Olivares

Los olivos centenarios

bajo el cielo achubascado.

El cielo clama tormenta

y las nubes van bajando…

 

¡Sol y nubes!,

en la tarde cenicienta;

sombra y sol,

en la tierra de olivares,

con las nubes preñadas de tormenta…

 

Al fondo, grisácea y bella,

la Mágina…, con su montera.

¡Bella tierra de olivares!,

que baja, desde Los Cerros,

de Úbeda, ventana abierta…

 

 

pedrovico24@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *