La luz en vuelo, 3

10-05-2011.
 
UNA CANCIÓN DE MILVA
 
SUENA FINESTRA CHIUSA,
una canción de Milva.
La silba un hombre
‑all mio cuore innamorato­‑
que pasa frente al viento.
Debe tener la edad
de las hojas rojizas
que se resisten,
en su temblor enfermo,
a convertirse en pluma
de pájaro mordido
por la ruina del tiempo.
‑Finestra chiusa

all mio cuore innamorato‑.

El hombre se detiene,
se contempla en un charco
y no se reconoce:
Narciso ha descompuesto su figura,
se encoge de hombros
y sigue su camino.
‑Finestra chiusa

ma per ché non t’apri piú‑.
La forma repentina del olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *