«Cahiers du cinéma»

18-06-2009.

A José Luis Allo.
 
François Truffaut me dijo:
«Escribe cuatrocientas
veces en tu cuaderno:
que la inocencia quede
a salvo de los golpes».

La inocencia es el árbol
de las manzanas dulces,
el árbol de los zuecos
y de las suaves lágrimas
fundidas como el oro.
Perdida la inocencia,
sólo queda el sonido
del látigo del viento
contra la espalda roja
del bosque en el otoño
con cuatrocientos golpes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *