Cáritas, una institución insufrible para algunos políticos acomplejados

12-06-2012.
 

La izquierda española, de la que tanto se esperaba intelectual y moralmente, suple de vez en cuando su falta de creatividad distrayendo a su clientela electoral con patadas en el culo a la Iglesia Católica. Recientemente, le ha tocado el turno a Cáritas.

 

A partir del siglo XVIII, la Iglesia católica creó o participó activamente en la fundación de las Cajas de Ahorro españolas. El objetivo era evitar los préstamos usureros que sufrían las personas humildes. Esas cajas han sido uno de los asideros de los trabajadores españoles para construir sus viviendas, crear sus pequeños negocios, superar sus calamidades, etc., hasta que los políticos y sindicatos, a partir del desarrollo de las autonomías, a finales del siglo XX, decidieron entrar en sus órganos directivos. El resultado no hace falta describirlo, porque todos los españoles, desgraciadamente, lo conocemos.
Actualmente, una de las muchas instituciones de la Iglesia Católica, Cáritas, está desarrollando, con la acción personal de sus fieles, una titánica tarea de protección a los españoles más desfavorecidos ‑el pasado año, fueron atendidas en España más de un millón de personas en alimentación, trabajo, vivienda, etc.‑, acción que ahorra al Estado ‑a los contribuyentes españoles‑ , unos 300 millones de euros.
A pesar de esta evidencia, algunos políticos españoles que se proclaman de izquierda están exigiendo al Gobierno que cobre a esta institución un impuesto (el IBI) del cual están exentas organizaciones deportivas, o artísticas, o incluso hoteleras, como el Ritz de Madrid.
Una vez más, la actitud de algunos políticos de izquierda españoles contra la Iglesia Católica es más visceral que racional, y su resultado, de no corregirse, podría ser muy parecido a lo sucedido con las Cajas de Ahorro y Montes de Piedad.

Pie de figuras

▪ Muchos españoles desconocen que la mayoría de las Cajas de Ahorro, Montes de Piedad, Monte Píos, etc., españoles, fueron fundados, directa o indirectamente, por la Iglesia Católica, a partir del siglo XVIII.
▪ Actualmente, España va ganando en dos “ligas europeas”: en el incremento del número de pobres, y en la cifra de políticos (España, con la mitad de habitantes que Alemania, tiene unos 300.000 políticos más).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *