Primera carta al tito Rafa

Carísimo:
El pasado día 29 de octubre celebramos en Úbeda la Asamblea anual de la Asociación. Fue en el Colegio Safa siguiendo el programa que te envié.
Lo primero: Pablo Utrera y su señora esposa me manifiestan que quieren contactar contigo pero que no saben tu dirección… que eres un descastado… que te tienen por un amigo desde…
Te relato algunas vivencias propias de tan inolvidable día.

¿Tú quién eres?
Esta era la pregunta casi general de los asistentes en la explanada. Y es que algunos no nos veíamos desde hacía 40 años (y / o/ u más).
Después de la Misa.
Berzosa, el mismo que tú bien conoces, entre Fausto y Mefistófeles, disimulaba porque los joíos niños del fondo ni se callaban ni se sentaban… ni siquiera los asustaba con  negativos… casi estuvo a punto de dejarlos sin recreo… es que hoy la cosa de la disciplina escolar está fea.
El tesorero decía: …“ingreso en concepto de intereses bancarios cero coma cero dos… ‑y aclaraba…‑o sea, dos céntimos”
Y preguntaba con la mirada al buen amigo “El Manchego” quien asombrado asentía moviendo la cabeza alternativamente de izquierda a derecha.
Aprendí que para decir “mi hijo” se podía decir también “el marido de mi nuera”.
Ya puestos propongo:
“La abuela de los hijos de mi mujer (Mi suegra).
“El marido de mi cuñada” (Yo, porque no tiene más que una hermana).
“El hombre que entretenía a la hermana de mi mujer” (Este era un señor que andaba siempre por casa pero que nadie sabía muy bien quién era).
Don Jesús Burgos, inspector… ¿a que te acuerdas?, nos escribió unas palabras bellísimas que Ballesta se encargó de transmitir. Te aseguro que el silencio ahora sí era elocuente y el aplauso general fue un alivio para nuestra emocionada alma.
Don Diego Rodríguez Vargas‑Moro nos presentó el primer libro capicúa que yo conozco. Sí… tú empiezas a leerlo por el principio ¿no?; pues cuando vayas por la mitad te paras y yastá… luego empiezas por la última página y sigues leyendo hasta la mitad de antes… claro que para esta segunda parte tienes que saber leer moro…
Tampoco creo que te acuerdes de este compañero de mi curso que un día me llevó a Bedmar, su pueblo, y me enseñó que además de los libros hay otros placeres…
El añadido al apellido, Vargas‑Moro, es porque, según me han explicado fuentes allegadas, Vargas y Vivar están hermanados (es moda)… Vivar y el Cid son una misma cosa… y el Cid con los moros de Valencia ya se sabe…
A todos nos complació o complajo (Cela), como esperábamos de sus buenas maneras y saberes. Fue una delicatesse…
Nos regaló el libro y me lo dedicó (gracias Diego)… ya te lo enseñaré…
(Diego… prometo convertirme al “marroquismo”… pero antes tengo que verlo… sugiero la organización de un viaje a Marruecos para socios y familia en fechas oportunas. Ya hay dos viajeros dispuestos. Mi mujer acepta encantada, aunque –advierto‑ ella es pro saharaui y ha visto in situ cómo viven los refugiados en Argelia, esperando el referéndum).
Nos regalaron, tito Rafa,  un medallón precioso de la Asociación con diseño del hijo de un amigo mío, José del Moral. Para ponerla en sitio bien alto.
Y al guiri francés de Estefán (no creo que llegaras tú a conocer) le dieron una estatuilla de Manolete por su buena corrida.
Recogí algunas contestaciones a las preguntas de la entrevista que le hicieron para La huerta murciana, emparentada con el tomate:
Tá contento?
Mucho beacoup.
A quién le dedica el premio?
A les enfants, a les élèves de aquellos años.
Qué opina de las bodas gays?
Cojonudas.
Se le quitaron ya los sabañones?
Oui, oui (risas).
Pepe Jiménez me dijo en un aparte:
