Un sentimiento, una aclaración y un deseo

25-10-06.
Empezaré por la aclaración, que me llevará al sentimiento y del sentimiento al deseo.
Me he enterado, al entrar en la página web, de la “dimisión” de Dionisio Rodríguez de esta zona y de esta Asociación.
Y quisiera, para que quienes se equivocaron lo tengan claro, que mis discrepancias con el referido siempre lo fueron en el plano de las ideas y de las posturas personales, de las vivencias y sentimientos, ante determinadas cuestiones que hoy día nos rodean e influyen. No fueron en general convergentes estas ideas, pero sí lo fueron nuestras personas. Evidentemente no estábamos, ni estamos, en la misma onda ideológica, pero nunca ‑lo puedo asegurar‑ invadió nuestra idea los territorios de la amistad.
 

Y así nuestros escritos, a ida y vuelta, patentaban esas diferentes concepciones. Que es bueno y necesario el que se sepan y se publiquen.
Tras la aclaración pertinente, expreso el triste sentimiento de la decisión adoptada por Dionisio. Que la respeto, pero no comparto. A Dionisio Rodríguez Mejías lo conocí por primera vez en las iniciales reuniones que preparaban la constitución de esta Asociación. Y afirmo que él era unos de los motores más briosos en la puesta en marcha. Tuvo mucha influencia este interés y esfuerzo de Dionisio y eso no se puede ni ocultar ni olvidar. Yo no lo conocía, no éramos de la misma promoción ni por asomos, pero surgió una especie de sintonía entre los dos. Le hice una entrevista para el medio en el que escribía por entonces que creo será una de las mejores experiencias de los dos.
Y se constituyó la Asociación y él se empeñó en que yo perteneciese a la Junta Directiva. Creo que esperaba algo más de mi parte en este apartado, pero…
Es curioso, yo también le pedí a Berzosa que me eximiese de la pertenencia a la Junta Directiva (ya que se debería renovar este 21 de octubre); pero no me he dado de baja. Ninguno de los dos, me refiero a Dionisio y yo, estábamos de acuerdo en nada de lo ocurrido.
Deseo que lo aparentemente irrevocable se vuelva al revés, eche atrás la “moviola” y la decisión dionisíaca se anule. Lo deseo dentro del respeto a su persona y a sus decisiones. Y es que se traicionaría el espíritu fundacional de esta Asociación, o al menos una parte del mismo. No sería además justo el que salga de esta forma.
Han sucedido algunas cosas que mejor no lo hubiesen sido; se han pasado ciertos límites que mejor se hubiesen pensado antes… No es esto el barrizal al que nos están acostumbrando de un tiempo a esta parte; lo que no quiere decir que no se polemice ni se expresen las opiniones más divergentes. Con acierto, argumentaciones, gracia y salero también; y fuera descalificaciones o ataques personales que no vienen a cuento de nada.
No sé si en la Asamblea se discutió sobre el tema. Creo que a Berzosa lo animé para que así fuese; y si yo hubiese estado, lo habría metido en discusión del común presente.
Espero, es otro deseo, que se calmen las aguas y se clarifiquen las ideas, los objetivos y los fines para los que se constituyó esta Asociación.
Así sea.

Autor: Mariano Valcárcel González

Decir que entré en SAFA Úbeda a los 4 años y salí a los 19 ya es bastante. Que terminé Magisterio en el 70 me identifica con una promoción concreta, así como que pasé también por FP - delineación. Y luego de cabeza al trabajo del que me jubilé en el 2011. Maestro de escuela, sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *