Cantares

Siguiriyas de adolescente
Mil veces me enamoré.
Una en el amor creí.
Y en esa me equivoqué.
*

En el lago de tu cuerpo
un barquito de papel
navega, velas al viento,
sobre las huellas de ayer.
*
La niña tiene las piernas
abiertas como dos faros:
carretera, sombra entorno,
y el corazón alquilado.
*
Puso tacón a sus pechos
la niña de quince años
y reventaron dinero.
*
Se me quedó mirando
aquel beso que dí sin amor,
aquel que, sin querer,
la besó.
*
Llorando dice una flor:
«Se me ha olvidado un estambre
en el sombrío rincón
donde los hombres orinan
y las mujeres dan sangre».
*
Le aconsejaron beberse
el vaso del amor de un solo golpe,
y morirse luego
llorándolo de noche.
*
El amor
no es un pasatiempo.
Es un tiempo que pasa
con dolor.

***

Soleares de ciego
Es la vida como un puente
que va del hoy al mañana:
por debajo, como un sueño,
el tiempo pasa.
*
Un ciego, lleno de miedo,
le da cuerda al corazón
junto a la boca del Metro.
*
Dame tu mano,
sombra morena
me voy contigo
junto a la tierra.
*
Caminaré conociendo
la estructura repetida
del silencio.
*
Canto a la vida
porque no quiero morir.
Canto a la muerte
porque me duele el vivir.
*
Antes de que me acabe,
tierra de mi perfil,
tierra de nadie,
déjame mi fruto en flor.
*
Con su muerte murió el ciego
buscando briznas de luz
junto a la boca del Metro.
*
A veces debo
escribir navajas
en vez de versos.
08-03-06.
(54 lecturas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *