Crónicas marianas

Puntos de vista sobre nuestra sociedad ambiental.

En el día del libro

Por Mariano Valcárcel González.

De vez en cuando, me entra la manía clasificatoria y acometo la labor de hacer estadillo y auditoría de ciertas cosas que se encuentran en mi domicilio; unas veces, emprendida la faena, la llevo a término en su totalidad; y otras, lo confieso, por unas u otras razones, queda a medias y hasta otro momento en el que me dé la ventolera de rematar el trabajo.

Leer más: En el día del libro

Sectas

Por Mariano Valcárcel González.

Decía San Pablo, con esa clarividencia que le hizo estructurar una religión donde solo había una secta de heterodoxos judíos, que había que creer en la resurrección de Cristo, pues si no, vana es nuestra fe. Era la piedra fundamental sobre la que se debía basar el cristianismo como doctrina verdadera que ya trascendía y superaba todo lo anterior.

¿Y si eso, en verdad, nunca sucedió…?

Leer más: Sectas

Los viejos cuadernos

Por Mariano Valcárcel González.

Es una verdadera lástima que vivamos en un país tan cerril.

No se entiende nada si no podemos machacar al contrario; no, nada de razonar, muchísimo menos dialogar… Estos verbos no se usan por nuestras tierras. De utilizarlos, daríamos muestra de debilidad, de rendición, y eso es algo que no cabe en nuestras mentes.

Leer más: Los viejos cuadernos

Impresiones

Por Mariano Valcárcel González.

Semana Santa. Es un obligado periodo anual que, aparte de la significación o bautizo religioso que se le dio tanto por permanencia de ritos ancestrales como por el recordatorio del suceso culminante del cristianismo (y, en nuestras tierras, efeméride de importancia capital muy celebrada y sentida), en realidad es un rito estacional, que muestra la necesidad de celebrar la eclosión de la primavera.

Leer más: Impresiones

Cartas apócrifas – A un independentista catalán

Por Mariano Valcárcel González.

Señor mío:

En realidad no sé a quién o quienes me estoy dirigiendo, pues confundido me encuentro entre tanto adherente y firmante de esta tendencia; bueno, proceso, sentimiento o derecho a decidir cómo se presenta y se proclama. Tal vez, admito, mi alejada residencia de ese Principado me evita enterarme en su justo término y comprender este prolijo tema.

Leer más: Cartas apócrifas – A un independentista catalán

Información adicional