Yo viví la Revolución Francesa, 5

03-06-2009.
ESCENIFICACIÓN
Escenificamos situaciones significativas de la obra Los miserables, que ayudarán a los alumnos y las alumnas a comprender la Revolución Francesa de forma vivencial, convirtiendo en juego de simulación unos hechos dramáticos que dieron lugar al nacimiento de nuestra democracia.

La representación alternará la voz en directo con el play back. Antes de cada canción, los personajes explican su identidad y la situación en la que viven.
GUIÓN
Presentador: Hace doscientos años, en el siglo XIX, los Reyes en Europa eran absolutistas, es decir, tenían todos los poderes: hacían las leyes, gobernaban y juzgaban. No había democracia.
Presentadora: Las ciudades crecieron mucho con la llegada de campesinos, que venían a trabajar en las fábricas. En los barrios obreros escaseaban los servicios de limpieza y sanidad, las calles no estaban pavimentadas, no existían redes de alcantarillado, y raras veces llegaba el agua potable.
Presentador: La sociedad estaba dividida en tres grupos o estamentos: la nobleza, el clero y el estado llano. Cada grupo tenía leyes y jueces diferentes, y no todas las personas tenían los mismos derechos. Las mujeres carecían de derechos, pertenecieran al estamento que pertenecieran.
Presentadora: Esta situación de injusticia dio lugar a la Revolución Francesa, origen de nuestra democracia. Os vamos a escenificar algunos momentos del musical Los miserables. De esta manera, los alumnos y las alumnas de 6.° curso hemos vivido aquellos días de Revolución. Gracias por vuestra atención.
LA FÁBRICA
Personajes: Nueve mujeres, tres hombres, un niño y el capataz.
Se incorporarán el alcalde y dueño de la fábrica (Valjeam) y un policía.
Todos están situados estáticamente, mientras se producen las intervenciones con voz en directo.
Mujer: Soy una de las muchas mujeres que trabajamos en esta fábrica. Nuestra jornada laboral empieza al amanecer y termina por la noche. Estoy agotada y además tengo niños pequeños… Apenas gano dinero para alimentarlos.
Hombre: Nuestra situación es parecida…, aunque ganamos un poco más.
Niño: Los niños no tenemos tiempo de ir a la escuela. Eso sólo es para los hijos de los burgueses. Yo trabajo desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde… y me pagan una miseria.
Fantine: Voya tener un hijo. ¡Estoy asustada! Seguro que, si se entera el capataz…, ime echará a la calle! ¿Qué puedo hacer?
Capataz: La vida ha cambiado con la Revolución Industrial. La forma de trabajar en cadena es muy diferente a la de los talleres artesanos. A mí me pagan para que trabajen y haya orden. No permitiré peleas ni chismes. ¡Hay que trabajar!
Comienza el número musical.
SOÑÉ CON SER OTRA MUJER
Personaje: Una de las mujeres (Fantine).
Comienza el número musical.
CASTILLO DE CRISTAL
Personajes: Niña con escoba, cubo y trapo de limpiar.
Se incorporan: La Madame y su hija Eponine.
Intervención con voz en directo.
Cossette: Mi madre no podía alimentarme y me envió a una familia de mesoneros que me obligan a limpiar el bar y la casa todo el día. Tienen una hija de mi edad que la tratan como a una princesa. Yo sufro en silencio. Tengo miedo… Lo que mi madre gana en la fábrica lo envía a estos señores, pero ellos se quejan de que es poco. Todas las noches sueño con un castillo de cristal donde nadie me grita…
Comienza el número musical.
CANCIÓN DEL PUEBLO
Personajes: Tres líderes de la Revolución.
Se incorporan: hombres, mujeres y niño.
Intervenciones con voz en directo.
Revolucionario 1: Nosotros somos los revolucionarios: ¡Queremos cambiar las situaciones de injusticia que hay en Francia!
Revolucionario 2: ¡Estamos hartos de que nos gobierne un rey al que sólo le importa el lujo!
Revolucionario 3: ¡La nobleza y el clero no pagan impuestos! ¡Todas las personas deben ser iguales ante la ley!
Revolucionario 1: El pueblo debe elegir a sus gobernantes. ¡Queremos democracia! iLIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD!
Comienza el número musical.
UN DÍA MÁS
Personajes: Ualjeam.
Se incorporan: líder revolucionario, Cossete mayor, Eponine mayor, Jefe de policía, mesoneros (1.ª fila). Resto de hombres y mujeres con la bandera en 2.ª y 3.ª fila.
Intervención con voz en directo:
Ualjeam: Llegó el día de la batalla. El pueblo llano debe unirse para obligar al Rey a renunciar al absolutismo y aceptar que cada hombre es un voto. ¡Todos somos iguales ante la ley! ¡Se acabaron los privilegios! Hoy… es un día más. ¡Mañana será otro día!
Comienza el número musical.
DESPEDIDA
Presentadora: La Revolución Francesa triunfó y la democracia, con muchas dificultades, se implantó en Europa. Pero las Constituciones del siglo XIX no reconocían el derecho al voto de las mujeres. Fue en un país muy lejos de Europa, en Nueva Zelanda, donde consiguieron votar por primera vez en 1893. En España esto sucedió en 1931.
Presentador: El autor de esta historia fue Víctor Hugo, escritor francés del siglo XIX. Después de escribir Los miserables, dijo: «Mientras exista la ignorancia, la pobreza y el sufrimiento en esta tierra… deben contarse historias como ésta».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *