Exposición sobre Antonio Muñoz Molina

Por Fernando Sánchez Resa.

En una tarde súper calurosa del pasado martes, trece de junio, pórtico de la ola de calor que estamos atravesando en estos cerros de Úbeda y el resto de España, fui invitado, a las 20:00 h y en el renacentista patio de la Escuela de Arte “Casa de las Torres”, para asistir a la inauguración de la exposición Antonio Muñoz Molina. De Úbeda a Mágina, la forja de un escritor, que está financiada por el Centro Asociado “Andrés de Vandelvira” de la provincia de Jaén, en Úbeda, y promovida por la Fundación “Huerta de san Antonio”. Sus organizadores se propusieron añadir un reto más al conocido proverbio: Trece y martes, ni te cases ni te embarques”

 

 

 

 

 

Qué honor y qué orgullo para nuestro académico escritor (que siempre ha estado al tanto del proyecto y dado su consentimiento) y nuestra ciudad estar, durante todo un mes, mostrando a sus convecinos del barrio de San Lorenzo, así como al resto de los incondicionales turistas o visitantes que se acerquen por allí, para poder comprobar su específico proceso de formación como novelista, mediante dieciséis paneles, con escogidos textos literarios y emotivas fotos (alguna, incluso inédita; y bastantes desconocidas), haciendo presente su ausencia en esta Úbeda que le vio nacer (en el cuarto de la viga, en el año 1956) y crecer, ascendiendo en su empedernida carrera de lector y contador de historias, hasta que publicó su primera novela Beatus Ille con 29 años. Es como si nuestro escritor más universal nos transmitiese al oído las vivencias más íntimas de su periplo vital infantil y juvenil, cual pozo sin fondo de su fértil inspiración.

 

Tras visionar pacientemente los paneles y fotografiarlos con largueza, charlar con la prensa local y provincial y departir con amigos un agradable rato, pude comprobar que acudieron al evento pocas personas, algunas escogidas y representativas, como la directora de la Escuela de Arte “Casa de las Torres” y representantes de la UNED de Úbeda y de la Fundación “Huerto de san Antonio”, que fueron entrevistadas por los medios de comunicación locales y provinciales, puesto que representaban a los tres pilares que la acogían.

 

Con este sencillo y entrañable acto, sin la presencia física del escritor, como nos hubiese gustado a todos los presentes, aunque vislumbrándola en nuestra lontananza imaginativa, por mor del encanto y devoción que le profesamos los allí reunidos, se dio por inaugurada la exposición. ¡Nadie debería perdérsela, pues cualquier atento visitante podrá apreciar el magnífico trabajo de documentación, con escogidos textos y fotografías entrañables, que sorprenderán a propios y extraños! No todas las ciudades o pueblos de España tienen la inmensa suerte de tener un narrador de la talla de Antonio Muñoz Molina, que ha sabido crear proyectos literarios, sólidos e imaginativos, sobre su ciudad de nacimiento, a la que rebautizó Mágina, como enclave novelesco en el que acumular experiencia, sabiduría, relatos…, con su pluma elegante y original; y de cuyo inagotable hontanar inspirador nos vamos alimentando sus más incondicionales lectores.

 

Úbeda, 13 de junio de 2017.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Información adicional