60. En marcha

Por Fernando Sánchez Resa.

Eran las dos de la madrugada (del 11 de diciembre de 1938) cuando llegaron la docena de vagones de carga del tren que habíamos de tomar. Lo hicimos por asalto y cerramos las puertas para que no entrase el viento y la lluvia; pero, como estaba tan deteriorado y roto, ambos elementos circulaban en su interior. A las tres comenzó su marcha, mientras permanecíamos tan acurrucados como podíamos. Partimos quedando inmersos en la mayor oscuridad, tratando de dormitar. Así pasamos la noche: entre leve sueño y semivigilia; hasta que nos amaneció en Espeluy. Con cierta incertidumbre, paramos un rato y seguimos ruta hacia el norte, sin saber adónde nos llevarían, hasta que pasamos por Mengíbar y Jabalquinto.

Continuar leyendo «60. En marcha»