Semillero

Descripción de influencias personales entre profesores y alumnos.

La vida en un columpio

Por Emilio Hernández.
 
Jesús, dices que tu vida ha discurrido sobre un columpio permanentemente en marcha y dudoso entre lanzarte hacia adelante o hacia atrás, y así sigues, ahora que tu vida se ha tornado en un movimiento pendular más sosegado, con menos ángulo, como si el material columpio, ya tan impregnado de ti, apreciara que su viajero en cualquier momento le va a abandonar, le va a dejar huérfano después de más de ocho décadas de constante ocupación y compañía; se va a marchar sin posar los pies en ningún suelo, con alas doradas, al palomar del horizonte inmenso de la Tierra de Campos, allí donde la vista humana no distingue el cielo de la tierra.
Lo del columpio de la duda, vale; pero, cuando el otro día nos reunimos en Valladolid unos pocos de los tuyos, pude apreciar que tantos años de vaivén, de ir y volver, no han sido capaces de marear tu alma, tu corazón, tu voz... Tu voz sonaba igual de rotunda que cuando hace cuarenta años enredabas ya entre los jesuitas de las escuelas de Cristo Rey, tratando de innovar sin que se notara mucho, porque la inercia era y es la fuerza más dominante en las instituciones establecidas y añejas, quizá un poco rancias, y no está ni estaba bien visto por las jerarquías que alguien que ni era ni dejaba de ser cura tuviera ideas un tanto revolucionarias sobre el sistema educativo y pedagógico. Lo revolucionario ‑permítemelo como licencia‑, convendrás conmigo ahora que es muy bonito mientras se planifica y se lucha; pero, al final, debajo de los adoquines, no hay arena de playa...

Leer más: La vida en un columpio

Corazón de payaso

Obediente y por gozarme en los recuerdos, reseñé a colegas de mis años en Úbeda.
Pensar en una galería de alumnos me tienta como clasificar estrellas… que sólo maravillas podría consignar. Pero tantos… y tan premioso el tiempo. Dejadme que hoy, por justa compensación, os hable de otros pastoreos.
No; no sólo los de Úbeda. Tengo otras ovejas que también llenan el redil de mi vida. Y hoy también me abruman en gozo y consuelos.

Leer más: Corazón de payaso

Dios es amor

SITUACIÓN DE LA CUENTA
Período del 4.10.1943 al 31.12.2004
Número de cuenta: 854860

A favor de: JOSÉ MARÍA BERZOSA SÁNCHEZ
C/ LUIS REDONDO MTNEZ.-REY, 9
23400 ÚBEDA (JAÉN)
 

Leer más: Dios es amor

Información adicional