Tibidabo

Pedro Pablo Vico Robles.

Y en la clara tarde
de la primavera,
yo te vi en el aire,
¡oh, custodia bella!

Prodigio del arte,
de luz regalada,
alzada en el aire,
con sumo donaire,
joya custodiada,
quiero regalarte.

Desde el alto monte,
donde Cristo mora,
Tibidabo… altar
es de Barcelona.

Y en dorada tarde,
con un sol sublime,
me rendí a tu vista
cuando tú surgiste…

 

pedrovico24@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *