición de grafemas, es decir una reunión de signos que representan gráficamente uno o varios sonidos de los que se emplean, respectivamente, para hablar o para calcular. Es por lo que soslayaremos la noción de palabra entendida como unidad de lenguaje con significado; pero, en cambio, ponemos de relieve que la dimensión gráfica y acústica de la palabra tendrá una importancia capital en el tipo de greguerías ramonianas que pensamos analizar.

Continuar leyendo «La greguería en sus cifras y letras, 02»