“Que nos van a examinar… que están buscando a los niños de 12 años que hemos tenido desde el año 40 para hacer balance final de nuestra calidad educativa…”.
Menos mal que me desperté… eso sí, sobresaltado porque mira que encuentran a unos cuantos que yo me sé…!
Y es que ahora venía la conferencia.
La verdad es que yo me quedé a la conferencia para poder escuchar a Dionisio… sí hombre, lo conoces, el que decía: “Don Diego no me sé el tema de Física pero le voy a contar un chiste buenísimo…”.
El tema fue el de la calidad… el de la calidad empresarial nipona con error cero… perfectamente aplicable a nuestra escuela… por cierto, que me dice nuestro primo Juan… “después de 38 años seguidos dando clase… después de hacer una licenciatura de Pedagogía en mis ratillos libres… después de realizar una tesis doctoral sustanciosa como un camello de grande… pues resulta que sigo dando clase a los niños de tercero de primaria… y me pregunto… ¿de qué entraría yo a trabajar en esta empresa?”. (Mira que intento convencerlo diciendo que los alumnos cuanto más pequeños más satisfacciones dan, que es mejor así… pero nada).
El catedrático catalán se quejaba de que sus inputs eran escasos comparados con un ingeniero con tres años de experiencia y luego decía no sé qué del sueldo de un maestro…
Lo que más me gustó fue la imitación de don Fernando Cueto con las capitales de los países del mundo y el salto mortal hacia atrás con doble tirabuzón y sin red. Mejor que el original.
Y nos amenazó. Sí, como lo lees. Nos amenazó con pinchar el resto de la conferencia en la red… yo me acordé de cuando pinchábamos a los pobres insectos con alfileres para tener la colección que nos mandaba don Jesús Moraleda… pero no… por lo visto es que ahora hay en internés como un cuaderno que tiene las páginas güés, que no tiene rayas ni cuadros y la letra sale como tú quieres y hasta sin faltas… Jó con los japoneses!
Deberes por unanimidad para Sebastián: cuadernillo rubio 17 a operaciones de multiplicar y dividir números decimales con mayor dificultad… a ver si consigue superar los conceptos.
Este es un dato: la media de edad de los asistentes (eliminando la mayor y la menor) es de 60,381 años.
Por eso propongo  para próximas Asambleas estos temas:
La próstata. Sus cuidados.
Viajes del Inserso. Programa actualizado.
Cómo organizar las medicinas y no se nos pase la pastilla azul de las… siete de la mañana.
Mil actividades pedagógicas para entretener a unos nietos.
Oído al salir de la conferencia a un compañero con un trienio de jubilación recién cumplido con cara no sé si preocupado o irónico.
‑¡Ay si me hubieran dicho antes esto de la calidad!
Nos ha suspendido, pero, a pesar de la educación recibida, todos salimos con valor añadido… como más personas… como más mejores… pero con un hambre!
Y nos fuimos a comer, claro.
(Querido Sebastián: Sabes, si esto lees, que te admiro y te sigo).
Te aconsejo, tito, que te apuntes a nuestra asociación, que te necesitamos de veras… (vale 30 euros pero no cuesta nada y además no tienes que comprar ni vender lotería de navidad…).
Además, tened en cuenta todos, que sois antiguos alumnos “sin papeles” y que no tenéis que saltar tapias dobles ni aventuraros en una patera… solo tenéis que apuntaros y el Berzosa lo arregla tó… conseguiréis ser ya “legales”, un montón de servicios, un espacio, un tiempo y muchos corazones abiertos.
Prometo escribirte carta DOS.
Te abrazo,
Enrique Hinojosa.

 

Copyright © por AA-MAGISTERIO-Safa-Úbeda Derechos Reservados.

Publicado en: 2005-11-11 (152 Lecturas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *