Cuentos para mi última promoción

Cuentos breves y brillantes.

Una inteligencia salvaje

Por Fernando Sánchez Resa.

Esto era una vez…

Un niño rubio, muy guapo, cuya larga coleta siempre ondeaba al viento; todo era puro nervio incontrolado… Tenía un corazón, unos sentimientos y una bondad que, una vez que lo conocías a fondo, estabas obligado a quererlo sin remisión…

Cuánto le costó adaptarse a las normas de la clase y de su amado colegio… Nunca estaba bien sentado en su sitio, ni tenía sus materiales escolares a punto (todo se le perdía…) y, la mayoría de las veces, andaba distraído con cualquier cosa (estampas, bolígrafos, estuches…); todo, menos atender al profesor… Y en el recreo, el enfrentamiento o pelea, estaban casi asegurados…

Leer más: Una inteligencia salvaje

La sencillez, hecha niña

Por Fernando Sánchez Resa.

Esto era una vez…

Una niña guapa y primorosa que irradiaba felicidad por todos lados… Al ser la mayor de dos hermanas, su responsabilidad era grande, pues su comportamiento era vivo ejemplo para su hermana más pequeña; que, por cierto, era mucho más alborotadora que ella…

Hacía unos dibujos preciosos y unas redacciones sin faltas de ortografía, que servían de ejemplo al profe para que el resto de la clase la imitase…

Leer más: La sencillez, hecha niña

La niña más afectuosa

Por Fernando Sánchez Resa.

Esto era una vez…

Una niña a la que sus abuelos paternos querían con locura (y viceversa). Era muy obediente y cariñosa; no podía vivir sin ellos. Lo mismo le ocurría con sus amigas y maestro. Se desvivía por atenderlos a todos…

Una de las cosas que más le agradaba era sacar buenas notas para ofrecérselas a sus familiares más cercanos, como medio de pago por el cariño que le tenían…

Leer más: La niña más afectuosa

La niña que quería ser artista…

Por Fernando Sánchez Resa.

Esto era una vez…

Una niña alegre, vital y divertida que derrochaba salero y gracia personal. Fue siempre bien guiada por su madre, pues los preciosos modelitos que lucía le daban aún más encanto personal…

Su gran afición era pintar, y además lo hacía muy bien. Incluso recibía clases de pintura, fuera del horario lectivo, para ir consolidando sus cualidades pictóricas, pues su mayor ilusión, cuando fuese mayor, era ser pintora profesional…

Leer más: La niña que quería ser artista…

La niña más cariñosa e informada

Esto era una vez…

Una guapísima niña que, desde siempre, había sido un manojo de nervios, ya que no paraba ni un momento en cualquier lugar, especialmente en clase… Todo lo tenía que comunicar; aunque le conllevara enemistades innecesarias… Pero su forma de ser, su tesón y obstinación en hacer todo lo que le dictaba su conciencia no le permitía desviarse de su camino.

Leer más: La niña más cariñosa e informada

Información adicional