Una tarde vieja en el viejo jardín


UNA TARDE VIEJA EN EL VIEJO JARDÍN


La tarde, me llama desde allí,
por la bellas galerías del tiempo.


Ya no es la fuente con su agua clara
y el sonar del chorro del agua al caer…;
ni el aroma que expande al aire el laurel;
tampoco el jazmín con sus flores albas.


Es un fuego que, a lo lejos arde …;
una hoguera de luz resplandeciente,
que me llama en tono fulgurante
cuado la tarde cae , bella , en mi mente….
Jardín , en el espejo del tiempo ;
…en las galerías del alma, un sueño.


Pedro Pablo Vico Robles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *