Andrea Pezzini

Por Fernando Sánchez Resa.

Toda empresa humana debería ser dirigida por una persona que poseyese un florilegio de cualidades sobresalientes que pudiese conformar o crear una realidad tangible de disfrute y riqueza continuados.

En Úbeda, hemos tenido la suerte de encontrarla, para goce y beneficio de todos. Es Andrea Pezzini, un italiano especial que ha sabido y querido injertarse plenamente en la idiosincrasia de nuestra ciudad; siendo un valiente  y visionario empresario turístico, todo terreno; y que, cual políglota y trotamundos, por vocación, consiguió ayudar a que Úbeda y Baeza fuesen nombradas Patrimonio de la Humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

Y ahí está, contra viento y marea, sufriendo indecisiones de políticos que no quieren vislumbrar proyectos turísticos de futuro, pues andan presos de la inmediatez volátil de las elecciones próximas; y, además, sigue plantándole cara (valientemente) a la pandemia que nos atenaza; confiando siempre en su intuición, su concienzudo trabajo y su pertinaz voluntad, para que Úbeda (y Baeza) sueñen un nuevo y merecido horizonte cultural y turístico. Y, lo más importante es que Andrea es una buena persona; con lo difícil que es serlo en nuestra sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

Sevilla, 14 de octubre de 2020.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional