Comentarios 9

12-12-05.
José del Moral de la Vega.
Buenas noches a todos.
Da gusto pasarse por el café y encontrarlo abarrotado. Con tantas y tan buenas aportaciones.
El soneto de Antonio Lara es muy bonito ‑¡y yo que creía que ya no los escribía nadie!‑, pero el verso “cuando ya mi retina la ventana – del tiempo sin tiempo va cerrando…” es magistral. El christmas de Francisco Barbero es muy bonito, aunque lo realmente bello es la presentación recibida por correo aparte. La carta felicitación de Pablo Utrera es tierna y entrañable, como todo lo que escribe. ¡Y la felicitación de Enrique Hinojosa! Todavía me acuerdo de lo bien que jugaba al fútbol: está claro que eso se transformó en creatividad intelectual.
José María nos ha enviado una foto en la que aparece un jesuita feliz misionando entre sarracenos. Aunque se parece mucho a Diego Rodríguez, no es él. Diego sigue casado con una chica muy guapa y dando clases en un colegio de Málaga, que lo sé yo.
Manolo Verdera, me has creado un enorme deseo de probar ese amontillado de más de veinte años. ‑¿Y no está asolerado?‑. Desde luego que el año que viene nos tienes que llevar, aunque sean unas copas, a Úbeda.
Bueno, lo último que he visto por estos foros virtuales ha sido el poema de José María Berzosa, que por su brevedad y profundidad, más me parece a mí metafísica que literatura: magnífico.
Al leer mi último correo de este café he comprobado un error en el nombre del CD que os recomendé. Lo correcto es: RENAISSANCE. MASTERPIECES. –Perdón‑.

Zacarías Serrano Pérez.
Hola amigos. Soy Zacarías Serrano.
Disculpad que no haya entrado antes en El Rincón del Café, pero es que tras la Asamblea me marché de viaje, y luego se me “escachifló el e-milio” y hasta hoy.
Gracias a mi amigo Carlos Gómez, que me puso en antecedentes, pude asistir a la Asamblea, y aunque en principio estaba algo reticente, hoy reconozco que, para mí, ha sido un dia de lujo.
Hacía 43 años que no os veía, y tuve que ir preguntando quién era quien, aunque a alguno “por la pinta…”. Agradecer, a Dionisio y a Berzosa, la puesta en marcha de este “Cotarro” que ha quedado chupi.
Al dia siguiente de la Asamblea, tuve el honor de ir de tapas con Berzosa, y fue cojonudo. Hicimos un “amigo” que yo creo que no vamos a olvidar ninguno de los dos.
Llevo media hora para escribir estos cuatro renglones, y ya lo he borrado tres veces. A mí Dios no me ha llamado por estos caminos. Son tantos años sin escribir más que dictamenes de ruina, informes de patología de estructuras, memorias de proyectos, y otras zarandajas, que cuando me doy cuenta, la redacción se me ha ido a hacer puñetas.
Y leyendo lo que vosotros escribís…
He leído y releído con verdader placer, TODOS los artículos, comentarios y notas que contiene la página… y se me cae la baba. Yo no sé. Pero sí os pido que sigáis escribiendo, porque yo voy a estar deseoso de leeros.
Ese fino humor de Dionisio, tan sencillo pero tan profundo. Sus historias de nuestra vida, su cuento de Navidad, ¿a quién no va a calar? La sabiduría docta de Berzosa. Los comentarios de don Jesús. El gracejo y bienhablar de Manolo Verdera, que mismamente parece de su pueblo. Pepe del Moral, con lo bien que le queda la dualidad de sapiencia entre garbanzos y vino, y los últimos versos de su poesía Conocimiento. Diego Rodríguez Vargas, que está consiguiendo cambiar en mí la idea que tenía de Marruecos… Y tantos otros… ¡Qué LUJO poder expresar así lo que se piensa!
A mí me ha costado un triunfo llegar hasta aquí. ¡Y además lo he escrito yo mismo con dos deditos!
Dios me ha llevado por otros caminos. Pero la base que recibí en la SAFA, de moralidad, orden y, sobre todo, cumplimiento del deber, ha ido siempre conmigo y me ha abierto muchas puertas.
¡¡Y ya está bien!!
Mi felicitacion de todo corazón para todos los amigos de AAM‑SAFA. Yo, como soy menos poético que vosotros, no me atrevo a hacer christmas, porque me saldría un churro; por eso os mando un décimo de lotería, que si nos toca, nos vamos a poner ciegos de vino, de garbanzos, manzanilla, habas… y nos vamos a pegar un viaje a Marruecos, “que se va a cagar la perra”.
Por cierto, sobre el viaje a Marruecos: yo no puedo programarme con tanta antelación. Pero en principio, ME APUNTO.
Estoy intentando digitalizar el décimo pa’enviarlo. Pero parece que el escáner y yo no opinamos igual. Por si acaso el número en el que jugamos es el 44288. ¡¡SUERTE!! Feliz Navidad, y un abrazo a todos. ZACA.


15-12-05.
José del Moral de la Vega.
Buenas noches a todos y un café bien calentito.
El pasado mes de octubre, Flori y yo, aprovechando parte del puente de los Santos, tuvimos el privilegio de acompañar a don Esteban y a su mujer en un viaje por Extremadura. El itinerario elegido no fue el habitual en las agencias de viaje, aunque a mí me parece de una gran sencillez y belleza (Badajoz-Alburquerque, Brozas, Alcántara, Garrovillas). Con objeto de haceros partícipes del mismo, le envío a José María una selección de las fotos que me acaban de revelar.
Mi más cálida bienvenida a los nuevos socios y a Zacarías.
(Nota: Están editadas en Galería de fotosViajes).
 
 
José María Berzosa Sánchez.
Me gusta el vino, pero no soy un entendido en la materia. Cuando voy a cualquier bar, a tapear, suelo decirle al camarero que me ponga un vino tinto (el que bebo preferentemente). Me pregunta por cuál, y yo le digo que el que crea que está bien. Así que unas veces bebo bien y –supongo‑ otras bebo mal. Sin embargo, y a pesar de mi poca distinción enológica, esta vez creo que he probado uno de los mejores vinos de cuantos se han pasado por mi boca: el Cepa Lebrel recomendado por Pepe del Moral. Lo comenté con Manolo Ballesta y él, que es un entendido, me dijo que el mejor vino lo había probado cuando nos reunimos en Écija estos días pasados. La verdad es que aquel vino estaba muy bueno.
Aquí queda esto y que Pepe nos informe de nuevos descubrimientos… para ir aprendiendo –unos‑ y contrastando –otros‑.
 
 
Manuel Ballesta Maqueda.
Discúlpa que te corrija, querido José M.ª. Manolo Ballesta no es entendido en vinos; Manolo Ballesta gusta del buen vino, que no es lo mismo. Qué más quisiera yo que tener la décima parte de enología que encierra nuestro Pepe del Moral. También he comprado un par de botellas de Tinto Rioja reserva Cepa Lebrel a 4,59 € la botella, tal como nos indicaba nuestro enólogo (para eso lo tenemos en este Rincón del Café); he logrado sacar un leve aroma ajazminado; para mí carraspea un poco al pasar por la garganta. En la relación precio calidad me parece bien. Se puede beber.
José M.ª, a mí con el vino me pasa como con el cante: me cuesta trabajo diferenciar entre el polo, la caña; entre la minera, la taranta o la cartagenera, o saber si ese fandango es de Alosno o de Valverde… pero me gusta el cante y distingo cuándo es bueno, porque me da pellizco, me pone el bello de punta; y lo mismo en el toreo: cuando Curro dejaba caer sus manos y extendía el percal, a mí me entraba escalofrío. Yo he sido currista.
No soy entendido ni en vino, ni en cante ni en toreo, pero lo siento dentro, muy dentro.
Y eso me ocurre en el Rincón del Café. Qué más me da que el soneto de Antonio Lara esté escrito en arte mayor o arte menor; yo qué se si la rima es asonante o consonante; para mi lo importante es que me llega, que me llega hondo y que me invita a volver a leerlo y encuentro placer en ello. Esa sobria felicitación de Mariano Valcárcel no me deja indiferente: me invita a pensar. Diego Vargas, mano abierta, rostro feliz con sus niños marroquíes, diciéndonos: Salam Alikum, disfruto viéndolo.
¡Cuánto valor tiene colgado Enrique en su árbol navideño! La ternura de la felicitación navideña elegida por Francisco Barbero, “¿Me abriréis la puerta?”, ¡cuánta hondura!
Esa pluma rica de Pablo… Sí, José M.ª, no soy entendido; posiblemente aporte muy poco a nuestro Rincón del Café, pero al menos quiero corresponder a tu generoso y constante esfuerzo en mantener este Rincón del Café continuamente activo; y así lo hago, entrando casi diariamente en él, aprovechándome al mismo tiempo en aprender y disfrutar con las cosas de nuestros amigos: Pepe del Moral, Dionisio, Manuel Verdera, Marcelo, Paco Fernández, Pertíñez… A todos los siento hondo, muy hondo.


17-12-05.
Antonio Lara Pozuelo.

«Es el más bonito y acertado elogio que me han podido hacer». Estas palabras, al mismo tiempo que le daba un abrazo, se las dijo Lorca a la criada de la familia Martínez Nadal. Y a mí me contó la anécdota el propio Rafael Martínez Nadal con motivo de la conferencia que, desde Londres, vino a dar a mis alumnos de la universidad de Lausana: «Habíamos terminado el almuerzo ‑cuenta Rafael‑ y, mientras se terminaba de servirnos el té, los comensales, entre los que se contaba Carlos Morla Linch, cónsul de Chile, y su esposa Bebé, le pidieron a Federico que recitara alguno de sus romances. No se hizo rogar mucho. Y recitó, como el sólo lo sabía hacer, el Romance sonámbulo: Verde que te quiero verde, etc. Realmente nos dejó hechizados y sin habla. El silencio lo rompió el propio Federico. Se había dado cuenta de que la criada que les había servido el té le había escuchado con atención.

"‑¿Qué? ¿Qué le ha parecido a usted, Felisa?, ‑le pregunto Federico.

Y Felisa respondió:

‑Mire usted, señorito, yo no he entendido nada, pero la verdad es que me ha gustado muchísimo.

Y Lorca añadió tras abrazarla:

‑Esa es la verdadera ciencia, la del pueblo, que no necesita explicar para entender, sentir y gustar la verdad de la poesía".

¿Qué por qué os cuento esta anécdota, queridos amigos del Rincón? Pues para darle las gracias a Manolo Ballesta por haber apreciado en su sensibilidad, en ese ‘sentir dentro, muy dentro’, mi humilde poemilla, y equipararlo nada menos que con el pellizco de un fandango alonsino o el escalofrío de un natural currista. Gracias, Manolo y hago mía la frase con que he encabezado la anécdota. Tú y Pepe del Moral me habéis ‘entendido’.
Quizás tengáis algo de hipocondríacos.
 
 
Diego Rodríguez Vargas.
Ayer, en el Centro Cultural de la Diputación de Málaga, Pablo Gómez, De la Sota y yo disfrutamos de la entrañable presentación de un exquisito y maravilloso libro de poemas infantiles: Aleluyas y jaleo. En el previo, un emotivo abrazo de dos compañeros que se reencontraban después de cuarenta y tres años: De la Sota y Manuel Jurado, autor de los poemas. Ambos, pertenecientes a nuestra asociación, vivieron y sintieron la emoción que produce el salto en el túnel del tiempo de casi medio siglo de vida. Brillante acto, bien cuidado por la editorial, en el que nuestro Manolo Jurado nos deleitó con la lectura de sus oportunísimos versos navideños inspirados en sus cinco nietos. Uno de ellos dice así:
El Niño no conoce a Harry Potter,
Ni a
La Bella Durmiente
Ni a Lanzarote.
El Niño no ha leído
Hansel y Greter,
Ni el
Libro de la Selva
Ni Blanca Nieves.
El Niño no ha escuchado
Los Tres Cerditos, ni
Simbad el Marino
Ni Pulgarcito.
El Niño no conoce
Estas historias,
Que ha bajado hace poco
Desde la Gloria.
El Niño no se duerme,
No tiene sueño;
Quiere escuchar seguidos
Todos los cuentos.
Las copas de vino, al finalizar el acto, acompañadas de apetecibles tapas, nos dejó un sabor a loma ubetense.
Por cierto, hablando de loma ubetense, el símil que Pepe del Moral me hace en este Rincón, con motivo de una foto en la que estoy junto a niños marroquíes, me produjo desconcierto. ¡Misionando sarracenos! Menuda expresión. Menos ocurrente fue la de otro amigo que me envió un e-mail llamándome salvamoros. ¡Tiene tela! Preocupado por mi imagen, miré la foto detenidamente, comprobando que, efectivamente, parezco una de aquellas imágenes de propaganda que se nos hacía el día del Domund.
Simpáticas ocurrencias, pero nada más lejos de mi intención ser misionero salvador de infieles. Sé que estas expresiones se hacen con sana intención, utilizando una idea arcaica que nada tiene que ver con la realidad actual. Los sarracenos o moros no necesitan misiones religiosas de otras culturas. De religión están sobrados. Y os aseguro que la católica no les aporta más espiritualidad de la que conocen. Los adornos parafernálicos y los desvaríos radicales se dan en todas las ideologías y creencias.
La foto en cuestión corresponde a una jornada en un colegio nadorí. Modelo didáctico danés en un país africano. Interesante experiencia. Claro, para los que más dinero tienen, como siempre.
No escribo esto como réplica a tu comentario, amigo Pepe. Sólo he aprovechado para que nadie piense que estoy en un programa de culturización, sino de intercambio cultural.
Al despedirme de Manolo Jurado, me entregó un hermoso regalo que al día siguiente devoré con avidez. Se trataba de dos de sus libros en los que descubrí otra de sus pasiones: la cultura islámica. No en vano algunos de sus nietos se llaman Naím, Karim, Scherezade…
Que estas fiestas disfrutéis sin pasarse. Bebiendo moderadamente, como dice San Pablo, Mahoma, Pepe del Moral y yo. Creo que Berzosa también.
Un abrazo a todos.
 
 
Manuel Ballesta Maqueda.
Zacarías seas bienvenido al Rincón del Café. Solamente quiero replicar a tu generoso regalo a los miembros de la Asociación AAM‑SAFA. Ahí tienes una participación para ti, a ver si la suerte nos acompaña, aunque todos nosotros ya somos bastante afortunados. Saludos.
 


18-12-05.
Antonio Lara Pozuelo.
¡Muy buenas a todos!
Algunos me dirán (y no desprovistos de razón) que la noticia que a Pepe Berzosa le mando para que, si le parece bien, la incluya en el Rincón del Café, es de mal gusto, sobre todo teniendo en cuenta que nos preparamos y nos deseamos pasar unas fiestas alegres y felices. No quiero «echaros agua suiza» porque aquí sí que está fría. Que las fiestas sean y sigan siendo calentitas. Como nuestro Rincón. Pero es que la noticia también lo está, sencillamente porque acaba de salir a la calle. Y quizás dé mucho que hablar y que opinar. Porque todos vamos para «Nochevieja». Con perdón.
EXIT CON DIGNIDAD
Hoy, 17 de diciembre de 2005, a dos pasos de Navidad y a cuatro de Año Viejo‑Nuevo, los titulares de un periódico suizo, en lengua francesa, clamaban en grandes caracteres: “Exit (‘suicidio asistido’) es admitido en el CHUV (Hospital Universitario del Cantón de Vaud)”. En otros términos, dicho hospital universitario es el primero en Suiza en autorizar una estructura de asistencia al suicidio. Y el editorial puntualiza: “Entendámonos bien: hay que evitar el suicidio utlilizando todos los medios posibles de prevención. Sin embargo, la decisión del CHUV de aceptar que determinados pacientes puedan recurrir al suicidio asistido, según condiciones estrictamente reglamentadas, es perfectamente respetable”.
Quienes hayan visto en la televisión últimamente el documental Le choix de Jean se habrán dado cuenta de que cuando la vida llega a su término en condiciones degrandantes, debido a una enfermedad fatal e irreversible, dolorosa e invalidante, la última decisión que le queda al ser humano es la de elegir su final. ¿Elegirá combatir, aunque sepa que la batalla está perdida de antemano? ¿Preferirá aceptar una más o menos larga y cruel degradación? ¿O quizás, como última decisión humana consciente y serena, querrá acelerar el proceso hacia ese final de todas maneras irremediable?
La preferencia y decisión por cualquiera de estas alternativas es fundamentalmente personal y, por lo tanto, digna de respeto. Al tolerar que se ayude a quienes deseen morir rápidamente, el CHUV no hace más que admitir que quien desee terminar con su sufrimiento irreversible, pueda hacerlo en condiciones dignas y rodeado de los suyos. Es, sin duda, el último derecho que podemos ofrecerle.
En mi opinión, estamos ante un cambio cultural ‑yo diría incluso de una revolución cultural‑ importantísimo que va a sacudir la mentalidad suiza, marcada, como todo el Occidente, por la civilización judeo-cristiana. En los próximos días aparecerán, sin duda, las reacciones tanto de instituciones religiosas (protestantes y católicas, sobre todo) como de especialistas en derecho y en ética. Y no me sorprendería que los ciudadanos suizos sean convocados a un referéndum, mecanismo de utilización frecuente en esta democracia. Sea como fuere, si el CHUV permite que «dentro de sus muros» se practique el suicidio asistido es porque no hay transgresión de la legislación cantonal.


20-12-05.
José María Berzosa Sánchez.
Acabo de llegar de Madrid y me he encontrado con varios mensajes que enseguida adjunto a nuestro Rincón del Café. He aprovechado para acercarle a nuestro asociado Antonio SANCHO CALERO la medalla de la Asociación, que me habían devuelto, y una foto del niño Jesús que tantos años ha ocupado lugar vistoso en nuestro centro ubetense y por la que Antonio me preguntaba incesantemente.
Tuvimos una extensa conversación y me ha pedido que nos acordemos de los primeros alumnos componentes de la Safa, de los que él forma parte. Ha quedado en remitirme las direcciones de que dispone, para anunciarles nuestra existencia y nuestro interés por su circunstancia histórica. Os iré informando.
 

Manuel Jurado López.
Hace tiempo que no me tomo un café como Dios manda con los amigos del Rincón, pero no dejo de asomarme a los cristales de este bar entrañable casi todas las noches. Y cuando no hay tertuliano nuevo o nuevos comentarios parece como si me faltara el sorbo más reconfortante. Qué alegría ver a tanta gente. Amigos de siempre y de ahora. Y cómo las charlas se hacen cada vez más chispeantes y enjundiosas, e incluso densamente poética ‑espléndido el soneto de Lara, como era de esperar‑.
En el Rincón he reencontrado a Marcelo, al inefable Pertíñez, a Utrera, del Moral, Dionisio, Ballesta, Arévalo, Hinojosa el menor, Verdera, Diego Rodríguez, etc, etc. Quiero agradecer a éste último varias cosas: su libro Al son de una casida, que leí de un tirón en el tren, al regreso de Málaga el pasado día 16, su presencia y acompañamiento junto a Pablo Gómez y Antonio de la Sota ‑compañero mío de curso al que veía después de más de cuarenta años‑. Ellos estuvieron en la presentación de un librito mío de poemas infantiles. Diego ha reproducido más arriba uno de ellos. Le agradezco su atención. Entrañable el rato que compartimos. Inolvidable por muchas razones. En espíritu estabais allí todos. Era un presentimiento común.
Me comentaba De la Sota que, pese a todos los aspectos negativos que los jesuitas, en mayor o menor medida, pusieron en nuestro camino, había una cosa básica que permanecía indeleble entre nosotros: el sentido de “hermandad” entre los que vivimos la Safa (no de la Safa), en la Safa o con la Safa.
Ah, ¿os acordáis de Luis Sabaca España? Anda por Sevilla y preside una asociación de profesores jubilados muy activa.
Y ¡feliz Navidad para todos!
 
 
Marcelo Moreno López.
Para todos los amigos del Rincón del Café y en general para todos los AA AA conocidos o no, mi felicitación en estos días de Paz y Amor. Que el Niño que nos nace os colme de todas las venturas y dichas que este mundo nos pueda proporcionar. Y para el sufrido y paciente amigo Berzosa, venturas duplicadas.
Levanto mi copa de vino de la Contraviesa o de pitarra extremeño por todos los hombres y mujeres de buena voluntad.
Y feliz Año Nuevo.


21-12-05.
José del Moral de la Vega.
Buenas noches y un café bien calentito.
Como José María ha dado su opinión del vino de la Rioja que catalogué, os paso hoy otro de Ribera del Duero (adquirido como oferta en Lidl): Viña Pilar. De crianza, cosecha del 2001 (calificada por su consejo regulador como excelente).
De color rojo picota, al tras luz (con la copa llena sólo en su fondo) es limpio y brillante.
En la nariz se aprecian ligeros olores balsámicos, un claro aroma a queso fresco (en la fermentación se ha formado ácido láctico) y un sutilísimo olor a vainilla.
En la boca es ligero (una delicia) y redondo (no hay picos de sabores que predominen), es lo que los expertos califican como “fino”, con sabores que recuerdan, muy suavemente, a la manzana asada y al caramelo (azúcar tostada del flan).
Su precio está alrededor de 6 €, y para mí es una joya.
 
 
José Moreno Cortés.

Navidad es tiempo
de recuerdos y nostalgia;
tiempo de encuentro,
de alegría,
de sueños,
de ilusiones, ternura…
y esperanza…

Manuel Cubero Urbano.


22-12-05.
José del Moral de la Vega.
Buenas noches a todos.
Ciertamente, este café está que no cabe un garbanzo. La entrada en tromba de Manolo Ballesta la otra noche ‑parecía un jugador de baloncesto volando a la canasta sobre el resto de jugadores‑, la reprimenda de Diego ‑¡pero si era una broma!‑, la anécdota que nos contó Antonio Lara ‑ya la he guardado en mi archivo‑ y su poemilla, que me recuerda a don Antonio ‑en mi vagón de tercera…‑, el villancico –entrañable‑ del poemario de Manolo Jurado, el brindis de Marcelo, los christmas de José Moreno y Manuel Cubero… y el Niño Jesús que nos ha traído José María y que yo había visto en una fotografía llena de niños de las primeras promociones, pero que no lo recuerdo en ninguna capilla.
Me da pena no tener tiempo para quedarme aquí, con vosotros, junto a la estufa de Enrique, y entrar en discusión sobre el tema que dejó en el aire Manolo Ballesta y cuya importancia, inmediatamente, captó Antonio Lara: el verdadero valor de las ideas, de las emociones y su explicación. Un tema últimamente tratado por Harold Blooom referido a don Quijote y Sancho, aunque en el evangelio de san Mateo, cap. 11, 25-30, ya se pone en labios de Jesús una frase que resume magistralmente el tema. En fin… desgraciadamente todavía me quedan ocho años para vivir “con júbilo”. Os aseguro que mi trabajo me apasiona, pero me gustaría disponer de algo más de tiempo libre para poder tomarme tranquilamente, junto a vosotros, este café.
 
 
José Francisco Morillas Fernández. 

Manuel Contreras Gallego.


23-12-05.
Francisco Fernández Martínez.
Queridos compañeros:
Acabo de dar vacaciones y quiero aprovechar la ocasión para desearos a todos lo mejor. Circunstancias personales y familiares me han impedido estar con vosotros el tiempo que habría deseado para participar en vuestra tertulia. No he podido sino conformarme con disfrutar, de soslayo, de vuestras participaciones. Hoy aprovecho y paso al Rincón aunque sólo sea para daros un apretón de manos y un abrazo. Espero pronto poder estar de nuevo con todos vosotros. Un fuerte abrazo. Paco Fernández.


24-12-05.
Juan Francisco Vázquez de Mora.
 

Manuel Ballesta Maqueda.
Vaya regalo de Navidad. Querido Manolo Jurado, acabamos de leer tu libro; digo acabamos porque se lo he leído a mi hijo Manuel Jesús. Le he leído los diecinueve villancicos; sentado en mis rodillas ha permanecido quieto y en silencio; después de cada uno le preguntaba si le había gustado y, respondiéndome afirmativamente, quedaba expectante para que le siguiera leyendo. ¡Cómo hemos disfrutado los dos!
Manolo, es una verdadera joya; tu libro está lleno de ternura y candor; sin duda la inspiración te ha llegado de esos querubines nietos tuyos. Que sigan tus éxitos. Los que te queremos nos alegramos de ello. Un abrazo.


25-12-05.
José Luis Rodríguez Sánchez.
 
 


Manuel Cubero Urbano.
Acabo de editar en mi blog (http:–manuel-cubero.blogspot.com-) el cuento La luna de Navidad.


26-12-05.
Jesús María Ferrer Criado.
LA VENGANZA DEL “ALIMOCHE”
(Artículo editado en nuestra página web).
P.S. Nosotros, los jubilatas safa haríamos bien en recordar y escribir (los mandemos o no) ciertas anécdotas que son como fotografías en sepia de lo que en definitiva ha sido nuestra vida: la enseñanza, un campo con ciertas posibilidades literarias. No todo va a ser recorrer los edificios en construcción para ver cómo van las obras y aportarles a los sufridos albañiles nuestro enorme caudal de experiencia en tan noble oficio.
Un abrazo, tertulianos.


Copyright © por AA-MAGISTERIO-Safa-Úbeda Derechos Reservados.
Publicado en: 2005-12-12 (390 Lecturas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *