II Jornadas sobre alimentación ecológica y salud

Por Fernando Sánchez Resa.

Mientras el sol se enseñoreaba, luciendo esplendoroso, en el último domingo del mes de febrero, el auditorio del Hospital de Santiago íbase abarrotando de cientos de personas que, ya antes de las 10, andaban ávidas por asistir a un condensado programa saludable y alimenticio, organizado por el Excelentísimo Ayuntamiento de Úbeda y la Asociación Jaén Ecológica con la colaboración de la Asociación Española de la Lucha contra el Cáncer y La Oficina Municipal de Información al consumidor de Úbeda.

Tras la laboriosa recogida de acreditaciones, cada cual fue escogiendo el sitio idóneo para asistir a la inauguración de las II Jornadas de alimentación ecológica y salud. Había mucha expectación en el ambiente y buenas resonancias entre los asistentes, pues todos auguraban tener la oportunidad de enterarse, detalladamente y de primera mano, de dos de los vectores más importantes para la felicidad y el bienestar de todo ser humano: alimentación y salud…

La inauguración, anunciada a las 10:30, corrió a cargo de la concejal ubetense, Virginia Ruiz. Teresa Torres (operada de cáncer de mama) explicó brevemente su caso personal y expresó cómo la alimentación ecológica le ayuda a ir viviendo cada día mejor. Emilio Gómez (de la Asociación Jaén Ecológica), hizo un canto a la fuerza de la gente de a pie, que es la autentica forjadora de esta asociación, pues pretende cambiar la forma de cultivar y alimentarse, de una forma natural y ecológica, yendo en aumento cada día en todo el planeta… No pudo asistir Enrique Prados, de la Asociación Española contra el Cáncer.

A las 11h llegó el primer plato fuerte de la jornada: la charla de Noelia Rodríguez Aranda, de la Asociación Jaén Ecológica: ¿Qué son la alimentación y la agricultura ecológicas? Apoyándose en sus palabras y en un power point impreso en la gran pantalla que había sobre el escenario, fue desvelando muchos secretos y equívocos alimentarios.

Afirmó que hay más de 350 personas apoyando este proyecto alimenticio, pidiendo llevar una nutrición ecológica ideal con el fin de no padecer cáncer, o superarlo con este tipo de alimentación. Recordó que la tienda ecológica de Úbeda (sita en la plaza de Palma Burgos, 10), fue inaugurada el 12-12-2012, ofreciéndola como casa de todos…

Analizó el reglamento ecológico 834/2007 y dio razones del porqué debemos consumir alimentos ecológicos, pues son cuatro las variables influyentes en el padecimiento del cáncer o en cualquier tipo de enfermedad: herencia genética, contaminación ambiental, estrés y alimentación. Precisamente, en esta última, es en la que podemos incidir más libremente a nivel individual para no padecerlo…

Enumeró los cinco venenos blancos que existen: harina refinada, azúcar refinado, sal refinada, arroz blanco y leche de vaca; recordando que el consumidor compra lo que la publicidad le ha metido en la cabeza (muchas veces más por su aspecto externo que por el valor energético y nutricional que en realidad contiene). Por ello, debemos ser conscientes, no escogiendo alimentos que tengan aspartamo, grasas hidrogenadas, ácido fosfórico y un largo etcétera de añadidos que, aunque estén permitidos por la ley, nuestra salud lo pagaría caro… El mismo aceite de oliva tiene herbicidas dañinos… Por eso hay, hoy en día, tantas alergias con los añadidos de todo tipo que llevan los alimentos que consumimos. Creemos falsamente que el mismo tomate es saludable y, en verdad, tiene en su seno una lista de pesticidas permitidos que espanta… Comparó una ensalada de tomate y lechuga convencional con una ecológica, afirmando que la primera está vacía de nutrientes y llena de venenos, mientras que la segunda es todo lo contrario… También es importante saber que lo ecológico conserva mejor el medio ambiente y apoya la economía local. Terminó diciendo que esperaba no haber sido muy dura, pero es que la realidad es así.

Después, llegó el receso para tomar un desayuno ecológico con pan integral, tomate, aceite virgen extra y bizcocho, que sirvió de tentempié y contraste al desayuno tradicional que la mayoría suele hacer.

Mas el plato fuerte informativo llegó a las 12h, con la esperada e interesante charla de la doctora Odile Fernández, autora del libro Mis recetas anticáncer que, desde primera hora, se estaba vendiendo como churros a la entrada y que luego dedicaría. Su conferencia versó sobre La alimentación ecológica y el cáncer.

La doctora Odile contó su impactante historia personal: con cáncer de ovario, se enfrentó a la medicina convencional de sesiones de quimioterapia, echándole valor y preguntándose cómo se iba a morir y dejar a su primer hijo (Nacho) huérfano… Iker, el segundo, lo tuvo despues de su curación… Viajó y llevó a cabo planes que siempre había querido hacer y fue conociendo la medicina diferente de EE UU, en la que tanto cuentan las emociones y la alimentación sana y ecológica. Y por eso, como le divierte, va dando conferencias por España e incluso por el extranjero para ir explicando su proverbial curación, con el fin de que todo el mundo se entere. Dijo que hay que aprovechar el tiempo, pero sin estresarse, apartando lógicamente a la gente tóxica que nos rodea, haciendo su quimio sin efectos secundarios y viajando y haciendo muchas de las actividades que tenía pendientes en su vida, cuando pensaba que iba a ser larga y podría llevarlas a cabo en otro momento… Han pasado cuatro años y medio y, entre tanto, ha vuelto a ser madre de un nuevo hijo, Iker, nombre de origen vasco que significa ‘Aquel que es portador de buenas noticias’.

Y entonces mostró y comentó países y cifras mundiales sobre el cáncer, acabando con el tétrico pronóstico de que muy pronto, en España, de cada dos niños que nazcan, uno de ellos padecerá esta siniestra enfermedad. Por eso, hizo una llamada de alerta al cómo vivimos, la alimentación que llevamos, el estrés que padecemos…; pues, aunque ahora vivamos más, mucha población, a partir de cierta edad, está seriamente medicalizada… Trajo a colación a Japón, país con mayor expectativa de vida y que tiene unas cifras de cáncer intermedias, en contraposición con EE UU, donde tienen un tipo de alimentación y vida completamente diferentes, ya que no se escuchan a sí mismos por medio de la meditación y el conocimiento interior como los japoneses…

Recordó la sana y famosa dieta mediterránea, así como el vivir al aire libre y al sol, celebrando cualquier cosa, estando con gente que es tan importante para el propio bienestar personal…; pero que las nuevas generaciones la van abandonando, cambiándola por alimentación y vida al estilo norteamericano. Advirtió sobre la maldad y toxicidad del tabaco, el alcohol y los productos de limpieza en el hogar y de aseo personal… Animó a comer poca carne (y que sea ecológica) y más vegetales. Puso como ejempo a la población de la India, con su tipo de alimentación rica en vegetales verdes, condimentación con cúrcuma, no tomando carne de ternera, etc.; por eso, la piel del indio es tan sana y no necesita usar cremas.

En España, la tasa de cáncer se ha disparado, porque hemos abandonado la dieta mediterránea, pues somos más sedentarios y tenemos un estilo de vida miméticamente americano, estando cada vez  más estresados y siendo menos sociables; lo que ocasiona que vayan mermando nuestra salud y defensas… Hemos llegado a ser el Homus McDonal, que morirá de infarto de miocardio o de cáncer; como se puede visionar en un vídeo que hay en la red…

Animó a llevar un tipo de vida anticáncer, con alimentación acertada y un estilo de vida con las siguientes características: buena alimentación ecológica; sonreír frecuentemente; comer más pescado que carne; beber agua o zumos naturales en lugar de bebidas alcohólicas; ser felices; comer sano; disfrutar de cada momento; tener la preocupación justa; vivir sentimientos agradables y rodeados de personas o acciones que gusten… En definitiva, el carpe diem acuñado por el poeta romano Horacio.

Por último, el oncólogo Manuel Capllonch, del Centro Hospitalario de Jaén, resumiría su fructífera y corta charla con el título Camino a la felicidad, presentándola mediante un vídeo de sus pacientes, donde estructuró todo su saber médico y psicológico, apostando (como la doctora) por el poder curativo de las emociones y el conocimiento de sí mismo del paciente, que debe premiarse y no castigarse con pensamientos negativos y tóxicos, haciendo un canto a la futura nueva terapéutica del cáncer, donde deben contar más las emociones que los miedos, tomando fuerza en sí mismo; y, con ayuda de los demás, saber vivir momentos felices y no autocastigarse con pensamientos negativos continuados que le amarguen la existencia. Se ha de confiar más en el enfermo, que debe tomar las riendas de su curación…

Finalmente, llegaron las dudas del atento público saliendo valientemente preguntas de afectados con todo tipo de cáncer, que trataron de resolver los ponentes, recordando lo dañino que es el teflón de las sartenes, el microondas y los plásticos, el wifi y el móvil, etc. Hasta que llegó la hora de degustar la rica paella ecológica que se había ido preparando en la cantina del Hospital de Santiago. Y, sobre las mesas, bien pertrechadas de productos y platos ecológicos, aplacaron el hambre los asistentes, departiendo impresiones, dudas y proyectos, pensando ya en las próximas jornadas, que seguro tendrán el mismo éxito que éstas, y muchos de ellos tratando de hacer propósito de enmienda para cambiar su modo de vida cotidiano: la salud y la felicidad personales, bien lo merecen…

Úbeda, 22 de febrero de 2014.

fsresa@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *