Linda Doncellita

LINDA DONCELLITA


Linda doncellita que el cántaro llenas

del agua limpia de la fuente clara,

tú no pones el corazón en la fuente vieja

ni en el cántaro que llenas

de su limpia agua;

tu miras atenta a la tarde bella,

mientras tocas el bucle de tu pelo negro

con tu mano rosa, grácil, delicada

y aspiras el aire de aromas cargado

y sueñas en amores, preciosa muchacha.


Pedro Pablo Vico Robles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *